NoticiasTrabajo logo El Gobierno contratará a 926 trabajadores para reforzar las oficinas del SEPE

El Gobierno contratará a 926 trabajadores para reforzar las oficinas del SEPE

El SEPE necesita a 926 trabajadores adicionales para reforzar la Administración General Personas hacen cola en una oficina del SEPE
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) busca a 926 nuevos trabajadores. Una oferta laboral única por su particularidad histórica. Después de recibir la aprobación en el Consejo de Ministros, será la primera vez que se publicará una convocatoria de empleo público, habitualmente de forma conjunta para la totalidad de la Administración General estatal, específicamente para un organismo. En este caso, el SEPE será el que se apunte la excepcionalidad.

Para su desarrollo, gestión y ejecución, el Gobierno ha informado que destinará una partida presupuestaria de más de 21,1 millones de euros, paralelamente a los que se invertirán en la convocatoria de empleo público que verá la luz a lo largo de 2022, aún con las fechas clave por concretar.

Hay que recordar que una de las prioridades del Ejecutivo de coalición PSOE - Unidas Podemos en su recta final de legislatura es reducir todo lo posible la temporalidad. Esa está siendo la gran piedra de toque de la recta final, a contrarreloj con el 31 de diciembre como fecha límite para ser recogido por el Boletín Oficial del Estado, de la negociación de la incipiente reforma laboral.

Trabajar en SEPE: se necesitan 10.000 trabajadores

El motivo al que responde esta histórica convocatoria específica de empleo público responde a la necesidad estructural de compensar la salida de aquellos trabajadores que se contrató en interinidad para tratar de satisfacer el desmesurado volumen de trabajo adicional durante la fase cumbre de la pandemia del Covid-19 y los ERTEs y que han ido abandonando su puesto progresivamente.

Estas próximas incorporaciones se sumarán a las 250 que ya se están produciendo, a las cien que contemplaba Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) y la mencionada convocatoria general de empleo público estatal prevista para 2022. En total, una proyección global de 1.276 nuevas personas que serán contratadas.

De los 1.500 empleados que firmaron un contrato temporal, 500 salieron en verano. En septiembre le siguieron otros 500, con los últimos preparados para dejar su puesto a finales de este año 2021. Sin embargo, los estudios del máximo organismo nacional laboral aún señalan un déficit estructural en su plantilla. Se espera que ni con esas 926 próximas nuevas incorporaciones se pueda dar respuesta a toda la demanda de actividad.

Según fuentes sindicales, la plantilla del SEPE se cifra en torno a los 8.000 empleados. Un número que se antoja insuficiente para satisfacer el ingente volumen de trabajo al que se enfrentaba habitualmente el organismo, redoblado por los daños colaterales del coronavirus y que aún sigue latente y que le hace minar sus correspondientes funciones como pilar básico del estado del bienestar. Así, se calcula que son necesarios 10.000 trabajadores.