NoticiasTrabajo logo El huracán Larry pone en alerta a España y Europa

El huracán Larry pone en alerta a España y Europa

Inestabilidad meteorológica, descenso súbito de las temperaturas o más DANA, entre las posibles consecuencias del huracán Larry.

huracán Larry España
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

De la DANA de otoño o gota fría al hucarán Larry. Con este nombre ha sido bautilizado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Se trata del último fenómeno meteorológico capaz de producir alteraciones bruscas del tiempo que señala a España. Puede ser, por tanto, que no sean las últimas imágenes de localidades anegadas y destrozadas por el agua como Iniesta, Cobisa o Tarragona.

Un otoño cuya llegada podría acelerar de golpe Larry, a pesar de encontrarse a miles de kilómetros del viejo continente. Actualmente se mueve en el Atlántico Norte, acechando a Estados Unidos, Canadá y las Antillas, pero posee tal vigor que sus efectos colaterales podrían desembocar en Europa con suma rapidez. En otras palabras: no haría falta que atravesase, o ni siquiera rozase, la geografía española para que se hicieran palpables sus efectos meteorológicos mundiales en cadena. 

Hace escasos días ya lo adelantaba Mario Picazo, conocido meteorólogo televisivo: "Vamos a estar pendientes de la evolución de un potente huracán llamado Larry que se mueve por aguas del Atlántico, pero que podría acercarse a Europa la semana que viene como una profunda borrasca”.

hucarán Larry España

Los efectos del Huracán Larry

Larry vuelve a agitar y sumir bajo la incertidumbre el mapa meteorológico nacional. Entre sus virulentos efectos consecuentes de sus vientos de hasta 285 kilómetros/hora de este huracán de categoría tres.

España podría sufrir más DANAS, inestabilidad y un descenso súbito de las temperaturas. De hecho, su ojo, el centro del huracán, ha sorprendido a los expertos, que lo asemejan prácticamente al tamaño de Puerto Rico. 

¿Cómo puede afectar a España un huracán a miles de kilómetros?

Esta posible paleta de efectos, afirman los expertos, podrían comenzar a experimentarse a partir del próximo domingo, aunque todo dependerá de dónde se sitúe cuando Larry se transforme de tornada a una profunda borrasca en mitad del Atlántico Norte, donde apuntan las previsiones para su estabilización.

hucaran larry spain

Esto alterará los chorros polares -una corriente de vientos intensos que circulan de oeste a este en el hemisferio norte-, generando una onda que desplace las masas de aire que debería haber de forma natural por la época del año en cada latitud y generando aire frío y bajas presiones. 

¿Qué posibilidades hay? 

Una reacción en cadena que alterará aún más la inestabilidad típica de septiembre y para el que este segundo fin de semana, a la espera de Larry, hay previsto la llegada de otra DANA por la influencia de una masa de aire subtropical a España. Aunque esta con consecuencias mucho más livianas que la última, como nubosidad y lluvias leves. 

 Así, existen dos posibilidades, según se sitúe Larry. Si lo hace justa encima de Europa se doblarán sus efectos: los frentes del noroeste traerán lluvias, tormentas, bajas temperaturas y fuertes rachas de viento.

Pero todo cambia si se aparca sobre el Atlántico, sin tocar terreno europeo, cuando sus consecuencias serán menores y se dilatarán más. En ese caso avecinará un flujo marítimo subtropical cuya alta inestabilidad generaría tormentas de consideración, entre las que podemos encontrar nuevas DANA.