Díaz incentiva a los Inspectores de Trabajo para que sancione a las empresas que incumplan la reforma laboral

Díaz incentiva a los Inspectores de Trabajo para que sancione a las empresas que incumplan la reforma laboral

La vicepresidenta premiará a los inspectores con tal de asegurar el máximo cumplimiento de las condiciones de los ERTE y la reforma laboral que ya ha entrado en vigor. Los sindicatos del colectivo desconvocaron la huelga esta semana.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros | EP
Javier Martín
Actualizado a:

Punto de partido para los Inspectores de Trabajo en su duelo abierto frente al Gobierno a la hora de reclamar mejores condiciones y medios laborales. Los 200 empleados de apoyo y un plus de productividad de 1.000 a 1.200 euros por funcionario para este año prometidos por el Ejecutivo han conseguido calmar las aguas y evitar la que hubiera sido la primera huelga convocada en los 116 años de existencia de la Inspección de Trabajo u Seguridad Social (ITSS).

La misma había sido convocada para este miércoles, 30 de marzo, haciéndola coincidir con la entrada en vigor de la reforma laboral, un día después, el 31, después de ser aprobada e incluida en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado diciembre tras varios meses de arduas negociaciones entre las distintas instancias gubernamentales implicadas y los agentes sociales.

El acuerdo que alcanzaron el Gobierno y los inspectores llega con un incentivo extra, de la mano de ese plus de productividad mencionado: una prima de productividad de seis millones de euros destinados específicamente a velar por el cumplimiento de la reforma laboral y otros aspectos por parte de las empresas que componen el tejido nacional y que se repartirán de manera homogénea por grupos de funcionarios, con cuotas de entre 2.100 euros y 1.100 euros a pagar en junio y finales de año.

¿A qué prestarán extrema atención los Inspectores de Trabajo?

Los objetivos de "máximo interés" para el Gobierno y sobre las que instará a activar el radar de la Inspección de Trabajo será los siguientes:

  • Correcta instauración y cumplimiento de los cambios implantados por la reforma laboral.
  • Constatación de las obligaciones derivadas de los ERTE de la normativa Covid-19.
  • Verificación de la ejecución de las líneas maestras del plan contra la siniestralidad laboral mortal.
  • Implementación de notificaciones electrónicas y la reducción de los tiempos de tramitación de expedientes.

Los aspectos a vigilar de la reforma laboral

Estos son los puntos en los que habrá que prestar atención en la nueva reforma laboral:

  • Desaparecen los contratos temporales: se presume el contrato indefinido y los temporales se limitarán a 6 meses como máximo. Solo podrán realizarse tareas ocasionales con un máximo de 90 días. Recordemos que hasta ahora tenía un máximo de 3 años ampliable a doce meses más. Se pone fin, de esta manera, al contrato de obra y servicio. Además, primarán los convenios colectivos a los empresariales.
  • Se sancionan con mayor consideración los incumplimientos de las nuevas obligaciones de la reforma por fraude en la contratación: se aplicarán multas por trabajador afectado con cuantías de entre 1.000 y 10.000 euros.
  • Fin a los despidos en las Administraciones Públicas: se deroga la Disposición Adicional 16 del Estatuto de los Trabajadores para que las Administraciones Públicas no puedan aplicar despidos colectivos (ERE) por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.
  • Dos nuevos mecanismos de ERTE que pasarán a llamarse Mecanismos RED. El justificado por causas estructurales y el que se produzca por causas cíclicas (como en el caso de la actual crisis sanitaria a causa de la pandemia).