NoticiasTrabajo logo Se cumplen 10 años del fin de la banda terrorista ETA

Se cumplen 10 años del fin de la banda terrorista ETA

Un 20 de octubre de 2011, ETA anunció el cese definitivo de su actividad armada, 52 años y 841 muertos después.

Se cumplen 10 años del fin de la banda terrorista ETA
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Un día como hoy, hace ya 10 años, la banda terrorista que actuaba en España bajo el nombre de Euskadi Ta Askatasuna (ETA), puso el fin definitivo a su actividad armada. 52 años y casi mil asesinatos después de su nacimiento, el 20 de octubre de 2011 supuso un día histórico en el que tres miembros de ETA, a través de un comunicado, anunciaban la finalización de las actividades terroristas que habían venido realizando desde 1959.

Una década después del fin de ETA, aún sigue en boca de muchos debido a las polémicas que han acontecido al Gobierno de España formado por PSOE y Unidas Podemos debido al acercamiento de los terroristas presos miembros de la organización al País Vasco. Un hecho que se criticó por parte de Partido Popular, VOX y Ciudadanos y también por parte de los familiares de las víctimas que causaron estos militantes de la asociación armada vasca. A todo esto se le suma que días antes de este décimo aniversario, el ex-miembro de la banda terrorista, Arnaldo Otegi, coordinador general de EH Bildu, reconoció el sufrimiento de las víctimas de ETA, asegurando que "nunca debió haberse producido".

Pese al cese de la actividad, no fue hasta 2017 cuando la banda terrorista entregó todo su armamento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FFCCSE). Siendo, un año después, el 8 de abril de 2018, cuando anunció su disolución completa, en el comunicado final, el grupo aseguró que “ETA ha desmantelado completamente el conjunto de sus estructuras”, dando por concluida, definitivamente, la existencia de la organización terrorista.

El nacimiento de ETA

La banda terrorista ETA nace el 31 de julio de 1959 en Bilbao, época en la que en España estaba impuesta una dictadura por el jefe del Estado, Francisco Franco. El fundador, Julen Kerman Madariaga Agirre, junto a un grupo de estudiantes radicales y con una ideología política independentista, crearon una banda armada que nació con el objetivo de lograr la independencia del País Vasco con respecto a España. 

Primeros años de ETA

Este grupo armado nace con el nombre de Euskadi Ta Askatasuna, conocida por sus siglas, ETA. Y que en castellano es traducido por ‘País Vasco y libertad’. Entre los territorios por los que estos radicales exigían el independentismo estaban Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra, Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa. 

Pese a que en un principio se crea como un grupo independentista, no tarda demasiado en convertirse en una banda armada, que, para tratar de conseguir su objetivo, tenía una metodología extremista. La realidad fue que la actividad principal fue la de cometer atentados y asesinatos tanto a miembros de la Guardia Civil, en su mayor número, como a Policías Nacionales, políticos e incluso civiles. Lejos ya de perseguir la independencia vasca. 

Cronología, por años, de los asesinatos de ETA

ETA estuvo activa durante 52 años, donde cometió innumerables atentados de manera indiscriminada contra miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, políticos a mayor y menor escala e incluso llegando a asesinar a civiles. Para abarcar los años de actividad terrorista de la banda etarra, hay que detallar que el primer atentado fue en 1968, 9 años después de su creación, y, el último, en 2010. La cronología anual de los atentados que cometieron y la cantidad de víctimas mortales es:

  • Década de los 60: ETA asesina a 3 personas. 
    • 1968: 2 víctimas mortales. 
    • 1969: 1 víctima mortal. 
  • Década de los 70: ETA mata a 217 personas.
    • 1972: 1 víctima.
    • 1973: 6 víctimas.
    • 1974: 19 víctimas.
    • 1975: 15 víctimas.
    • 1976: 17 víctimas.
    • 1977: 11 víctimas.
    • 1978: 64 víctimas.
    • 1979: 84 víctimas.
  • Década de los 80: ETA acaba con la vida de 400 personas.
    • 1980: 93 víctimas.
    • 1981: 32 víctimas.
    • 1982: 41 víctimas.
    • 1983: 44 víctimas.
    • 1984: 32 víctimas.
    • 1985: 38 víctimas.
    • 1986: 41 víctimas.
    • 1987: 41 víctimas.
    • 1988: 20 víctimas.
    • 1989: 18 víctimas.
  • Década de los 90: 163 personas son asesinadas por la banda terrorista.
    • 1990: 25 víctimas.
    • 1991: 46 víctimas.
    • 1992: 26 víctimas.
    • 1993: 14 víctimas.
    • 1994: 13 víctimas.
    • 1995: 15 víctimas.
    • 1996: 5 víctimas.
    • 1997: 13 víctimas.
    • 1998: 6 víctimas.
  • Década de los 2000: Miembros de la organización etarra matan a 58 personas.
    • 2000: 23 víctimas.
    • 2001: 15 víctimas.
    • 2002: 5 víctimas.
    • 2003: 3 víctimas.
    • 2006: 2 víctimas.
    • 2007: 2 víctimas.
    • 2008: 4 víctimas.
    • 2009: 3 víctimas.
    • 2010: 1 víctima.

Uno de los miles de atentados de ETA

Entre la fecha de inicio y la de final hay, exactamente, 42 años, en los que la organización etarra cometió un total de 841 asesinatos. Durante ese período de tiempo, la banda terrorista llevó a cabo un total de 3.500 atentados repartidos por todo el territorio español e incluso también sobrepasando la frontera y actuando en Francia. 

Los atentados más ‘sonados’ de la banda terrorista ETA

De entre los miles de atentados que cometió ETA durante su actividad terrorista, y los casi mil muertos que estos causaron, hay que destacar un total de 4 atentados que quizás sean ‘los más sonados’. Estos se dividen en diferentes periodos de tiempo, desde la época franquista hasta prácticamente el inicio de los años 2000.

Asesinato de Luis Carrero Blanco

El 20 de diciembre de 1973 es asesinado Luis Carrero Blanco, el, por entonces, presidente del Gobierno de España. ETA acabó con la vida del número 2 de Francisco Franco mediante una bomba situada debajo de la carrera, activándose en el momento en el que pasaba el vehículo que lo transportaba. El presidente del Gobierno central regresaba de la Iglesia de San Francisco de Borja (Madrid) para reunirse con el Consejo de Ministros. 

La explosión fue de gran impacto, tanto que el vehículo en el que iban dos personas además de Carrero Blanco “voló” y cayó en la azotea de una residencia católica. Todos los integrantes del coche, tanto el presidente como el conductor y un policía, fallecieron en el momento de la explosión, que dejó el coche y la calle completamente destrozados. 

Atentado contra Luis Carrero Blanco

Este fue el primero de los cuatro atentados que más repercusión tuvieron por parte de ETA en la población española. Todo ello debido a que se trataba del asesinato del presidente del Gobierno nacional dos años antes del fallecimiento de Francisco Franco Bahamonde. 

El coche bomba en un Hipercor de Barcelona

El atentado en un supermercado Hipercor en Barcelona, perpetrado el 19 de julio de 1981, es el más sangriento en la historia de ETA. Un total de 21 personas perdieron la vida, todas ellas civiles, debido a una enorme explosión que causó un coche bomba, cargado con 300 kilos de explosivos, que estalló en el sótano del hipermercado y que provocó una enorme ‘bola de fuego’, arrasando con todo lo que encontraba a su paso.

Atentado en Hipercor

Un total de cuatro terroristas miembros de ETA fueron quienes realizaron tal masacre en una céntrica calle de Barcelona en la que, de las 21 víctimas, dos eran niños menores de edad. Más allá de los fallecidos, también fueron afectadas otras 45 personas, que sufrieron heridas debido a los cascotes de la explosión y del fuego que se había generado. 

