Sociedad

La estafa de Bizum que puede dejarte sin vacaciones esta Semana Santa

Hay una nueva estafa que se realiza a través de Bizum que está dejando sin Semana Santa a muchos particulares. Se utilizan los alquileres vacacionales como foco del engaño.

Alerta por la nueva estafa en Bizum que puede dejarte sin Semana Santa
Nueva estafa de Bizum esta Semana Santa
Esperanza Murcia
 

Una nueva estafa puede dejarte sin Semana Santa. Los ciberdelincuentes no descansan y, además, han utilizado un foco perfecto para desarrollar sus timos: los alquileres vacacionales. Después de los años de pandemia, muchos españoles han optado por viajar a otra ciudad para pasar las vacaciones, aprovechando que ya no existen restricciones. Lo que, a priori, puede ser motivo de alegría, puede pasar a convertirse tragedia por este fraude que ya se está localizando en varias ciudades. 

Y es especialmente peligrosa no solo porque utiliza como gancho las residencias que se alquilan como alojamiento durante los festivos de Semana Santa, sino porque utiliza una aplicación que usamos prácticamente a diario: Bizum. La estrategia, aunque simple, le está saliendo a la perfección a estos estafadores, picando más de una persona en su ‘modus operandi’. 

La táctica, que adelantó el portal ‘Reclamador’, ha conseguido estafar cantidades que pueden hacer bastante daño en la economía familiar: desde 1.000 hasta 3.000 euros. Para no caer en este engaño, que puede dejarnos la cuenta temblando, se explica a continuación el funcionamiento de esta estafa para saber reconocerla al instante. 

Cómo es la nueva estafa a través de Bizum 

Según explica el citado portal, ‘Reclamador.es’, el supuesto inquilino (que en realidad es un estafador), se muestra realmente interesado en alquilar un apartamento o casa. Así, después de ganarse la confianza del casero, le indica al mismo que quiere realizar el pago por su alquiler a través de Bizum. Ahí se encuentra la rampa: aunque sea uno de los servicios de pago más utilizados, algunos todavía desconocen su funcionamiento. 

Este matiz es lo que aprovechan estos estafadores, pues en vez de enviar el dinero en concepto de alquiler, lo que envían al casero es una solicitud de pago. La víctima, que es la persona que pone una vivienda en alquiler, recibe entonces un mensaje donde se puede comprobar que se trata efectivamente de un pago, pero el supuesto inquilino  no le está enviando el dinero que se ha acordado previamente, sino la acción contraria: una solicitud del mismo. 

Aunque puede parecer simple, el no leer con cuidado está generando más de un disgusto. Sobre todo porque, una vez que se acepta y se realiza la transacción, la operación es irreversible. Esto es, no se puede cancelar. Además de que puede ser imposible volver a contactar con el estafador y, en caso de hacerlo, este puede declarar que el envío de dinero fue voluntario. En este sentido, puede ser difícil demostrar que no ha sido así. 

¿Cuál es la solución? No utilizar el servicio de Bizum con personas desconocidas o de las que se pueda sospechar. Este fraude, que encuentra en Semana Santa un campo de cultivo de lo más favorable para efectuarlo, ya está siendo investigado en ciudades como Palencia y Murcia a manos de la Policía Nacional, detectándose hasta 10 hechos delictivos relacionados con este engaño. 

Otras estafas relacionadas con el alquiler vacacional 

En lo que se respecta a los alquileres vacaciones, especialmente comunes en Semana Santa y verano, hay otra estafa que siempre se repite. Se trata de ofrecer un supuesto alojamiento, siempre contratado a través de internet, que en realidad no existe o que incluso se ha alquilado a otra persona. 

Por ello, se recomienda siempre alquilar los alojamientos desde portales seguros, en páginas webs oficiales. Aunque, si se ha sido víctima, el siguiente paso es recopilar todas las pruebas posibles para acudir a la Policía o Guardia Civil. Algunas pistas que pueden indicar que se está ante un fraude son los precios muy llamativos, por debajo de la media, o los caseros que alquilan su vivienda desde el extranjero. 

ARCHIVADO EN: