NoticiasTrabajo logo ERE Unicaja: los sindicatos desconvocan las huelgas tras llegar a un preacuerdo

La cúpula directiva de Unicaja Banco y los representantes sindicales de los trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pretende aplicar la entidad han alcanzado un principio acuerdo esta madrugada. Lo han hecho fuera de tiempo, ya que ambas partes tenían estipulado esta medianoche del 3 de diciembre como fecha tope en la negociación.

De hecho, según confirman fuentes sindicales, ha sido cerca de las siete de la mañana cuando prácticamente la totalidad de la representación sindical del comité de trabajadores. Concretamente el 90 % de ellos, ha acabado otorgando el visto bueno al documento que vertebra el ERE tras una madrugada de negociación que ha culminado varias jornadas infructuosas.

Para alcanzar este punto de encuentro común, tras casi 20 horas de tiras y afloja, ha resultado clave que los trabajadores desconvocasen la que estaba prevista como la tercera jornada de huelga para el viernes, que secundaba el 91 % de la plantilla. Tras conocerse este paso, el comité laboral planteó una nueva propuesta.

ERE Unicaja: fusión con LiberBank y 1.513 trabajadores afectados

Aunque aún se están perfilando los detalles de las líneas que regirán el nuevo documento, el ERE afectará a 1.513 empleados. Cifra sobre el alambre y aún susceptible de cambio. Este llega tras la fusión de Unicaja con Liberbank, que coloca al banco resultando como el quinto del país con un volumen actual de activos cercanos a los 110.000 millones de euros, más de 4,5 millones de clientes y cerca de 1.400 oficinas.

Sin embargo, las salidas serán mayores en cuanto a número. A ese número de salidas que se contemplan en el ERE, el nuevo banco pretende sumar casi 1.200 prejubilaciones, 730 que ya estaban en excedencia en Liberbank y 437 trabajadores de Unicaja con los que ya se había alcanzado un acuerdo. En total, casi 2.700 empleados.

Además, por otra parte, se ha acordado aumentar las indemnizaciones al 75 % del salario neto para aquellos empleados entre 54 y 62 años. Ya recibían este tipo los que tuvieran entre 50 y 53 años y tuvieran al menos diez años de antigüedad en la empresa.

Unicaja se abre a la rebaja

Unicaja, por su parte, se muestra aún reticente a aceptar la voluntariedad de todas las salidas y pone sobre la mesa que sean ejecutadas por razones empresariales. Aunque también ha dado su brazo a torcer al anticipar que se conformaría si el ERE culmina con al menos 1.314 solicitudes de adscripción alcanzadas.

Sea como fuere, ese acuerdo aún debe ser ratificado antes del 7 de diciembre como etapa final de semanas de desencuentros y movilizaciones que en forma de huelgas y protestas que se han extendido por todo el panorama nacional, con especial incidencia en Málaga, donde Unicaja posee su sede central.