SEPE: ¿Qué rentas computan para el subsidio de mayores de 52 años?

SEPE: ¿Qué rentas computan para el subsidio de mayores de 52 años?

Existen una serie de características sobre las rentas de un desempleado para poder tener acceso a un subsidio del SEPE.

Estas son las rentas que tiene en cuenta el SEPE
Diego Fernández
Actualizado a:

Cuando un desempleado va a solicitar un subsidio al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) es necesario que cumpla con una serie de requisitos muy específicos para poder ser beneficiario de una de las prestaciones no contributivas que tienen una cuantía de 463,20 euros al mes. De todas las condiciones que hay impuestas, hay una en concreto que está calificada como una de las “más importantes”, como es el de respetar el límite de rentas que no puede superar un solicitante.

Esto ocurre igualmente con el subsidio para los mayores de 52 años, ya que hay que respetar este límite no sólo en el momento de la solicitud. Sino que debe hacerlo durante todo el periodo en el que se esté cobrando esta ayuda económica que, hay que recordar, se puede extender hasta que el desempleado cumpla con la edad de jubilación y acceda a la prestación del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Pero, ¿cuáles son las rentas que tiene en cuenta el SEPE? Esta pregunta se resolverá en las siguientes líneas. Todo ello para poder aclarar, no sólo cuánto pueden llegar a cobrar estos demandantes de empleo para ser beneficiarios del subsidio para mayores de 52 años, sino que también, de qué rentas se tratan y cómo saber si hay algo más allá del dinero que podría recibir de manera mensual.

¿Cuál es el límite de rentas y cómo se controla?

Lo primero que hay que saber, antes de conocer cuáles son las rentas que se tienen en cuenta para conceder o no un subsidio por desempleo, es cuál es el límite de esos ingresos que puede tener un desempleado. Pero no solo eso, sino que también hay que detallar cómo se controla por parte del Servicio Público de Empleo Estatal.

En primer lugar, sobre la cantidad de rentas que puede tener el solicitante de la prestación y que no puede sobrepasar para que el SEPE le conceda la ayuda corresponde al 75 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Tras la subida de este salario a los 1.000 euros mensuales, dicho límite se queda fijado en los 750 euros al mes.

Pero, ¿cómo se controla? Esto se hace a través de la Declaración anual de Rentas que el beneficiario tiene que presentar al Servicio Público de Empleo Estatal. Un trámite que debe realizar todos los años siempre y cuando quiera seguir cobrando esta prestación no contributiva, ya que, en el caso de no hacerlo, el SEPE retirará el cobro del subsidio al desempleado que lo estuviese recibiendo.

Así son las rentas que se tienen en cuenta por el SEPE

Por otro lado hay que tener en cuenta cuáles son las rentas que tiene en cuenta el SEPE para determinar que no se superan los 750 euros al mes necesarios para poder cobrar los 463,20 euros mensuales que se destinan con el subsidio para mayores de 52 años. Tanto es así, que hay que diferenciar hasta cinco tipos de rentas que son computables para determinar si se superan o no esta cuantía límite fijada por la administración de empleo. Estas rentas son las referentes son: 

  • Sueldo bruto de un trabajo por cuenta ajena.
  • Diferencia entre los gastos e ingresos de una actividad empresarial, profesional, agrícola, ganadera o artística.
  • Si cobra una pensión de viudedad, orfandad o en favor de familiares.
  • Los ingresos correspondientes al alquiler de una vivienda.
  • También son computables los ingresos de cuentas corrientes correspondientes al capital mobiliario.

Con estos datos obtenidos, el desempleado debe tener un especial cuidado para no superar el 75 % del SMI y, con ello, poder ser beneficiario del subsidio para mayores de 52 años. Aunque este requisito no será el único que se tenga en cuenta, sino que, además, también es necesario que se haya cotizado un mínimo de 15 años a la Seguridad Social.