NoticiasTrabajo logo ¿Qué pasaría si no existiese el Sol?

¿Qué pasaría si no existiese el Sol?

Aunque no hay evidencias científicas reales, la desaparición del Sol tendría consecuencias nocivas para la Tierra, pudiendo provocar hasta su desaparición.

qué pasaría si no existiese el Sol
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

¿Cuáles serían las consecuencias de que se apagara el Sol? A veces por estar tan habituado a algo, algo tan presente como la luz y el calor del sol, se hace invisible. Pero no por ello resulta menos importante. Siempre puntual y cumplidor, sus funciones resultan tan vitales para la Tierra y la vida como se conoce que todo cambiaría.

Si la respuesta a la pregunta de qué ocurriría si no hubiera luna ya conllevaba implícitas consecuencias negativas, la del sol ya sería catastrófica. Incluso, el planeta y todas sus especies como las conocemos, podrían dejar de existir.

Consecuencias de la no existencia del Sol 

Ocho minutos, lo que tardan sus rayos en impactar contra la superficie, tardaría la Tierra en notar la ausencia de su estrella principal, de la que sufre una dependencia absoluta. Una realidad que afortunadamente no se ha podido evidenciar, pero que sí refuerzan las hipótesis de los principales estudios. Por tanto, ¿qué ocurriría si desapareciese el sol?

Una Tierra perdida: ¿y la atmósfera? 

Al igual que la Luna, el Sol tiene una fuerza gravitacional clave en el sistema planetario para la dinámica del globo terráqueo, basada en su movimiento de rotación y traslación. Cuanto mayor sea la masa del astro, mayor será su influencia gravitatoria.

tierra vagando espacio

Por tanto, si el Sol desapareciese, ese motor que propicia su capacidad de atracción espacial sobre el planeta también lo haría, dejando a la Tierra desorientada, vagando por el espacio y con la posibilidad de colisionar. Asimismo, también es clave para mantener la atmósfera, ese escudo terrestre que protege y proporciona oxígeno y que probablemente desaparecería. 

La eterna noche

Si el sol muriera se tardaría tan solo ocho minutos en pasar a vivir en la eterna oscuridad. Los casi 300.000 km/s a la que viaja la luz solar pasarían a cero, dejando casi únicamente como iluminación la luz de resto de estrellas, con potencia mínima en comparación con el rey de los astros. No sería la penumbra total, pero sí se acercaría.

La especie humana debería, entonces, abusar de la iluminación artificial durante el tiempo que fuera posible, ya que la electricidad y los combustibles fósiles no son eternos. Pero se alterarían alocadamente los ritmos circadianos y biológicos, así como ciclos reproductorios o épocas de migración para otras especies. Tampoco veríamos la Luna, que refleja la luz solar. 

Bajada de temperaturas: beber, en peligro

Noche eterna, y también frío. Otra de las consecuencias de privarnos de su radiación. La temperatura se desplomaría progresivamente, sin frenos y cuesta abajo. No se notaría de forma inmediata, ya que el núcleo de la Tierra mantendría algo de calor, una de las funciones principales del Sol, al menos durante algunos años, pero acabarían superando los -50 º C para poder acabar en los -80 ºC, muy alejados de la media entre -10 y 45 entre los que se mueve el intervalo ideal para la vida correcta.

Se congelarían el agua del planeta y toda aquella forma de vida que no pudiese soportar temperaturas extremas. Esto alteraría ecosistemas y toda la cadena trófica, generando caos, desabastecimiento e incertidumbre. Se puede estar semanas sin alimentarse, pero pocos días, entre tres y cinco, sin beber. Habría que descongelar el agua y potabilizarla. 

Falta de oxígeno y alteración de la cadena trófica

vida marina

Daño de muerte aparte para la mayoría de la vida marina, las plantas, algunas bacterias y algas dejarían de hacer la fotosíntesis en la que se sustenta su existencia y que abastece, transformando el dióxido de carbono, de oxígeno al planeta. Las estimaciones apuntan a que habría una reserva para respirar cercana a los 1.000 años. ¿Cómo se respiraría después? 

Más allá de estos, estas morirían y también el resto de seres vivos que se alimentan de ellas, en días o semanas. ¿Cómo se alimentarían el resto de escalones de la cadena trófica? ¿Cómo se mantendría la productividad del 99.8% de especies?. Preguntas que se nos quedan sin respuesta.