NoticiasTrabajo logo Aprobada la nueva Ley de Empleo: el SEPE será el ‘Infojobs’ estatal

Aprobada la nueva Ley de Empleo: el SEPE será el ‘Infojobs’ estatal

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de ley que reforma el sistema de políticas activas de empleo. Las empresas deberán ahora publicar en la Agencia Española del Empleo sus vacantes.

Aprobada la nueva Ley de Empleo: el SEPE será el ‘Infojobs’ estatal Así es la nueva ley de Empleo que ha aprobado el Gobierno de España
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

La nueva maquinaria del Gobierno de España para reformar de manera integral el sistema de políticas activas de empleo ya está en marcha. El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de la nueva Ley de Empleo que tiene como objetivo reformar las políticas activas de empleo nacionales con el objetivo de reactivar el tejido laboral.

Entre las medidas que contempla el paquete de reformas se encuentra, en líneas generales, potenciar la inserción laboral del colectivo desempleado mediante la mejora del sistema de interconexión entra los distintos organismos de ocupación autonómicos. La base que se acaba de aprobar se irá perfilando progresivamente cuando el Ministerio de Trabajo lo abra a consulta pública, se debata con autonomías y agentes sociales y se acabe de consensuar con la plana política. 

Por lo tanto, a falta de quemar las mencionadas etapas, se espera que entre en vigor a mitad de 2022. Asimismo, paralelamente, también se ha dado luz verde al Plan Anual de Política de Empleo y la Estrategia Española de Apoyo Activo al Empleo para los que se destinarán 7.648 millones de euros en políticas activas de empleo con vistas hasta el año 2024.

El SEPE: el ‘Infojobs’ estatal

Es la gran novedad del anteproyecto que se acaba de aprobar de la nueva Ley de Empleo. El Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) será la nueva Agencia Española de Empleo. Algo así como el ‘Infojobs’ del Estado y en el que se agruparán y mostrarán todas las ofertas laborales de empresas pública y aquellas privadas adscritas a los organismos de empleo. Permitirá conocer en vivo y en directo todos los trabajos que hay disponibles en España. 

Un tutor para cada parado

Para ello se pretende establecer un equipo de 7.000 técnicos de orientación profesional con mayores y mejores efectivos, estructuras y medios. La idea es la de crear un tutor para cada parado que le guíe en ese proceso de reinserción laboral mediante una bolsa común de servicios laboral interautonómica. A los 3.000 de carácter temporal que se incorporaron para los Planes de Choque por el Empleo Joven y Reincorpora-T se le unirán 4.000 provenientes de cada comunidad autónoma.

Estos tendrán la misión de elaborar un expediente laboral personalizado de cada ‘pupilo’ que tengan a su cargo y trazarle en un plazo máximo de un mes un planning individual establecido, orientando la idoneidad de su perfil, experiencia y habilidades a los cursos o formaciones más adecuados. Cada desempleado que se inscriba a la próxima Agencia Española del Empleo tendrá garantizado, como mínimo, una oferta laboral anual, así como una justificación de por qué, en el caso de existir, la ausencia de esa oferta. También tendrán obligaciones como los cursos de formación.

Parados prioritarios

A la lista de colectivos parados prioritarios en los que ya se encontraban jóvenes, parados de larga duración o mayores de 45 años, se añaden además, personas con capacidad intelectual límite, personas que sufren trastornos del espectro autista, migrantes, beneficiarias y beneficiarios de protección internacional, mujeres víctimas de violencia de género, personas que pertenecen a minorías étnicas o personas trabajadoras que provienen de sectores en reestructuración.

Para ello, y según avanzó Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, se realizará una “profunda revisión del marco financiero”. La cuestión es que el anteproyecto de ley se convierta en un hecho y no en un dicho. Así, beberá de fuentes de financiación, a parte de la de las administraciones sociales, de cotizaciones sociales y fondos europeos.