NoticiasTrabajo logo El SEPE ofrece este subsidio a las mujeres que sean víctimas de violencia de género

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha aclarado, a través de su sede electrónica, que hay un subsidio destinado a las mujeres desempleadas que han sido víctimas de la violencia de género o violencia doméstica. Este se trata de la Renta Activa de Inserción (RAI), una prestación no contributiva de 451,92 euros al mes que se puede solicitar siempre y cuando la afectada por esta violencia acredite una serie de documentos.

Además, el SEPE también establece los hechos en los que se puede considerar que una persona sufre violencia de género o violencia doméstica. Por lo que una mujer que se encuentre en uno de los tipos que se especificarán a continuación puede solicitar esta ayuda económica siguiendo los pasos que se marcan en el artículo sobre cómo solicitar la Renta Activa de Inserción.

Una de las condiciones imprescindibles para poder acceder a este subsidio, más allá de ser víctima de violencia de género, es estar en situación de desempleo. Por lo que debe encontrarse en situación de alta como demandante de empleo en la administración pública nacional. Pero esta no es la única ayuda que existe para las mujeres que sufran este tipo de violencia, sino que hay más disponibles, éstas se pueden conocer mediante la lectura del artículo sobre las ayudas a víctimas de violencia de género.

¿A quiénes considera como víctimas de violencia de género?

El propio Servicio Público de Empleo Estatal ha establecido una serie de criterios por los que desde la administración se considera que una persona sufre o no violencia de género. Por lo que se deben diferenciar hasta tres hechos distintos que, si se dan, sí se concede esta calificación y por lo tanto la opción de solicitar la Renta Activa de Inserción, pero, en el que caso de que no aparezca, no será así, el SEPE considerará que una mujer es víctima de violencia de género cuando reciba violencia física o verbal por parte de: 

  • Su cónyuge, excónyuge, pareja sin contraer matrimonio, expareja. 
  • Su hijo o sus padres.
  • El hijo o los padres del cónyuge o excónyuge.

Esto quiere decir que, a ojos del Servicio Público de Empleo Estatal, si se sufre cualquier tipo de violencia por parte de otro miembro de la familia no se considerará como una víctima de violencia doméstica. Por lo que no podrá acceder a esta prestación no contributiva.

Requisitos para obtener la RAI por ser víctimas de violencia de género

Para poder acceder a esta Renta Activa de Inserción por parte de la desempleada que se encuentra en esta situación tan solo es necesario que se cumplan 3 requisitos indispensables que deben cumplirse en el momento de la solicitud y cuando se vayan a pedir las dos posibles prórrogas. Y es que, pese a que inicialmente se concede para un total de 11 meses, se pueden alcanzar los 33 meses de cobro del subsidio. Estos requisitos son:

  • Estar inscrita como demandante de empleo desde hace más de 12 meses.
  • No convivir con la persona agresora.
  • Tener la condición de víctima de violencia de género. 

En este tipo de situaciones no es necesario tener más de 45 años para poder solicitar esta prestación. Sino que, tan solo con cumplir estos 3 requisitos el SEPE les concederá este subsidio durante, al menos, 11 meses seguidos siempre y cuando siga sin encontrar un empleo.