NoticiasTrabajo logo La Administración Pública y en Sanidad necesitan cubrir 51.974 vacantes

La Administración Pública y en Sanidad necesitan cubrir 51.974 vacantes

Mientras, las empresas y el sector público poseen 118.888 vacantes esperando ser cubiertas con celeridad hasta 3,18 millones de personas esperan en la cola del paro.

La Administración Pública y en Sanidad necesitan cubrir 51.974 vacantes Personas se examinas para las oposiciones en la Administración Pública
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) engrosa sus listas hasta los 3,18 millones de personas desempleadas en búsqueda activa de empleo, en gran parte de los casos, en situaciones de urgencia y hasta cierta desesperación en un contexto altamente influenciado por la pandemia de coronavirus y sus letales consecuencias sociales y económicas.

Mientras, las empresas y el sector público poseen 118.888 vacantes esperando ser cubiertas con celeridad. Todo un récord en la historia laboral española con su pico en el segundo trimestre del 2021. Nunca se habían necesitado tantos trabajadores y prácticamente pocas veces había tanta gente ansiando precisamente eso: trabajo. Es la dicotomía del intrincado sistema laboral nacional, en el que la alta demanda no encaja con la oferta inusitada.

¿El por qué de esto? Las empresas, tanto públicas como privadas, aluden al escaso nivel de idoneidad, en la mayoría de los casos, de los candidatos. E incluso, a pesar de lo dictado por los números, a no necesitar la contratación de trabajador alguno. Es así en el 95% de los casos, con Andalucía como mayor precursor en la materia.

Administración Pública y Sanidad, las más necesitadas

De esas 118.888 vacantes, la mitad las acumulan los sectores de empleo de la Administración Pública y la Sanidad. Precisamente las áreas donde actualmente recae una mayor carga de actividad en el camino a la recuperación tras las secuelas del Covid-19. Concretamente, la Administración Pública, Defensa y Seguridad Social Obligatoria aglutina 37.363 en total mientras que la Sanidad y los Servicios Sociales, requieren 13.631 trabajadores.

Ellas son las que se encargan de velar por la salud, más aún tras el repunte de la pandemia con la llegada de la variante Ómicron y la sexta ola, y de proteger la economía a mediana y pequeña escala con la tramitación de prestaciones por desempleo y los casi 120.000 ERTE aún activos, según los últimos números ofrecidos por el Ministerio de Trabajo.

Por ello, son dos de las principales culpables indirectas de que el segundo trimestre de este año se registraran 119.212 puestos de trabajo para los que se necesitaban empleados. La mayor demanda histórica que consiguió rebajarse ligeramente este verano, con el alivio de las restricciones, bajando a esas 118.888 vacantes actuales, según la Encuesta trimestral de coste laboral, ofrecida por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El sector privado, también afectado

No solo la esfera laboral pública requiere empleados, también las empresas privadas. Especialmente el comercio al por mayor y por menor y la reparación de vehículos, donde hay 12.497 puestos por cubrir; las actividades administrativas y servicios auxiliares, con 8.625 vacantes y el segmento de actividades profesionales, científicas y técnicas, donde se anuncian 7.817.

Cataluña, donde más vacantes hay

La Comunidad Autónoma de Cataluña, con 24.648 puestos esperando a ser cubiertos tanto en los sectores públicos y privados, es la que mayor demanda presenta a nivel autonómico. Le sigue la Comunidad de Madrid, con 21.561 puestos, la Comunidad Valenciana (18.640) y Andalucía (17.904). A la cola se encuentran La Rioja, donde sólo hay 562 puestos sin cubrir, Extremadura, con 721 o Cantabria, con 737.