Pensiones

Retrasar la jubilación demorada tiene ventajas en forma de cheque de hasta 20.000 euros

Si un trabajador se acoge a una jubilación demorada del INSS puede cobrar hasta 20.000 euros. Estas son otras bonificaciones a las que puede optar.

Ventajas de retrasar la edad de jubilación
Retrasar la edad de jubilación voluntariamente tiene premio en forma de cheque.
Isabel Gómez
 

Retrasar el momento de la jubilación puede parecer algo increíble, sobre todo cuando la mayoría de trabajadores están deseando llegar a la edad ordinaria o legal de jubilación para hacer su retiro del mercado laboral. Sin embargo, adherirse a una jubilación demorada del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) tiene premio, concretamente, unos 20.000 euros de media.

Así lo ha explicado el secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo. Pero, ¿cuál es la razón por la que un futuro pensionista puede tomar esta decisión? Una cuestión que se detallará más adelante.

La pensión de jubilación demorada consiste en alargar de forma voluntaria la contribución al régimen contributivo español. Actualmente, las personas que prefieren adherirse a ella suponen menos del 2% de los trabajadores en activo.

El motivo es que suele incluir a aquellas personas que tienen insuficiencia de cotización o personas con rentas bajas y que desean engrosarlas un poco. Aun así, para poder alargar esto, no se deben haber cumplido los 70 años. También se deberá hacer cotizado un mínimo de 15 años al INSS.

Con la reforma de las pensiones en pleno debate, el secretario de Estado de dicha materia ha expresado que los cambios que vienen tendrán una serie de bonificaciones adicionales a los que ya había para animar a que haya más trabajadores que prolonguen su vida laboral mientras no quieran dejar de estar en activo.

¿De cuánto es el cheque por retrasar tu jubilación?

Desde la mencionada administración pública aseguran que el importe medio en forma de pago único que está abonando actualmente la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) a aquellos trabajadores que deciden acogerse a una jubilación demorada, está rondando la media de 20.000 euros. Aun así, desde el INSS aseguran que hay quienes han llegado a cobrar hasta 100.000 euros si han demorado el retiro más de 10 años.

Esto es posible porque con la reforma de la Ley Escrivá, a comienzos de año, se ofrece que los ciudadanos puedan retrasarla, aunque se les dan dos opciones:

  • O mejorar su pensión mes a mes.
  • Cobrar todo el importe en un solo pago.

Además, añaden que este cheque está siendo solicitado en mayor medida por futuros pensionistas que presentan una carencia de rentas y, aunque no están en riesgo de exclusión, sí que optan por cobrar de golpe el beneficio de demorar unos años su jubilación. “Así no tienen que solicitar un crédito a sus entidades financieras”, como asegura Israel Arroyo.

¿Cuáles son los incentivos por demorar la edad de jubilación?

Desde el organismo público del Ministerio de la Seguridad social recogen una serie de incentivos o bonificaciones para impulsar el deseo de alargar el retiro laboral. Actualmente, existen hasta tres de ellos, por lo que los trabajadores ven la jubilación demorada como la opción más viable para obtener una buena pensión y son los siguientes:

Un cheque de 12.000 euros

Se trata de un complemento económico por cada año completo cotizado que transcurre desde que se pudo acceder a la jubilación ordinaria (65 años, con más de 37 años y medio cotizados) pero no se solicitó. Actualmente, se puede guardar e ir aumentando la cuantía o ir cobrándola.

Para alcanzar esa cantidad será obligatorio haber cotizado, como mínimo, 44 años y seis meses por la base máxima para la pensión de jubilación. 

Un porcentaje adicional del 4% por año completo cotizado:

Este se producirá entre la fecha que se cumplió la edad de jubilación y la del hecho causante de la pensión. Dicho porcentaje se sumará al que le corresponda al trabajador. El resultado se aplicará a la base reguladora que le corresponda para determinar de cuánto será la cuantía de su pensión. Esta nunca podrá ser mayor a la cuantía íntegra mensual que se corresponde anualmente por los Presupuestos Generales del Estado.

Si se produjera una superación de ese límite sin aplicar el porcentaje o haciéndolo parcialmente, se podrá percibir cada año una cantidad resultante de aplicar a dicho límite el porcentaje adicional no utilizado para determinar la cuantía de la pensión. Esa cantidad se devengará por meses vencidos en 14 pagas.

Una cantidad a tanto alzado por cada año completo cotizado

Una cantidad a tanto alzado por cada año completo entre la fecha que se llegó a la edad de jubilación y la del hecho causante de la pensión. La cuantía a percibir varía según los años acreditados de cotización en la primera de las fechas indicadas. Se puede calcular con la siguiente fórmula:

  • Si se han cotizado menos de 44 años y seis meses: se hará un pago único de 800 euros, teniendo una pensión inicial de 500 euros al año.
  • Si se han cotizado, al menos, 44 años y seis meses: la cuantía se incrementa un 10%, por tanto, se efectuaría un pago único de 880 euros, con una pensión inicial de 500 euros anuales.

Una mezcla de las anteriores

Esto se elegirá cuando se adquiere el derecho a percibir el complemento económico. Los interesados no podrán modificar esta decisión después. De no elegirse esta facultad, se aplicará directamente el porcentaje adicional del 4%.

ARCHIVADO EN: