NoticiasTrabajo logo Vehículos eléctricos: por qué comprar uno y sus diferencias con los tradicionales

Medio ambiente

Vehículos eléctricos: por qué comprar uno y sus diferencias con los tradicionales

Entre todas las ventajas que pueden tener los automóviles eléctricos: su silencio y su comodidad a la hora de conducir es lo más destacable.

Vehículos eléctricos: por qué comprar uno y sus diferencias con los tradicionales
Gema Fernández
Gema Fernández
Actualizado a:

La venta de coches en los últimos años ha ido en descenso, y a esto hay que sumar la crisis derivada por el Covid-19, que ha hecho que este sector se vea aún más encarecido.

No obstante, las ventas en automóviles eléctricos poseen mejores resultados en comparación con hace dos años. Pues en 2020 en España se vendieron un total de 17.925 vehículos eléctricos, unos datos que duplican las cifras de 2019. 

El máximo responsable de una de las mayores empresas del sector de la Movilidad Eléctrica, Movelco, señala que aunque durante el primer trimestre de este 2021 las ventas de estos coches han ido ''en descenso'', a consecuencia de la pandemia, si se espera ''una pronta recuperación y avance en el negocio’’, afirma el CEO Rubén Blanco.

Además, indica que ''aunque en un primer momento estos vehículos tienen un precio más elevado que los de combustión, después con el tiempo son un gran ahorro. Debido a que no gastas en combustible, pues invirtiendo tan solo 1 euro para recargarlos, estos coches tienen una autonomía de 100 km, mientras que los tradicionales pueden necesitar hasta 10 euros para hacer el mismo trayecto.'' 

Y por otro lado, Rubén Blanco menciona, también, las ayudas ‘Moves III’ como una posibilidad para adquirir un vehículo eléctrico. Pues se trata de un ambicioso proyecto de 400 millones de euros, que se ha creado con el fin de promover la movilidad sostenible.

Aun así, estos tipos de coches han ido incrementando en ventas si se compara con los automóviles de gas. En un año donde las ventas de vehículos han tenido unos resultados nefastos; con unas ventas por debajo del millón de unidades, unas cifras que no se tenían desde hace casi siete años. 

Y en 2020 los resultados se cerraron con un descenso del 32,2% y con un total de 851.211 automóviles matriculados. Aunque son muchas las personas que aún no se convencen, la movilidad sostenible posee numerosas ventajas:

¿Cuáles son las principales diferencias entre un vehículo tradicional y uno eléctrico?

Los vehículos eléctricos no emiten ningún ruido ni vibraciones mientras se están conduciendo. Además, su motor es imperceptible al oído de sus pasajeros, por lo que son mucho más sigilosos que los coches habituales, y por otro lado, no se perciben ningún tipo de vibraciones cuando se va en su interior. Incluso su conducción es mucho más suave que los automóviles de gas. 

Los autos eléctricos no llevan caja de cambios ni embrague. Por lo que su conducción será igual que si se hace con un coche automático, y su aceleración inicial tendrá una mayor potencia que con un vehículo de combustión. 

Los vehículos eléctricos aprovechan la energía cinética para cargar la batería. Por ejemplo, para levantar el freno y pisar el acelerador, y esto provocará que se ahorre energía, y por consiguiente que se gaste menos combustible. Esta ventaja no la tienen los coches de combustión, por lo que en cierto modo es energía que se desperdicia.

Los viajes con el coche eléctrico se tienen que planificar, ya que no hay puntos de recarga tan numerosos como para los vehículos de diesel o gasolina. Es un gran hándicap debido a que el uso de estos automóviles aún no está del todo extendido por el país.

En cuanto a la calefacción para los vehículos de combustión se recomienda no sobrepasar los 22 grados de temperatura, mientras que en los autos eléctricos es necesario valorar antes la autonomía del coche, ya que esta puede afectar a su rendimiento. 

¿Dónde se puede recargar un vehículo eléctrico? 

Aventurarse en la compra de uno de estos coches puede ser todo un reto, aparte de sus numerosas ventajas, también son vehículos de última tecnología y de los más punteros en el mercado. 

No obstante, aunque hay que disponer de un garaje con enchufe o un punto de recarga propio, no todas las personas tienen uno en su hogar, por lo que esto hace que sea aún más complicado su compra.  

Aunque en la vía pública siempre se pueden encontrar puntos de carga habilitados o en algunos establecimientos como hoteles u otros puntos. 

Estos puntos de carga suelen ser muy rápidos y en una hora o media hora hemos podido cargar por completo la batería del auto. Pero aunque pueda parecer difícil de encontrar, el mapa virtual Electromaps, ayuda a planificar mejor un viaje y saber cuáles son los sitios de recarga más próximos durante el trayecto.

En el mapa español, concretamente, hay localizados más de 3.500 puntos de carga, que se encuentran repartidos en diferentes establecimientos. Además, esta aplicación permite hacer la búsqueda en función de la ciudad, tipo de establecimiento o tipo de conector. 

Sin duda, una herramienta de lo más práctica si se tiene por primera vez un coche eléctrico, y además, en esta web se pueden ver los puntos de recarga en otros países.