NoticiasTrabajo logo Crece el número de españoles que recurren al subsidio de 463 euros pese a la mejora del paro

Crece el número de españoles que recurren al subsidio de 463 euros pese a la mejora del paro

Tal y como desprenden los últimos datos del Ministerio de Trabajo, 756.361 personas se benefician actualmente del subsidio extraordinario por desempleo, una ayuda para aquellos que hayan agotado su derecho a cobrar la prestación contributiva.

Crece el número de españoles que recurren al subsidio de 463 euros pese a la mejora del paro Oficina de empleo en la Comunidad de Madrid
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Cada vez son más los españoles que se ven en la obligación de acudir al subsidio extraordinario por desempleo (SED) de 463 euros. Esta prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) está destinada a todos aquellos que hayan agotado su derecho a cobrar la prestación contributiva (el paro común) y se encuentren en situación crítica, sin que sus ingresos sean superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

El SED o subsidio extraordinario por desempleo es una ayuda extraordinaria del SEPE (INEM) de 463,21 euros al mes de cuantía y con una duración máxima de seis meses. Este subsidio es la última ayuda que pueden solicitar los desempleados con ingresos por debajo de los 750 euros al mes. Una vez finalizada, si el trabajador en paro sigue sin encontrar empleo deberá acudir bien al ingreso mínimo vital o los salarios sociales de las Comunidades Autónomas.

Sus solicitudes, tal y como evidencian los últimos datos de empleo publicados esta semana por el Ministerio de Trabajo, han aumentado considerablemente en los últimos meses, diferenciándose de una tendencia histórica sensiblemente inferior. Concretamente, el número de beneficiarios de esta ayuda no contributiva superan ya en un 3% las que se concedieron a finales de diciembre de 2021, situándose actualmente en los 756.361. El número de personas desempleadas, por su parte, ha pasado de 813.729 a 723.888 en el mismo periodo de tiempo.

La cifra, a pesar de su sonoro cambio de tendencia, no resultaría tan llamativa de no ser por el contraste con las cifras del paro mencionadas anteriormente y que evidencian su bajada, que a cierre de este último mes de marzo disminuyeron en 840.000 personas si se comparan con el mismo mes del 2021, en plena pandemia del Covid-19. Es decir, hay más beneficiarios del subsidio de desempleo de 463,21 euros que de la prestación contributiva general por desempleo, o más conocido como el paro. Unos suben, y otros bajan.

Más parados de larga duración

Varias son las lecturas que se pueden extrapolar de esta realidad, como la de que los estragos laborales y económicos de la pandemia no solo han sido intensos, sino prolongados en el tiempo. Cada vez hay más parados de larga duración a los que les está resultando difícil reincorporarse al mundo laboral. Todo ello a pesar de la reforma laboral recientemente instaurada.

Desde enero, en prácticamente tres meses, son casi 32.000 personas más las que tienen acceso al SED. Y su número no ha hecho más que aumentar desde 2018, cuando el equipo de gobierno del PSOE llegó a la Moncloa. En ese momento, cuando consiguió sacar adelante la moción de censura contra el PP de Mariano Rajoy, los que se beneficiaban de esta ayuda eran 643.450 españoles. Esa cantidad aumentó en casi 20.000 personas justo antes de la llegada del nuevo coronavirus y su oleada de despidos, ERTE y restricciones empresariales, 805.177 personas cobraban en ese momento la ayuda

Más de 100.000 parados recurren a esta ayuda desde la llegada de Sánchez

Por tanto, la realidad numérica es que desde que gobierna Pedro Sánchez, el número de parados que acceden al SED ha aumentado en más de 100.000. No solamente eso. Los números también son relevantes en cuanto a otras prestaciones similares de carácter especial para los parados, 114.000 españoles perciben los 463 euros de la renta activa de inserción, 88.000 personas reciben el subsidio agrario.

A todo ello se añade la tasa de cobertura, que mide la proporción de personas sin empleo, pero con experiencia laboral que se benefician de prestaciones por desempleo. El número de personas sin trabajo que se beneficiaron de alguna prestación por desempleo ha aumentado un 2%, del 54 al 56%, desde que Sánchez llegó al Gobierno. Otra estadística, a pesar de la puesta en relieve en numerosas ocasiones de su política social, que se mantiene estable, al alza.