NoticiasTrabajo logo Oleada de robos de gasolina: los 2 métodos que están utilizando

Oleada de robos de gasolina: los 2 métodos que están utilizando

Estos dos métodos de robo de gasolina están llevando de cabeza a las autoridades para luchar contra la picaresca que siempre se agudiza en tiempos de crisis.

Oleada de robos de gasolina: los 2 métodos que están utilizando Los 2 métodos que se están utilizando para robar gasolina
Paola Vargas López
Paola Vargas López
Actualizado a:

Con un precio desorbitado en la factura eléctrica y en los carburantes, no es de extrañar que las gasolineras se vuelvan claro objetivo de los estafadores para así robar o “ahorrar” en gasolina.

Y así se está viendo en EEUU en los últimos meses, donde una ola de arrestos se ha centrado en estos delincuentes que para nada están utilizando la violencia. Su modus operandi es el “hackeo” en las estaciones de servicio para conseguir combustible gratis y llenar los depósitos del liquido más cotizado actualmente a precio de risa.

Teniendo en cuenta que actualmente llenar el deposito del coche cuesta más del doble que hace unos meses, la picardía o estafa para conseguir combustible gratis se está volviendo cada vez más sofisticada, utilizando la tecnología como medio.

Aunque esta ola de robos de gasolina actualmente esté proliferando en EEUU, no es de extrañar que en breve llegue a nuestro país, puesto que los precios no paran de subir, la inflación se sitúa ya en los 10,8 puntos y los estafadores tomarán buena nota de estas malas prácticas.

Los 2 métodos que se están utilizando para robar gasolina

NBC News informa que se está observando cómo estos delincuentes utilizan 2 métodos  diferentes para poder acceder a los surtidores y así robar la gasolina. Básicamente estos piratas informativos lo que hacen es manipular digitalmente los ordenadores que gestionan los surtidores e “instalan” dispositivos caseros para descontar el combustible repostado.

No estar “actualizado” les está costando caro a dos de los grandes proveedores de gasolina de EEUU, Wayne Fueling Systems y Gilbarco Veeder-Root. Estos surtidores han sido un blanco fácil para esos hackers que aprovechan que están anticuados y dependen de fabricantes que no emplean protecciones de seguridad y además están poco estandarizados.

En el primer caso, Wayne Fueling Systems, estos surtidores tienen un mando de control remoto con el fin de que dueño e inspectores puedan acceder rápidamente a los mismos.

La picaresca viene en que estos controles no están regulados y es posible comprarlos por ejemplo en Ebay, con lo que cualquiera puede comprar este control remoto. Por otra parte, dicho mando posee un código de seguridad que por lo general el duelo de la gasolinera, no ha cambiado y sigue utilizando en que viene predeterminado al adquirirlo. Por lo que es Tab sencillo como comprar el mando y repostar gratis.

La táctica que están utilizando en Gilbarco Veeder-Root es llenar mucho mas el deposito de lo que realmente está marcando el surtidor. Llenan el tanque y pasan por caja pagando 5$. La picaresca en este caso está en que los surtidores de este proveedor tienen integrados una herramienta llamada pulsador, cuya función es decir el precio a pagar por los litros repostados.

Los hackers han sido capaces de construir la misma herramienta juntando distintos dispositivos que se pueden comprar tranquilamente en una tienda.