NoticiasTrabajo logo Los autónomos con impuestos aplazados en Hacienda deberán pagarlos antes del 20 de octubre

Los autónomos con impuestos aplazados en Hacienda deberán pagarlos antes del 20 de octubre

Los trabajadores autónomos deberán pagar sus impuestos aplazados a Hacienda antes del 20 de este mes, fecha límite para evitar posibles sanciones económicas.

Los autónomos con impuestos aplazados en Hacienda deberán pagarlos antes del 20 de octubre
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Con la llegada del mes de octubre son muchos los trabajadores autónomos que tienen que regular sus cuentas con la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT). Tanto es así que este día 20, miércoles de la próxima semana, será el último día para poder pagar los impuestos que estos profesionales solicitaron aplazar hace ya seis meses a Hacienda. 

Este pago tiene que ver con los impuestos que, durante el primer trimestre de este año 2021, es decir, enero, febrero y marzo, los trabajadores por cuenta propia solicitaron pagar más adelante a Hacienda. A aquellos a los que se les concedió esta suspensión temporal y aplazamiento del pago se encuentran ahora con que tienen que abonar aquellas cuantías a las que no pudieron hacer frente en los primeros meses del año. 

La del 20 de octubre se trata de una fecha importante para aquellos que deben pagar estas cuantías. Esto es debido a que aquellos empresarios que no abonen los correspondientes impuestos antes de esa fecha, sufrirán una serie de consecuencias negativas, todas ellas económicas y que se impondrán desde la Agencia Tributaria al infractor que ha incumplido la normativa vigente en relación a las fechas límites. 

¿Qué pasa si no se pagan los impuestos Hacienda?

Si se diese el caso de que un profesional autónomo no paga los impuestos a Hacienda tiene que saber que va a sufrir una serie de sanciones económicas que se dividen en tres fracciones. La Agencia Tributaria sancionará con una multa económica a este profesional que no ha abonado sus impuestos en el tiempo que se había estipulado en la medida aprobada por el Gobierno de España. 

Hacienda divide las sanciones en tres teniendo en cuenta que el impago de los impuestos depende del que no se pague. Esto es, dependiendo de si no se paga el Impuesto sobre la Renta de Personas Fijas (IRPF), el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) o el Impuesto sobre Sociedades se pagará una multa u otra, que son:

  • Multa por no pagar el IRPF: Pagará desde el 50% al 150% más de lo que debería pagar. Esto es, si tiene que pagar 1.000 euros, la multa puede llegar hasta los 1.500 euros, por lo que se pagaría en total 2.500 euros.
  • Multa por no pagar el IVA: La sanción es del 100% de lo que se debe abonar. Es decir, si un autónomo debe pagar 1.000 euros de IVA, tendrá que pagar otros 1.000 euros de sanción, por lo que pagaría un total de 2.000 euros. 
  • Multa por no pagar el Impuesto sobre Sociedades: En este último caso, el autónomo puede sufrir una sanción de 150 euros si no paga este impuesto. 

¿Cómo pagar los pagos aplazados?

A la hora de pagar los impuestos que están pendientes, el trabajador autónomo tiene que seguir una serie de pasos. Este pago se puede hacer de dos métodos diferentes, el primero es de manera presencial, aunque para ello será necesario solicitar una cita previa a Hacienda y así acudir a las oficinas de la Agencia Tributaria con este fin. 

Por otro lado, también se pueden abonar estos pagos aplazados por internet a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria. Para ello hay que seguir una serie de pasos y, además, existen varios métodos para poder abonar la deuda pendiente con Hacienda, los pasos a seguir son: 

  • Entrar en la sede electrónica de la Agencia Tributaria.
  • En ‘Trámites destacados’, escoger la opción ‘pagar, aplazar y consultar deudas’.
  • En el apartado ‘Pagar’, hay que seleccionar ‘Pagar con número de justificante’.

Ahí se abrirá un nuevo menú con una serie de apartados para poder abonar las deudas pendientes. En éste se mostrarán hasta tres modalidades diferentes para poder pagar a Hacienda, pudiendo hacer el pago mediante el cargo en la cuenta del autónomo, el pago con tarjeta o a través de una transferencia bancaria

En función de la opción que se escoja, será necesario identificarse. Este trámite se podrá realizar de diferentes métodos, ya sea con el DNI y la fecha de validez del mismo, el certificado digital o el DNI electrónico. Una vez identificados, será necesario seguir las instrucciones que vaya marcando la propia administración del Estado para poder abonar correctamente la deuda que el autónomo tenga pendiente con Hacienda. 

¿Qué consecuencias tiene pagar los impuestos con retraso?

Pagar los impuestos ahora va a suponer una consecuencia común para todos aquellos autónomos. Este sector de los profesionales que van a abonar las obligaciones fiscales que deberían haber pagado en el primer trimestre del año y que, por lo tanto, lo hará con unos meses de retraso, se verá afectado por un importe extra que se pagará junto a la cuantía inicial a la que deberían haber hecho frente hace seis meses. 

La Agencia Estatal de Administración Tributaria impondrá unos intereses que hará que la cuantía a pagar sea mayor de la que inicialmente le podría corresponder. Esto es, aquellos trabajadores por cuenta propia que vayan a hacer frente al pago aplazado, deberán pagar un 3% más de lo que inicialmente les correspondía debido a la demora del mismo. 

A modo de ejemplo, si un profesional autónomo tiene que pagar un impuesto de 1.000 euros, deberá pagar 30 euros más. Por lo que se quedaría en un impuesto aplazado total de 1.030 euros que tiene que abonar a Hacienda antes del día 20 de octubre de este año.