NoticiasTrabajo logo Un estudio confirma que el enjuague bucal previene de contagiarse de Covid-19

Un estudio confirma que el enjuague bucal previene de contagiarse de Covid-19

Estudios médicos respaldan la hipótesis de que algunos componentes con la que se fabrican los colutorios neutralizan momentáneamente la actividad del SARS-CoV-2 en la boca, ralentizando su posible transmisión.

enjuague bucal Covid-19
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

La teoría de que el uso de enjuagues bucales podría prevenir de contagiarse de Covid-19 cobra fuerza. Es otra de las medidas de higiene que nos ha dejado la pandemia y que avalan diferentes estudios clínicos que han certificado que algunos componentes con los que están fabricados los enjuagues bucales tienen la capacidad de neutralizar la actividad séptica y viral de las partículas de SARS-CoV-2 que estuvieran presentes en la boca. Esto, aunque no está comprobado en humanos, retrasaría la posible transmisión del nuevo coronavirus.

La Facultad de Medicina Dental de Rutgers ha dado un paso más en esta hipótesis con su último estudio. En el mismo, demuestra que la clorhexidina y el cloruro de cetilpiridinio (CPC), comúnmente presentes en los colutorios con los que es habitual finalizar la rutina de lavado dental, gracias a sus capacidades antivirales y antisépticas, suprimirían momentáneamente la carga del coronavirus al 99%, evitando su replicación. Esto produciría que se reduzca notablemente su transmisión a través de los aerosoles que se pueden emitir desde la boca, pudiendo contagiar a otra persona.

La higiene bucodental frente a la COVID-19

En esta misma línea se muestra la revista Pathogens, que cita la popular marca Listerine como un ejemplo de ello, después de comprobar como paraliza la actividad viral del patógeno al ser diluido junto con estos dos componentes mencionados anteriormente en cantidades que imitarían al proceso real. La clorhexidina y el CPC, además, actuarían formando una barrera protectora con mínimo impacto en cuanto a muerte celular. Aunque, como subraya el propio estudio, estos resultados aún deben testarse en humanos.

“Dado que la saliva puede contener cantidades de virus que son comparables a las que se encuentran en la nariz y la garganta, parece probable que el virus del SARS-CoV-2 que se origina en la boca contribuya a la transmisión de la enfermedad, especialmente en personas con cornavirus asintomático, que no tose. Esto sugiere que reducir el virus en la boca podría ayudar a prevenir la transmisión durante el tiempo en que los productos para el cuidado bucal están activos”. Explica el Dr. David Alland, jefe de Enfermedades Infecciosas y Director del Centro de Respuesta al COVID-19 y Preparación para una Pandemia. 

Colgate revela más componentes efectivos

El peróxido de hidrógeno, el fluoruro de estaño o el fluoruro de amina son otros de los elementos que resultan efectivos, según la marca de productos dentales Colgate. Su estudio incide en que, del mismo modo que la clorhexidina y el CPC, su capacidad de neutralización de la actividad bacteriana y séptica del COVID-19 se ve reducida un 99% de 30 a 60 segundos después de entrar en contacto con alguno de esos tres componentes.

Sin embargo, como bien vuelve a recalcar Allan, no resulta un hecho categórico: “Si bien el cepillado y el enjuague no son un tratamiento o una forma de proteger completamente a una persona de la infección, pueden ayudar a reducir la transmisión y ralentizar la propagación del virus, complementando el beneficio que obtenemos del uso de mascarillas, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos”.