Coche bomba en la casa-cuartel de Zaragoza

El tercero de estos atentados más significativos que realizó la banda terrorista vasca fue en la casa-cuartel de la Guardia Civil situada en la localidad de Zaragoza. El 11 de diciembre de 1987, un nuevo coche bomba, cargado con 250 kilos de explosivos, que se encontraba aparcado justo al lado de las instalaciones de los agentes estalló destrozando completamente uno de los laterales de la casa-cuartel.

Atentado en la casa-cuartel de Zaragoza

Fue una de las zonas donde estaban situadas varias de las habitaciones en las que vivían los agentes de la Guardia Civil y sus familiares que habían tenido que desplazarse hasta la ciudad maña. Este atentado causó un total de 11 fallecidos, entre ellos 5 niñas menores de edad, y 88 heridos

Asesinato de Miguel Ángel Blanco

El último de los asesinatos que más eco tuvieron fue el del concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ermua (Vizcaya), Miguel Ángel Blanco. La organización etarra acabó con la vida del joven político popular, de tan solo 29 años, tras 48 horas de angustia en las que toda España se manifestó exigiendo la liberación de éste a ETA, que había amenazado con asesinarlo si no se cumplían sus peticiones de acercamiento de presos etarras al País Vasco.

Miguel Ángel Blanco fue secuestrado el 10 de julio de 1997, cuando se disponía a acudir a su lugar de trabajo. Horas más tarde de ese 10 de julio, ETA lanzaba un comunicado amenazando al Gobierno de España, entonces presidido por José María Aznar, asegurando que, o trasladaban a los presos etarras al País Vasco o acabarían con la vida del joven concejal. Los terroristas dieron un margen de tiempo de 48 horas, aunque realmente nunca lo cumplieron. 

El Gobierno de Aznar no accede, a sabiendas de que ETA no cumpliría su palabra de liberar al joven concejal, como finalmente se confirma. Miguel Ángel Blanco es asesinado por un miembro de ETA en Lasarte-Oria (Guipúzcoa) después de recibir un disparo a corta distancia, lo que se conocía como el ‘tiro en la nuca’. 

El día 12, fecha límite propuesta por ETA para que el ejecutivo nacional aceptase las condiciones para liberar a Miguel Ángel Blanco, España vivió una de las imágenes más icónicas de aquellas horribles horas. Miles de ciudadanos manifestaron su repulsa y odio a ETA en una manifestación mostrando las manos blancas contra el terrorismo y contra todos los asesinatos que había estado cometiendo a lo largo de los años. 

El cuerpo sin vida de Blanco fue encontrado la madrugada del 13 de julio de 1997 en un descampado de la localidad mencionada anteriormente por los cuerpos de seguridad. Un hecho que supuso un antes y un después en la lucha de la sociedad española contra el terrorismo de ETA.

Las otras víctimas de ETA

Pero todas estas no fueron las únicas víctimas mortales que provocó ETA, y es que, debido a su actividad armada, también hubo otras que, sin tener que ver con el movimiento independentista vasco, se vieron afectados y les acabó costando la vida. En este punto hay que detenerse en un hecho que conmocionó a todo el país y que tuvo como protagonistas a tres jóvenes y a unos agentes de la Guardia Civil, en el famoso ‘caso Almería’. 

El caso Almería

El tan famoso y a la vez desconocido ‘caso Almería’ se produce desde el día 8 de mayo hasta el 10 del mismo mes de 1980. El contexto en el que se sitúa es en el que ETA asesina a Joaquín de Valenzuela, jefe de la casa militar del Rey Juan Carlos I, un día antes, el 7 de mayo.

