NoticiasTrabajo logo Estas son las ayudas para mujeres mayores de 45 años sin trabajo

Estas son las ayudas para mujeres mayores de 45 años sin trabajo

Las mujeres desempleadas con 45 años tienen disponibles hasta 8 tipos de ayudas económicas distintas.

Estas son las ayudas para mujeres mayores de 45 años sin trabajo Ayudas a mujeres mayores de 45 años sin trabajo
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Las mujeres que tengan 45 años y se encuentren en situación de desempleo tienen que conocer que pueden solicitar una serie de ayudas económicas. Más concretamente, son un total de 8 las prestaciones que podrían pedir, aunque no todas pertenecen al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), sino que también forman parte de estas ayudas las que entregan el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y los Servicios Sociales de las comunidades autónomas.

Por ese mismo motivo se explicará a continuación cuáles son cada una de esas prestaciones que puede tener acceso una mujer que haya cumplido los 45 años. Pero no solo eso, sino que también hay que saber lo que se cobra en cada caso y, lo más importante, cuáles son los requisitos que hay que cumplir para poder tener la oportunidad de solicitar una u otra y que se le conceda.

Con respecto a los subsidios que se van a indicar en las siguientes líneas, hay que recordar que la gran mayoría de estas prestaciones se pueden pedir una vez se haya agotado el tiempo correspondiente de paro. Por lo que aquella mujer mayor de 45 años que esté interesada, debe gastar todo el tiempo de paro que le correspondía y, una vez gastado, tiene la posibilidad de pedir una ayuda u otra, en función de su contexto personal y los requisitos que cumpla.

Las mujeres desempleadas de 45 años pueden pedir hasta 8 ayudas distintas

De las 8 ayudas económicas que tienen disponibles las féminas que están dadas de alta como demandantes de empleo, 6 pertenecen al Servicio Público de Empleo Estatal. Una forma parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social y la última la gestionan los Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma en la que se resida, por lo que hay que prestar una atención especial para evitar posibles errores. 

¿Qué ayudas se pueden pedir al SEPE?

En primer lugar se van a indicar cuáles son las 6 ayudas económicas que el Servicio Público de Empleo Estatal tiene disponibles para este sector de la población como son las mujeres mayores de 45 años que no tienen trabajo. Con respecto a esto hay que destacar que todos los subsidios que se van a indicar se trata de prestaciones no contributivas, por lo que no cotizan a la Seguridad Social de cara a la futura pensión, salvo una que sí lo hace. Todas estas ayudas tienen una cuantía fija de 463,20 euros al mes, y son:

  • Ayuda familiar: El subsidio de ayuda familiar es aquel que se entrega a las personas desempleadas que tengan cargas familiares. A menudo dichas cargas familiares suelen ser hijos menores de edad o mayores y que tengan una discapacidad reconocida. Sobre la duración que tiene, va desde los 18 meses hasta los 30 meses como máximo, siempre en función del paro que se haya consumido.
  • Subsidio para mayores de 45 años: Este segundo caso es aquel que se destina a los mayores de 45 años que no tienen cargas familiares. Se puede cobrar durante un total de 6 meses como máximo y además de los requisitos imprescindibles, las desempleadas tienen una serie de obligaciones para no perder esta prestación del SEPE.
  • Subsidio para emigrantes retornados: Se considera emigrante retornado a una persona que, después de trabajar en el extranjero, ha decidido regresar a España y lo hace en calidad de desempleado. Para ese tipo de mujeres también existe esta ayuda especial que se entrega durante un máximo de 18 meses, siempre que se cumplan con las condiciones establecidas por la administración pública.
  • Subsidio para mayores de 52 años: La cuarta de las prestaciones disponibles es la destinada a las mujeres en paro que hayan cumplido los 52 años. Se trata del único subsidio que sí cotiza a la Seguridad Social de cara a la futura pensión de jubilación y que se puede cobrar desde que cumple la edad marcada hasta que tenga la edad necesaria para acceder a la prestación de la Seguridad Social.
  • Renta Activa de Inserción: La conocida como RAI es un subsidio extraordinario que se puede pedir cuando se han agotado el resto de los subsidios anteriormente explicados. Esta ayuda se entrega inicialmente durante 11 meses, aunque lo cierto es que se puede ampliar hasta alcanzar los 33 meses de cobro de la ayuda del SEPE. Para ello será necesario cumplir con unos requisitos generales y otros específicos.
  • Subsidio Extraordinario por Desempleo: Es el último subsidio que se puede solicitar ante el SEPE y cuenta con una duración límite de 6 meses. Para poder acceder a él es necesario no tener derecho a cobrar cualquier otra ayuda que paga la administración de empleo. Además, se trata de una prestación con la que se puede trabajar, pero siempre y cuando sea con un contrato a jornada parcial.

¿Qué ayuda se puede pedir a la Seguridad Social?

Más allá de los subsidios que entrega el SEPE existe otra ayuda que gestiona y paga el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Es el Ingreso Mínimo Vital (IMV), una prestación que se trata de un pago complementario a los ingresos que pueda tener el solicitante de manera mensual para poder hacer frente a los gastos correspondientes del día a día. 

Esta ayuda tiene carácter indefinido, por lo que se cobrará durante todo el tiempo en el que se cumpla con los requisitos mínimos fijados por el INSS. Pero no solo eso llama la atención, también es importante destacar que no tiene una cantidad fija, sino que se distinguen hasta 14 pagas distintas, siempre dependiendo del número de personas que formen parte de la misma unidad de convivencia.

¿Qué ayuda se puede pedir a los Servicios Sociales?

Por último también tienen disponible una ayuda que entregan los Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma en la que se viva. Es la conocida como la Renta Mínima de Inserción Social, una prestación que tiene como objetivo principal que las familias beneficiarias puedan hacer frente a los gastos diarios como pueden ser la compra de alimentos o hacer frente a las diferentes facturas.

En este caso tampoco tiene una cantidad de dinero fija, sino que dependerá del Gobierno de la Comunidad Autónoma a la que se pida esta ayuda. Pero lo cierto es que todas estas ayudas sociales tienen una cuantía mínima para permitir a las familias en situación de extrema emergencia poder salir de esa situación tan complicada.