NoticiasTrabajo logo Jubilación anticipada a los 50: así se consigue trabajando tres días a la semana

Jubilación anticipada a los 50: así se consigue trabajando tres días a la semana

Jubilación anticipada a los 50: así se consigue trabajando tres días a la semana Jubilación anticipada millonaria
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

“Quien no arriesga, no gana”. Kristin Morrison, ahora jubilada millonaria, es el claro ejemplo de este dicho popular que triunfa siempre en los negocios. Pero esta americana fue un paso más allá: vio una oportunidad de ganar dinero y la aprovechó. Con 20 años, como muchos otros jóvenes, no sabía bien qué hacer con su vida. Hasta que encontró la idea que le hizo jubilarse a los 50 años siendo millonaria

¿Cómo lo consiguió? Paseando por su ciudad natal, San Francisco, conoció a una mujer que paseaba a dos perros. Para promocionarse, llevaba una camiseta puesta anunciando un negocio de paseo de estos animales. Ahí a Morrison se le encendió la bombilla: “¿Puede la gente ganar dinero con esto?”. Fue lo que se preguntó entonces, como reveló a la página web ‘MarketWatch’. 

Después de presentarse y un largo tiempo de charla, acabó siendo contratada por esta mujer. Tres meses fueron, solamente, los que necesitó Morrison para lanzarse con su propio negocio: “Me di cuenta de que eso era lo que debería hacer. Me encanta caminar y me encantan los animales... y ser capaz de combinar ambas pasiones era increíble para mí”. De esa pasión nació su empresa, ‘Woof! Pet Sitting Service’, que la llevó al estrellato. 

Jubiación anticipada a los 50: Cómo conseguir que sea millonaria 

Kristin Morrison da la clave para jubilarse de forma anticipada con las mayores comodidades: estudiar oportunidades de negocio, trabajarlas y asumir riesgos para desarrollarlas. La fórmula, en su caso, resultó millonaria: con más de 30 empleados, a los 10 años aproximados de fundar su empresa, generaba millones de dólares de beneficios. Y trabajando, sorprendentemente, solo tres días a la semana.

Ante tal éxito, en 2013 vendió su empresa. ¿Por cuánto? Nunca quiso revelar la cantidad, pero la cifra se intuye con muchos ceros. Trabajando solo tres días por semana, tenía un salario anual que superaba los 100.000 dólares, equivalente a unos 91.000 euros. Eso a principios de la década de los 2000, porque después, como ella misma asegura, “no paró de crecer”. 

Aunque no siempre fue así. En un principio, se dedicaba a trabajar toda la semana. Y, a veces, en jornadas de hasta 14 horas diarias. Como no tenía vida, afirma la emprendedora, decidió dar un cambio radical: pasarse a la jornada de tres días semanales. Y, a contrario de lo que cabría pensar, le hizo ganar más dinero: “Tenía más libertad y ganaba más dinero, porque tenía más energía. ... Conectaba con los clientes. Podía tratar las cosas con más detenimiento. También pude ver quiénes de mi equipo nos estaban arrastrando”. Así pudo expandir su negocio a otros condados. 

Con una fortuna asentada, decidió acabar con sus jornadas de trabajo de maratón por la ciudad para tomar el liderato de la empresa: promocionó a varios empleados, se dedicó al trato de los clientes y contrató a nuevo personal cualificado. “Mi negocio estaba creciendo y yo también tenía que crecer. Tenía que ser la capitana del barco, estando en la cubierta”, revelaba sobre esta decisión. 

Cómo liderar un negocio sin experiencia

La historia de Morrison también es una lección de que, sin experiencia, también se puede liderar un negocio de éxito. Y advierte de un error que ella en un principio cometió y que le impidió durante mucho tiempo prosperar como podía: “Nunca había dirigido un negocio. No sabía cómo conseguir clientes. Al principio no era un buen jefe. Le decía a la gente lo que tenía que hacer. Decía: ‘Trabajan para mí’, en lugar de ‘Trabajan conmigo’. Hay que ser un equipo”. Siendo uno de los consejos para todas aquellas personas que se han puesto al frente de nuevas. 

Jubilación millonaria a los 50 años 

De esta forma, Kristin Morrison pudo jubilarse a los 50 años siendo millonaria. Pero, aunque pudiera hacerla, no se quedó parada. En la actualidad dirige una empresa que asesora en la creación de negocios para el cuidado y paseo de las mascotas. ¿El resultado? Está obteniendo ingresos de seis cifras. Unas cifras de récord teniendo en cuenta que le dedica poco tiempo y disfruta de la vida que siempre ha querido tener.