NoticiasTrabajo logo Orange anuncia un ERE para reducir plantilla en 485 empleados en España

Empresas

Orange anuncia un ERE para reducir plantilla en 485 empleados en España

Orange plantea un ERE para 485 trabajadores, las negociaciones con los sindicatos comienzan el próximo día 31 de mayo y tratarán de conseguir un acuerdo

Orange anuncia un ERE para reducir plantilla en 485 empleados en España
Berta F. Quintanilla
Berta F. Quintanilla
Actualizado a:

Orange saca la tijera para recortar plantilla y ataca directamente a 485 empleados, a los que realizará un ERE justificado por ‘causas organizativas y de producción’. La empresa de comunicaciones rebaja en un 15% sus trabajadores en España y ya ha llamado a los agentes sociales para comunicárselo.

Los sindicatos han puesto el grito en el cielo, y pidieron urgentemente una mesa de diálogo que comienza el próximo día 31 de mayo (curiosamente, el mismo día en que acaba la prórroga de los ERTE). Está en juego la competitividad, es cierto, pero también los contratos de trabajo de casi 500 personas. 

En estos momentos, Orange cuenta con más de 3.000 trabajadores en España. De ellos, 485 estarían dentro del Expediente de Regulación de Empleo. En un comunicado enviado a los medios de comunicación, la empresa culpa de este desastre laboral a la “fuerte competitividad” así como a la llegada llegada al mercado tecnológico de las llamadas compañías low-cost.

En este documento, la empresa Orange resalta que las negociaciones para tratar estos expedientes se desarrollarán durante los meses de mayo y junio y que la empresa lleva años asumiendo inversiones intensivas, y que necesita un cambio hacia lo ecológico. 

Hay que recordar que este último punto es de los más impulsados por el Gobierno de Sánchez en su Plan de Recuperación y Resiliencia

Este entorno de transición tecnológica está haciéndose presente cada vez más en el día a día, ya que todas las compañías tendrán que ir ajustándose a las exigencias del nuevo mercado 5G y de las telecomunicaciones.

La situación, que se ha vuelto insostenible, encadenando pérdidas de ingresos, plantea un gran reto a la compañía que, aunque necesita reducir un 15% de la plantilla, quiere hacerlo sin que suponga un daño excesivo a sus trabajadores. 

Los sindicatos dicen ‘no’ al ERE de Orange

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT han reaccionado con sorpresa a la noticia. No podían creer el ERE de Orange, máxime cuando la empresa siempre ha generado beneficios, aunque los responsables de de esta acción de reajuste laboral defienden que llevan años encadenando pérdidas, y que necesitan cambios estructurales para hacer frente a la nueva era digital, impulsada por la crisis del covid.

Así, tanto CCOO como UGT han decidido plantarse. “Nos tendrán enfrente”, aseguraron a EP. “Los motivos que ha dado Orange, que hablan de causas organizativas y de producción, no tienen nada que ver con la pandemia, según señalan los representantes de los trabajadores.

Miembros de Comisiones Obreras han asegurado que, a lo largo de los próximos días comenzarán las tomas de contacto con los representantes de Orange España.

Por su parte, UGT resalta que encuentra diferencia de criterios entre lo que dice la empresa y lo que ha comunicado a sus trabajadores. En el primer caso, habla de razones organizativas, pero a los afectados siempre les alega problemas económicos. 

Ahora, la acción sindical y de los representantes de los trabajadores hará imprescindible adaptar la operación a las circunstancias reales.

¿Cómo fue el ERE de Orange de 2016?

En el año 2016, este conocido negocio francés de teléfonos y comunicaciones online, llevó a cabo un nuevo Expediente de Regulación de Empleo, ERE, que afectó a 435 trabajadores de 5 puntos determinados de la geografía española. En este caso, los afectados son más, 485 y no están concretos en ningún lugar, sino repartidos por toda España.

En 2016, todos los despidos fueron de adscripción voluntaria. En este periodo coincide con una importante adaptación que conlleva ajustar la operación a estos cambios que se han mencionado antes, relacionados con la implantación del 5G y la adaptación a esta circunstancia de todos los productos.

En esta ocasión las circunstancias son distintas. Lo que llevó a Orange a ajustar plantilla fue la compra de Jazztel por 3.500 millones de euros, mejorando la competitividad de la empresa y la cobertura en telefonía e internet.

Garantizar la competitividad a pesar de los bajos ingresos

Orange busca tanto mejorar el servicio a los clientes como recuperar poco a poco el nivel de ganancias y llegar a la estabilidad económica. Lleva 20 años asumiendo inversiones, y necesita seguir creciendo aunque deba tomar medidas impopulares para favorecer este entorno de transición ecológica.

Pero, además, Orange ha presentado una bajada importante de ingresos, con más del 7% de bajada debido entre otras cosas, a la irrupción de las nuevas compañías low-cost. La crisis del sector turismo también ha hecho mucho daño a la compañía sobre todo en la tarifa roaming.

En estos momentos, no se espera una recuperación económica importante. Los clientes de las nuevas líneas low cost siguen creciendo, la crisis del coronavirus está dejando malos números no solo en las empresas, sino también en los datos del paro