NoticiasTrabajo logo Los pueblos más bonitos y menos conocidos de España

Los pueblos más bonitos y menos conocidos de España

España ofrece destinos turísticos tan poco conocidos con multitud de posibilidades. León, Soria, Tenerife, Asturias o Cádiz, conócelos.

Los pueblos más bonitos y desconocidos de España para escaparte en tus vacaciones Mejores destinos para las vacaciones
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

España es uno de esos destinos turísticos que combina a la perfección tanto zonas de montaña como de costa, con el indudable atractivo de la playa. La cordillera de los Pirineos, el Parque Nacional de Ordesa o Monteperdido, los Picos de Europa, la Sierra de Gredos, Sierra Nevada, el Teide… rutas de película, incomparables zonas de esquí o la fauna y flora característica.
 
Por otro lado, Ibiza, Mallorca, Tenerife, la Costa Blanca, la Costa Dorada o la Costa Blanca, por enumerar algunos, se convierten estos días en el destino vacacional no solo del turismo nacional, si no de gran parte del internacional. De hecho, el sector de la hostelería y del turismo espera este verano con los brazos abiertos para empezar a ver la luz al final del túnel de la recuperación tras los estragos de la pandemia de Covid-19.
 
Incluso existen destinos que ofrecen lo mejor de ambos tipos de turismo: la playa y la montaña, como Begur, en la Costa Brava. Destinos que brindan infinidad de posibilidades pero que disfrutan de menor popularidad que otros. Como Briones, el pueblo de La Rioja que pocos españoles conocían pero que ganó el premio al Mejor Destino de Verano de España. Como él, hay muchos destinos revelación que merecen la pena ser visitados

Peñalba de Santiago (León)

Cascadas, bosques milenarios, ríos, riachuelos, naturaleza… Esta localidad castellanoleonesa ofrece un marco incomparable a los pies de la montaña, con un entorno único bañado de casas dignas de épocas pasadas fabricadas en madera y piedra con una distribución repleta de misticismo. La iglesia de Santiago, declarada de Patrimonio Nacional, es la joya de la corona. Todo ello sin contar con los reclamos de su gastronomía y sus suaves temperaturas estivales.
 
 

Setenil de las Bodegas (Cádiz)

Uno de los miembros del selecto club de los Pueblos Blancos de la Sierra de Cádiz. Su peculiar distribución, con las viviendas situadas en diferentes escalones, genera cuevas o miradores imperdibles. Característicos de la zona son la visita a la calle Cuevas del Sol o la de Cuevas de la Sombra, que hacen justicia a su nombre. La playa, por su parte, es otra opción.
 
 

Tazones (Asturias)

Tan pequeño como grande es su historia. Parte de su popularidad radica en que fue el primer puerto en el que desembarcó Carlos V. A pesar de que ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico y pertenece a la Asociación de Los pueblos Más Bonitos de España, la gastronomía es uno de sus principales reclamos, con productos frescos del lugar como bogavantes, nécoras y centollos.
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by @camanejo

Masca (Tenerife)

Un enclave mágico en las Islas Canarias, casi más propio de una localidad del Amazonas brasileño. De hecho, llegar hasta él es toda una aventura, teniendo que conducir por una carretera repleta de curvas y con poca visibilidad por la frondosidad de su vegetación tropical y sus muchos acantilados. Ubicado en el parque rural del Macizo de Teno, sus miradores son carne de foto de perfil. A cinco kilómetros a pie, posee una de las playas salvajes más reconocidas de España.
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Zoltan Nagy (@zolixplorer)

Berlanga del Duero (Soria)

Para los amantes de la arquitectura, posee tesoros del siglo XVI como la Puerta de Aguilera o la Colegiata de Santa María del Mercado. Aunque también otros como su famosa muralla o la ermita de San Baudelio. Su característica gastronomía y sus parajes naturales en la sierra son otros de sus reclamos.
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Dora y Doro (@doraydoro)