NoticiasTrabajo logo SEPE: Subsidios que pueden solicitarse a partir de septiembre de 2021

SEPE: Subsidios que pueden solicitarse a partir de septiembre de 2021

Con el fin del verano muchas personas pierden su empleo, pudiendo solicitar estos subsidios al SEPE desde este mes de septiembre.

Subsidios que pueden solicitarse a partir de septiembre de 2021
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Con el fin de la temporada de verano, muchos son los trabajadores que también ven concluir su tiempo de trabajo, debido a que estaban contratados como empleados temporales para cubrir las necesidades propias de la temporada alta. Ahora, con la llegada del mes de septiembre, esas personas pasan a ser desempleadas, teniendo que registrarse en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y pudiendo acceder a una serie de subsidios económicos mientras encuentran otro trabajo.

Se trata de un total de seis prestaciones y ayudas económicas que se podrán solicitar, en su gran mayoría, al propio SEPE. Aunque también existen casos en los que se deberán dirigir al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para poder pedir la obtención de dicha cuantía económica. 

Los nuevos desempleados podrán solicitar los subsidios dependiendo siempre de la situación en la que se encuentren, por edad y tiempo de cotización. Además, también deberán cumplir una serie de requisitos específicos en cada uno de ellos para que, bien desde el Servicio Público de Empleo o desde la Seguridad Social, les sea concedida. 

Subsidios disponibles en septiembre para los desempleados

Hay que diferenciar hasta siete tipos de prestaciones y subsidios económicos que están disponibles para aquellas personas que hayan sido dadas de alta como demandantes de empleo en este mes de septiembre. Todas ellas están destinadas a un tipo de persona en concreto, por lo que, dependiendo de la situación en la que se encuentre, deberá solicitar una u otra modalidad de estas ayudas.

Prestación contributiva 

La prestación contributiva por desempleo (o paro), está disponible para aquellos trabajadores que, una vez han sido inscritos como demandantes de empleo, acumulan un mínimo de cotización a la Seguridad Social. Esto es, el desempleado debe haber cotizado, como mínimo, un año al INSS para poder acceder a este tipo de ayuda. 

Además, la cuantía económica no es fija, sino que dependerá del salario que tenía en la empresa cuando estaba trabajando. Para saber cuando corresponde esta prestación, se puede ampliar información a través del artículo sobre cómo calcular el paro, la prestación por desempleo del SEPE. Aunque lo que sí es cierto es que hay unas cuantías mínimas y máximas que no podrán sobrepasarse. 

Para poder solicitar esta ayuda, el SEPE detalla que se deben de cumplir una serie de requisitos obligatorios para tener acceso a la misma. Más concretamente, son siete las condiciones que se deben dar para que el desempleado pueda obtener esta cantidad económica correspondiente al tiempo de cotización. Para conocer cuáles son esos requisitos y cómo se puede solicitar el paro, es recomendable ampliar la información a través de cómo cobrar el paro: requisitos, duración y cuantías para 2021.

Subsidio por insuficiencia de cotización

La segunda de las ayudas que hay disponibles en septiembre para los nuevos desempleados es el subsidio por insuficiencia de cotización. Suele ser el más común entre los trabajadores temporales en verano, debido a que muchos son personas jóvenes que tienen su primera experiencia laboral y que no llegan al tiempo mínimo de cotización a la Seguridad Social. Todo ello debido a que el tiempo de actividad laboral es de 3 o 4 meses, coincidiendo con la época estival.

En este caso, la cuantía económica que se cobra sí que es fija, siendo de 451,92 euros mensuales. Además, también se paga durante un tiempo determinado, aunque varía en función de la situación de la persona solicitante, pudiendo ir desde los 6 meses hasta los 21 meses como máximo. Para establecer el tiempo que se va a entregar la cuantía, se tendrá en cuenta dos aspectos del solicitante:

  • Si tiene cargas familiares: En el caso de que el desempleado tenga, habrá que tener en cuenta el tiempo cotizado.
    • Si es inferior a 6 meses, se cobrará lo correspondiente al tiempo trabajado, siempre con un mínimo de 3 meses cotizados.
    • Si es superior a 6 meses, podrá durar hasta 21 meses el cobro de esta ayuda.
  • Si no tiene cargas familiares: La ayuda a cobrar será de un tiempo máximo de 6 meses, siempre y cuando haya cotizado esos 6 meses o más tiempo.

Para saber cuándo se puede tener acceso o no a este subsidio, se deben tener en cuenta una serie de requisitos que el desempleado debe cumplir en todo momento. En esta guía sobre el subsidio por insuficiencia de cotización, se podrá ampliar información sobre cuáles son esas condiciones y, si se cumplen, cómo se debe solicitar al SEPE.

Ayuda familiar

Para aquellas personas desempleadas que tengan cargas familiares, el SEPE también establece un subsidio especial para estos casos, como es la ayuda familiar. Este subsidio está destinado a aquellos desempleados que, además de tener dichas cargas familiares, han agotado la prestación contributiva por desempleo (el paro) que les pertenecía y que, tras agotarlo, continúan sin encontrar trabajo. 

A la hora de cobrarlo, hay que destacar que también se trata de una cuantía fija, siendo de 451,92 euros al mes, al igual que el subsidio por insuficiencia de cotización. Aunque, en este caso, se puede ver prolongada en el tiempo con una duración máxima de 21 meses siempre y cuando se den una serie de hechos por parte del solicitante.

