Sociedad

Una oferta de empleo se vuelve viral e indigna a los camareros: “Vergüenza nacional”

El dueño de un asador de Estepona ha sido el autor de una oferta de trabajo que ha causado furor en las redes, generando gran polémica por su contenido.

Una oferta de empleo se vuelve viral e indigna a los camareros: “Vergüenza nacional”
Una oferta de empleo viral
Javier Martín
Actualizado a:

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, auguró un buen funcionamiento del mercado laboral en este mes de agosto. Sin embargo, los datos del paro del mes de julio parecieron mandar un aviso y el Gobierno reconoció el desplome del empleo, augurando la destrucción de 187.000 puestos.

El número de parados volvió a crecer un 1% respecto a junio, situándose en los 2.883.000, relacionados estos, sobre todo, con la inflación y con esa estacionalidad: los empleos relacionados, en mayor medida, con el turismo y la hostelería.

Precisamente, un hostelero marbellí ha sido el autor de una oferta de trabajo que ha causado furor en las redes, generando gran polémica por su contenido. En la localidad andaluza, el dato del paro es del 11%, unos 8.000 parados. El mejor dato desde 2007. Pero el sector es uno de los más afectados.

 El cartel del polémico empleo: “Vergüenza nacional”

“Llevamos un año buscando camareros, ayudantes de cocina y parrilleros. Pagamos por encima del convenio y no aparece nadie”, comienza anunciando el cartel de una oferta de trabajo escrita a ordenador, colgada en el cristal de un asador de Estepona (Málaga) y difundida por un usuario en su cuenta de Twitter con una fotografía.

Hasta aquí, parece alguien que, desesperado por la problemática del mercado laboral del sector, transforma su desesperación en creatividad. Pero surge un giro de guión, haciendo alusión erróneamente a datos del paro e inmigración: "Tenemos a más de tres millones de parados cobrando el subsidio (10.000 en Marbella y 5.000 en España; 203.000 personas cobrando el ingreso mínimo vital y un número indeterminado de inmigrantes ilegales, cobrando una pensión y teniendo asistencia sanitaria”, concluye, junto a las palabras “vergüenza nacional” en mayúscula.

Las reacciones no se hicieron esperar:

“Mi cartel no es polémica”

“Si el paro fuera cero, entendería, lógicamente, que…no sé. Pero hay gente que no quiere trabajar. Yo pago 1.500 euros. Por encima del convenio. Afortunadamente porque mi negocio se lo puede permitir. Si el día 1 de agosto no iba a encontrar empleados iba a contratar inmigrantes ilegales”, avisaba, “pero mi sorpresa ha sido, que tampoco los encuentro”, afirmaba José Eugenio Arias-Camisón en declaraciones a ‘Antena 3’.

“Esto es una realidad. Mi cartel no es polémico. Yo respeto el convenio al pie de la letra. Es absurdo y lo estamos pagando todos, no solo los hosteleros. No hay gente para trabajar en ningún sector. Yo ofrezco además, formación, porque no hay para camarero. La gente que viene no tiene ni idea y les tienes que enseñar y encima le damos un salario por encima del convenio. Y en agosto he pagado 1.800 euros en propinas. Incluso he alquilado apartamentos”, continuaba.

Allí dónde estaban los trabajadores que él buscaba y que le hacen falta afirmaba, dijo: “ Están en su casita, viéndonos ahora mismo. Esa gente que se lleva 400 euros de ayuda está trabajando en negro y llevándose un sueldo extra a casa. No es cuestión de que seamos unos negreros. Habrá alguien que se quiera aprovechar, pero que no haya miedo a denunciar o a cambiar de trabajo. Esto es un problema generalizado de la hostelería.”

ARCHIVADO EN: