NoticiasTrabajo logo Comienza la huelga del metal en Bizkaia por su convenio colectivo

Comienza la huelga del metal en Bizkaia por su convenio colectivo

Primera jornada de huelga, que se suma a los de Mercedes-Benz y a la de la metalúrgica de Álava. Los transportistas plantean otro parón generalizado.

Comienza la huelga del metal en Bizkaia: el convenio colectivo, en juego La adecuación del salario al IPC, el otro punto clave.
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El sector del metal de Bizkaia comienza su pulso ante la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM). Hoy 23 de junio, comienza la primera jornada de huelga de las tres convocadas por los trabajadores ante el bloqueo de las negociaciones con la patronal, inflexible por el momento antes las peticiones de los sindicatos.
 
Estos reclaman que el convenio colectivo se actualice con unos salarios un punto porcentual por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC), que actualmente cerró mayo en el 8,7%. Esta, la de la adecuación a la inflación de los salarios y las pensiones ante la escalada de precios, es una de las grandes ‘batallas’ del Gobierno.
 
La de Bizkaia, que los sindicatos han cifrado en un 85% de seguimiento sin notables incidentes en esta primera jornada, se une a otras en el norte de la geografía nacional. La de Álava, con la que coincidirá el 30 de junio. Sin embargo, su convenio colectivo sí que está asociado al IPC, por lo que su poder adquisitivo no menguará.


También, en el mismo lugar, en Guipuzkoa, la de la fábrica Mercedes Benz, que exigió flexibilidad laboral a los empleados, como trabajar los domingos. La planta aporta el 5% del PIB vasco. Ellos también solicitan ligar los salarios al IPC. El norte toma la iniciativa.

Los motivos de la huelga del metal de Bizkaia

Ante la evidencia de la poca o nula voluntad de negociar por parte de la patronal en esa mesa intersindical celebrada en marzo, los sindicatos ELA, CC OO, LAB, UGT, ESK, CGT y CNT se vio obligada a pasar a la acción.

Tres jornadas de huelga, la de hoy y otras dos para el 30 de junio y el 1 de julio, y un documento de 17 puntos para reformar el convenio colectivo. Les refuerza el hecho de que la previsión de la FVEM aviste que el 80% de las empresas del metal mantengan o aumenten beneficios.

Reivindicaciones 

  • Subida salarial un punto porcentual por encima del IPC.
  • Reducir 8 horas la jornada laboral anual.
  • Limitar los contratos por ETT a tres meses.
  • Abordar medidas concretas en favor de la igualdad de género.
  • Introducir al colectivo LGTBI en el protocolo de acoso.
  • Realizar un mapa del amianto, subrogar a los trabajadores de las subcontratas cuando la empresa principal quiera prescindir de la empresa subcontratante. 
  • Introducir el derecho a los cuidados de hijos menores de 12 años y de personas dependientes.

La patronal, por su parte, ofrece por el momento subir los sueldos un 2% hasta 2024 o, por el contrario, un 2,5%, un año más de convenio y “flexibilidad” laboral en los trabajadores. Sin embargo, el sector convocante y los sindicatos consideran que sería insuficiente, por debajo del IPC interanual, que actualmente se encuentra en el 6,5%.