El tiempo que dure la concesión de esta ayuda familiar dependerá, por un lado, de la edad con la que se solicite, si tiene menos de 45 años o más de 45 pero menos de 52 años. Y también del tiempo de paro que se haya agotado, si es inferior o superior a cuatro meses

Pero no es solo eso lo que se tendrá en cuenta para que desde el SEPE se apruebe la concesión, sino que habrá que acreditar que se cumplen unas condiciones específicas. Para conocerlas, se puede ampliar información a través de la guía sobre el subsidio por ayuda familiar para desempleados, en el que se detallan los requisitos y también cómo se puede solicitar una vez que se cumplen. 

Además, no solo pueden acceder a ellas, sino que desde el ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 también se elaboró una guía en la que se establecen todas las ayudas familiares que hay disponibles para este 2021. Siendo tanto de ámbito económico como en cuestión de servicios. 

Subsidio para mayores de 45 años

Otra de las ayudas económicas a las que el nuevo desempleado puede acceder a través del Servicio Público de Empleo es el subsidio para las personas mayores de 45 años. En este caso, existe un hecho que lo diferencia de la ayuda familiar, y es que para solicitar esta prestación no se pueden tener cargas familiares

Para poder acceder al cobro de esta ayuda, el solicitante debe cumplir, como mínimo, tres condicones, como son haber agotado el tiempo en el que estaba recibiendo el pago de la prestación contributiva por desempleo, encontrarse en una situación en la que no tenga ingresos suficientes para afrontar los gastos obligatorios y, por último, no tener a menores a cargo o mayores con un grado de discapacidad. 

La cuantía económica que se destina a cada desempleado mayor de 45 años que se acoge a esta ayuda, es, al igual que en los casos anteriores, de 451,92 euros de manera mensual. Lo que sí varía es la duración máxima que tiene este subsidio, ya que, a diferencia de los anteriores, se limitará en 6 meses, sin opción a poder ampliarlo

Si se cumplen los tres requisitos específicos mencionados en este apartado, será el momento de pedirlo al Servicio Público de Empleo Estatal. Para ello, se deberán seguir unos pasos muy sencillos que se podrán consultar a través de la guía sobre cómo solicitar el subsidio para mayores de 45 años.

Subsidio para mayores de 52 años

La última de las prestaciones que se pueden solicitar al SEPE si eres un nuevo desempleado tras la temporada veraniega es el subsidio para las personas que sean mayores de 52 años. Es muy parecida a la ayuda económica para las personas mayores de 45 años, aunque realmente es un subsidio único debido a una serie de peculiaridades que así lo definen

Para poder acceder a esta ayuda, con la que se cobra 451,92 euros al mes, también es necesario haber agotado el tiempo que al desempleado le pertenece de paro. Lo que hace visible la dificultad que tiene, una persona de esta edad, el hecho de poder volver a incorporarse al mercado laboral. El SEPE, o extinto INEM, tiene en cuenta este detalle de la dificultad, y, por eso, se trata de una ayuda que se ve prolongada en el tiempo hasta que el desempleado puede acceder a pedir la pensión por jubilación, ya sea contributiva o no contributiva. Por lo que se trata de una de las más longevas. 

Para poder cobrar este subsidio, el SEPE elaboró una serie de requisitos especiales, que eran de obligado cumplimiento y que debían darse en todo momento para poder seguir cobrándola por parte del desempleado. Para conocer de primera mano cuáles son esas condiciones hay que dirigirse hasta el artículo sobre cómo solicitar el subsidio para mayores de 52 años en 2021. En el que destacan los requisitos principales y los pasos para poder acceder al mismo. 

Ingreso mínimo vital

Por último, los nuevos desempleados también tienen derecho a solicitar el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Anteriormente se ha explicado que no todas las ayudas debían solicitarse al SEPE, y esto es debido a que, en cuanto al IMV, el desempleado debe pedirlo al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS)

Esta ayuda se trata de una prestación no contributiva que ofrece la Seguridad Social, y que está destinada a aquellas personas y familias que se encuentran en una situación de vulnerabilidad por no tener los suficientes ingresos económicos. Para ello, el INSS ofrecerá unas cuantías que no son fijas, sino que dependen de la situación de la persona solicitante o de los ingresos familiares, aunque sí existen unas cuantías mínimas, situadas en los 469,93 euros al mes, y una cantidad máxima, siendo de 1.033,85 euros mensuales.

Además, hay que destacar que se trata del subsidio más largo, esto es debido a que, desde el Gobierno de España, se estableció que se entregaría a estas personas durante un tiempo indefinido. Para poder obtenerlo, el ejecutivo nacional explicó que debían cumplirse una serie de requisitos únicos y que, además, debían acreditarse en todo momento, ya que cualquier tipo de modificación podría suponer una eliminación de esta ayuda. 

Para poder consultar cuáles son estas condiciones especiales y, si se cumplen, cómo se debe solicitar esta ayuda, se puede visitar una completa guía sobre el Ingreso Mínimo Vital: requisitos cuantías y cómo solicitarlo al INSS. En el que detallan los pasos de una manera sencilla para poder acceder a esta prestación no contributiva.