El día 8, tres jóvenes salen desde Santander hasta Almería con el fin de asistir a la comunión del hermano de uno de ellos. En Madrid se les averió el coche en el viajaban, por lo que tuvieron que alquilar un nuevo vehículo a toda prisa para poder llegar a tiempo a la capital almeriense, lo que alarmó al dueño de la empresa de alquiler y le hizo sospechar de que eran miembros de ETA responsables del atentado que acabó con la vida de Valenzuela. 

Un día después, los tres jóvenes, ya en Almería, son detenidos por miembros de la Guardia Civil que los acusa directamente del asesinato perpetrado por ETA. El día 10, los cuerpos de los tres chicos fueron encontrados sin vida con numerosas heridas de bala y dentro del vehículo en el que viajaban, que se encontraba completamente calcinado. 

Caso Almería

La Audiencia Provincial de Almería dictaminó que tanto el teniente coronel como los otros dos agentes eran culpables de homicidio. Condenando al primero de ellos a 24 años de cárcel y a los otros dos agentes a 15 y 12 años de prisión.

El secuestro y la liberación de José Antonio Ortega Lara

Otro de los momentos más significativos en la historia de la actividad terrorista de ETA fue el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara. El 17 de enero de 1996, Ortega Lara es secuestrado por un comando de ETA, trasladándolo hasta un almacén situado en la localidad de Mondragón (Guipúzcoa), donde los tuvieron retenido durante 532 días en un zulo de unas dimensiones muy pequeñas. Más concretamente, Ortega Lara estuvo casi dos años, en una habitación que medía 3m x 2,5m y que, de altura, tenía 1,80 metros. No veía la luz del sol y solo tenía una bombilla que le iluminaba los días durante 7 horas. 

Zulo de ETA

En la operación de rescate actuaron más de 60 agentes de la Guardia Civil, a lo que se sumó el, por entonces, juez Baltasar Garzón. El 1 de julio de 1997, un miembro de la Benemérita localizó la zona de la nave en la que estaba situado el zulo donde se encontraba el funcionario de prisiones, liberándolo del secuestro más de 500 días después sin ver la luz del Sol.

Liberación de Ortega Lara

El fin de ETA en 2011

El final de la actividad y existencia de la organización armada Euskadi Ta Askatasuna comienza en 2010. En aquel año había 713 presos de la banda independentista repartidos entre España y Francia, lo que supuso un duro golpe para el desarrollo de las actividades terroristas. 

En el momento del fin de ETA se produce una de las imágenes más icónicas en la historia de la banda. Ésta es la lectura de un comunicado en el anunciaban el cese total de su actividad armada como grupo terrorista por parte de tres miembros de la organización, una imagen que marcó a todos los ciudadanos que pudieron verla. 

El 5 de septiembre de 2010, ETA anunció de manera oficial un alto al fuego permanente. Y apenas un año después, el 20 de octubre de 2011, comunicó que cesaba completamente su actividad como organización, pese a eso, aún seguía existiendo. No fue hasta el año 2017 cuando comenzó el desarme total de los etarras, y, en 3 de mayo de 2018, declararon en un comunicado la disolución de la organización, momento en el que ETA dejó de existir.  

Arnaldo Otegi reconoce el sufrimiento de las víctimas

El ex miembro de la banda terrorista ETA, Arnaldo Otegi, reconoció, hace apenas unos días, el sufrimiento de todas las víctimas que había provocado el terrorismo del grupo armado, cuando se cumple el décimo aniversario del cese de actividad. En unas declaraciones, Otegi aseguró que “sentimos el dolor de las víctimas”, además, el coordinador general de EH Bildu también declaró, sobre el terrorismo etarra que “es algo que nunca debería de haberse producido y no se debería haber prolongado tanto en el tiempo”

Se trata de la primera vez que Arnaldo Otegi realiza unas declaraciones así públicamente a las víctimas que causó el grupo armado del que él mismo formó parte durante los años 80 y 90 en España. Todo después de que, en una entrevista concedida al periodista Jordi Évole en ‘Salvados’, Otegi asegurase que no condenaba el terrorismo de ETA.