Sociedad

La multa de 100 euros que pone la DGT por repostar de esta manera

La Dirección General de Tráfico recomienda la forma correcta para echar gasolina o diésel y así mantener alejados los potenciales peligros y las sanciones económicas. 

Mujer repostando viendo el móvil
La DGT multa con 100 euros si no se reposta de forma correcta
Javier Martín
 

Existe una forma correcta de repostar. Acudir a una gasolinera, estación de servicio o similar para llenar el depósito de diésel o gasolina también forma parte de la seguridad vial que pretende reforzar a toda costa la Dirección General de Tráfico. Es cada vez menos común, pero la imagen de alguien sujetando la manguera y hablando por el móvil mientras reposta se trataba de algo que no estaba fuera de lo común.

Los establecimientos dedicados a ellos cumplen teóricamente todos los estándares de seguridad, pero más allá de eso, es un acto que también representa sus riesgos. Y es algo obligatorio cada cierto tiempo para circular. No hay que olvidar, primero de todo, que el fuel o los carburantes son material altamente tóxico e inflamable y que, además, se trata de una zona, generalmente, de elevado número de paso de vehículos.

Por lo que hay que cumplir determinadas normas o protocolos de seguimiento. No solo ya a nivel de prevención y seguridad individual y colectiva. “Las estaciones de servicio no tienen competencia para sancionar, pero sí se pueden negar a repostar”, avisa el presidente de la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar). Si no también por el bienestar de un bolsillo castigado por la inflación y el encarecimiento del nivel de vida: repostar de manera incorrecta puede acarrear una multa al conductor de hasta 100 euros.

DGT: ¿Cómo hay que echar gasolina?

La preceptiva recomendación y modo de empleo, casi como si se tratara de unas instrucciones, la recoge la Dirección General de Tráfico (DGT), que indica las sanciones a las que se enfrentan los conductores que pongan en riesgo la seguridad del resto de usuarios de gasolineras. La meta principal es evitar a toda costa un incendio o explosión. Así lo establece el punto 3 del artículo 115 del Reglamento de Circulación en España.

“Para repostar combustible en el depósito de un vehículo, este debe hallarse con el motor parado. Los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles”, concreta la normativa.

Otras recomendaciones de cómo hay que repostar

Además de mantener apagados el motor y cualquier dispositivo eléctrico, hay que tener en cuenta otros aspectos:

  • Acceder a la gasolinera o estación de servicio a una velocidad moderada.
  • Situar el lado de la tapa del depósito junto al surtidor. Parece una nimiedad, pero, de hacerlo, puede provocar que la manguera no llegue y se quede corta, debiendo pasarla por encima del vehículo o arrancar y mover este.
  • Obviamente, está terminantemente prohibido fumar.
  • Aunque también parece algo evidente, llenar el depósito con el combustible correspondiente, que suele venir indicado en la tapa. De ser conscientes que se ha cometido un error no hay que arrancar el motor, si no llamar a la grúa para que procedan a vaciar el depósito.
ARCHIVADO EN: