NoticiasTrabajo logo El Gobierno de España aprueba la nueva estrategia de Salud Mental

El Gobierno de España aprueba la nueva estrategia de Salud Mental

España renueva doce años después su plan para atajar la “pandemia silenciosa”, al que destinará 100 millones de euros. El suicido es la primera causa de muerte no natural en España.

El Gobierno de España aprueba la nueva estrategia de Salud Mental Así es la nueva estrategia de salud mental aprobada por el Gobierno
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Doce años después, España tiene nueva estrategia de Salud Mental, después de que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la aprobara por voto unánime de todas las autonomías el pasado jueves y se hiciera el viernes lo propio en Consejo de Ministros, donde ha recibido luz verde de la mano, también, de la nueva Ley de Empleo.

De esta manera, el plan, uno de los grandes caballos de batalla del Gobierno de coalición PSOE – Unidas Podemos, sustituye al de 2009 y tendrá vigencia hasta 2026, desde que entre en funcionamiento a partir del año nuevo. “Va a ser el desafío más importante que vamos a tener hoy y mañana”, adelantaba la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Para ello, el Ejecutivo ha apartado una partida de 100 millones de euros para desplegar las bases de actuación de la nueva estrategia de Salud Mental que espera subsanar en la medida de lo posible unos de los principales problemas sanitarios, que pasan de puntillas en la sociedad, y que acaban resultando una de las principales causas de muerte. 

Los problemas sobre la salud mental: la “pandemia silenciada”

Según las cifras oficiales, el suicido resultó la primera causa de muerte no natural en España, con 3.941 fallecimientos. De ellos, 2.930 fueron hombres y 1.011 mujeres. "Esa es la mayor y más traumática expresión de un problema de salud que es real pero poco visible en España", catalogaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al tiempo que ofrecía el dato de que, de media, diez personas se suicidan en el país.

Darias, afirmó que el coronavirus empeoró la situación: “Desde hace doce años, es la pandemia silenciada”. “La salud mental es un problema fundamental” ha continuado, por lo que considera "absolutamente necesario que visibilicemos su existencia, que no rompamos el silencio", colocándola en el epicentro de las políticas públicas.

"Mejorar la autonomía, reducir el estigma y evitar al máximo las intervenciones involuntarias. Queremos que los pacientes se recuperen en el más amplio sentido y ambicioso sentido de la palabra", ha resumido Darias sus principales puntos objetivos, que contemplan al suicidio y al enfoque de género como sus principales puntos luminosos.

La mujer desarrolla más problemas psiquiátricos que el hombre a partir de la adolescencia y presenta índices más elevados de depresión, ansiedad, estrés y trastornos en la alimentación”, ha querido justificar la ministra encargadad de gestionar la cartera de Sanidad.

De esta manera, se facilitará e implementará el acceso a los servicios de salud mental de personas con patrones suicidas, así como desarrollar y mejorar la formación de los facultativos para detectar, diagnosticar y abordar la conducta suicida. En España, el número de psiquiatras es de 11 cada 100.000 habitantes, casi la mitad que en otros países como Alemania o Francia. También los psicólogos, tres veces por debajo de la media de la Unión Europea.

Aunque el suicidio es uno de los principales focos de acción, también se estrechara el cerco sobre el resto de las enfermedades mentales. En otras palabras, el objetivo real es tratar de ampliar el espectro de consideración de la salud mental como problema social dotándola de más recursos.

Los diez pilares de la nueva estrategia de Salud Mental

A continuación se van a explicar cuáles son los 10 pilares sobre los que se apoya esta nueva estrategia de salud mental aprobada por el ejecutivo de Sánchez. Todo ello para tratar de descender el número tan alto de suicidios que hay a lo largo de todo el territorio español, una cifra que se ha visto aumentada a raíz de la pandemia del Covid-19.

  1. Autonomía y derechos de los pacientes con atención centrada en la persona
  2. Promoción de la salud mental y prevención de sus problemas.
  3. Prevención, detección precoz y atención a la conducta suicida.
  4. Atención basada en el ámbito comunitario.
  5. Foco en la infancia y la adolescencia.
  6. Atención e intervención familiar.
  7. Coordinación interinstitucional.
  8. Participación ciudadana.
  9. Formación.
  10. Investigación, innovación y conocimiento.