NoticiasTrabajo logo El IPC definitivo de junio se sitúa en un 10,2%, la cifra más alta desde 1985

El IPC definitivo de junio se sitúa en un 10,2%, la cifra más alta desde 1985

La tasa de inflación definitiva de junio alcanza en el 10,2%. Desde el INE lo justifican por el incremento de los carburantes, la luz y los alimentos básicos.

El IPC definitivo de junio se sitúa en un 10,2%, la cifra más alta desde 1985 IPC junio definitivo
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de confirmar el último dato del Índice de Precios sobre el Consumo (IPC) del mes de junio. La tasa de inflación al acabar el primer semestre del año se sitúa en el 10,2%, así que se confirman también los datos adelantados cuando se auguraron las peores cifras desde 1985 y se alcanzan los dos dígitos. Una cifra que supera ampliamente a la que se conoció en mayo, cuando quedó fijada en el 8,7%. 

En el pasado junio, la tasa de variación anual del IPC a Impuestos Constantes se sitúa en el 11,1%, nueve décimas por encima a la que registra por el IPC general. Una tasa de variación mensual del 1,9%. 

Por su parte, la tasa de inflación subyacente se incrementa seis décimas y se confirma que alcanza el 5,5%. Es la tasa más alta desde agosto de 1993 y se diferencia del IPC general en más de cuatro puntos y medio. Desde el INE explican toda esta subida por el incremento de los precios en los carburantes, luz y alimentos. Además, los grupos que destacan por su influencia en el aumento de la tasa anual son:

  • Transporte, cuya variación anual del 19,2%, más de cuatro puntos por encima de la registrada en mayo, se debe a la subida de los precios de los carburantes y lubricantes, mayor este mes que el año anterior. 
  • Alimentos y bebidas no alcohólicas, sitúa su tasa en el 12,9%, casi dos puntos superiores a la del mes pasado, y la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Destacan los incrementos de los precios de las frutas, mayor que el del año anterior, de las legumbres y hortalizas, que descendieron en junio del año pasado, y de la carne, el pan y cereales y la leche, queso y huevos, mayores este mes que en 2021. En este grupo, aunque en sentido contrario, destacan el descenso de los precios de los aceites y grasas, frente al aumento en junio del año pasado. 
  • Vivienda, incrementa su variación un punto y medio, hasta el 19,%, a causa de que los precios de los combustibles para calefacción y de la electricidad suben este mes más que en 2021.
  • Hoteles, cafés y restaurantes, con una tasa del 7,2%, nueve décimas por encima a la del mes anterior, causada por el incremento del precio de la restauración y de los servicios de alojamiento, mayor que el registrado en junio de 2021.

¿Cuáles son las medidas que ha tomado el Gobierno para frenar el IPC de junio al 10,2%?

Ayer, en el Debate del Estado de la Nación, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, dio a conocer una serie de medidas complementarias a las que se aprobaron por decreto-ley a finales de junio. Todas ellas tienen como objetivo paliar los efectos de la subida de los precios por la inflación, ya que los más afectados son las clases medias y bajas de la población. Esas seis medidas corresponden con las siguientes:

Bonificación del 100% del abono transporte de Renfe:

Consiste en una bonificación de carácter absoluto que comenzará a partir del 1 de septiembre hasta final de año. Estará destinado a los abonos de cercanías y media distancia de Renfe.

La construcción de 12.000 viviendas en la zona de Campamento de Madrid:

Se va a limitar el desbloqueo de construcción de casas en la zona de Campamento, al sur de Madrid. El 60% de esas viviendas va a ser de titularidad pública.

Dos impuestos extraordinarios: uno a la banca y otro a las grandes empresas energéticas:

Durante los ejercicios económicos 2023 y 2024, las entidades financieras y las compañías energéticas del IBEX35 van a tener que hacer frente a impuestos extraordinarios y temporales.

Becas complementarias de 100 euros al mes y rebaja de tasas universitarias:

Los estudiantes que ya estén cobrando una beca en el próximo curso escolar 2022-2023, van a recibir una bonificación complementaria de 100 euros desde septiembre hasta diciembre de este año. Estará destinada a los mayores de 16 años. Por su parte, los universitarios van a ver reducidas las tasas de cuota que cobran todos los años por su matricula.