Sociedad

La advertencia de la DGT para la vuelta del puente

No solo hay que tener cuidado con el tráfico. La Dirección General de Tráfico avisa de un importante detalle que hay que vigilar en la ‘Operación retorno’.

Retenciones de tráfico en Madrid
'Operación retorno' de la DGT
Esperanza Murcia
 

Son 6,6 millones de desplazamientos de largo recorrido los que la Dirección General de Tráfico (DGT) calculó por el Puente de Todos los Santos. Tras varios días de descanso, la mayor parte de los viajeros partirán este martes de vuelta a sus hogares. Es lo que se conoce como ‘Operación retorno’ y traerá consigo problemas de circulación en los principales ejes viarios, especialmente en autopistas y autovías. Por la tarde noche, estos atascos se trasladarán a los grandes núcleos urbanos. 

Pero las retenciones y el tráfico no son el único aspecto a tener en cuenta. Desde la DGT han lanzado una advertencia a todos los conductores: vigilar los excesos de velocidad. Sobrepasar el límite o llevar una velocidad inadecuada es uno de los principales factores de riesgo en la carretera. De hecho, uno de cada cinco accidentes con víctimas está relacionado con un exceso de velocidad. 

¿Motivo? Influye en las capacidades para conducir y expone con facilidad a situaciones de alto riesgo, además de que aumenta la probabilidad de morir o sufrir lesiones graves. Al respecto, la organización dirigida por Pere Navarro se muestra tajante: “Si siempre conduces a una velocidad excesiva o inadecuada, es una mera cuestión de tiempo que acabes por sufrir un siniestro”. 

Consecuencias de conducir a velocidad excesiva 

Como informa la DGT, el principal efecto de conducir a velocidad excesiva es el aumento de la distancia de detención: cuanto más rápido se circule, más tiempo se tarda y más espacio se tiene que recorrer antes de que el vehículo se detenga por completo o se disminuya la velocidad suficientemente para evitar el accidente.

Aumento distancias detención, infografía de la DGT

Pasando a los efectos sobre el conductor, provoca el llamado ‘efecto túnel’: se reduce la capacidad de anticipación y favorece la aparición de la fatiga, la agresividad y las distracciones. Cuanto más se aumenta la velocidad, más disminuye la amplitud del campo visual útil. De ahí su nombre, pues impide apreciar los peligros que se producen en los laterales y solo se ve de forma nítida el centro de la carretera. La DGT lo explica en cifras: a 80 km/h, ya se produce una pérdida del 35% en la eficacia visual. 

Efectos en los accidentes 

Como se ha explicado, la posibilidad de morir o sufrir lesiones graves permanentes es mayor en un accidente con velocidad excesiva. Desde la Dirección General de Tráfico muestran su importancia comparando el impacto provocado con el que se produce al saltar con el vehículo desde un determinado edificio

  • Una colisión a 50 km/h equivale a caer desde un tercer piso.
  • Una colisión a 120 km/h equivale a caer desde el piso 14.
  • Una colisión a 180 km/h equivale a caer desde el piso 36.

Toma de las curvas 

En las curvas, los vehículos se someten a varias fuerzas que, al desequilibrarse, pueden provocar la salida de la vía. Al circular con velocidad excesiva por ellas, el coche se vuelve inestable y puede perder su trayectoria, multiplicando el riesgo de salir de la carretera por tres. Además de aumentar la posibilidad de producir un derrape, también disminuye la capacidad de frenado con una consecuencia clara: se incrementa “sensiblemente” la posibilidad de tener un accidente en curva. Se dispararía en caso de que los neumáticos estuvieran en mal estado o el suelo se encontrase mojado. 

ARCHIVADO EN: