SEPE

Las 5 claves para cobrar el subsidio para mayores de 52 años en 2023

El SEPE va a fijar una nueva cuantía de 480 euros al mes para todos los beneficiarios del subsidio para mayores de 52 años, entre otras cuestiones.

Las 5 claves para cobrar el subsidio para mayores de 52 años en 2023
Estas son las claves a tener en cuenta por los beneficiarios del subsidio para mayores de 52 años en 2023.
Isabel Gómez
 

El subsidio para mayores de 52 años es una ayuda contributiva del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que presenta cinco claves fundamentales para entenderlo mejor en el próximo 2023. No es igual que el resto de subsidios por desempleo, incluso no siempre habrá que agotar la prestación por desempleo (el paro) para cobrarlo. Por lo que tiene unas características específicas que deben conocer los más de 266.000 beneficiarios actuales.

Una de las mayores peculiaridades que presenta es que es el único subsidio que cotiza para la pensión de jubilación. Por tanto, todos aquellos trabajadores desempleados de larga duración o no que tengan más de 52 años, podrán recibirlo hasta que alcancen la edad de jubilación o hasta que vuelvan a reincorporarse de nuevo al mercado laboral. 

En el momento que se perciba, el futuro pensionista y jubilado cobrará el 125% de la base mínima de cotización vigente en cada momento. A pesar de ello, hay que tener en cuenta que esta ayuda se recibe en 12 pagas y no en 14. Por lo que no se va a tener derecho a pagas extra ni en verano ni en Navidad. Únicamente se modificará la cuantía cuando se vaya revalorizando el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM).

Cuáles son las 5 claves que afectan al subsidio para mayores de 52 años

Desde la administración pública de empleo han querido destacar que existen cinco cuestiones a tener en cuenta a tener en cuenta a partir de enero de 2023. Estas van a ayudar a entender las características específicas de este y corresponden con las siguientes:

Se puede compatibilizar con un trabajo

Existe una circunstancia específica en la que los beneficiarios podrán compatibilizarlo con un empleo. A partir del 2 de marzo del presente año, la normativa legal se cambió y se aprobó que los trabajadores fijos-discontinuos pudieran acceder a él. Es más, la vacante a cubrir por estos trabajadores puede se dé una jornada parcial o a tiempo completo.

Tiene una duración indeterminada

Tal y como se ha mencionado anteriormente, no va a haber una duración determinada como ocurre con el resto de subsidios. Estos se irán renovando cada seis meses. Sin embargo, el destinado a las personas con 52 años o más va a renovarse anualmente hasta que se alcance la jubilación o se encuentre un trabajo. Habrá que presentar un documento acreditativo para demostrar que se cumplen con todos los requisitos.

Habrá una nueva cuantía económica en 2023

Tras conocerse los nuevos Presupuesto Generales del Estado para el próximo año, se ha reflejado una subida del IPREM hasta los 600 euros mensuales. Esto va a suponer que los beneficiarios de esta ayuda van a ver cómo suben su cuantía mensual de los 463,21 euros mensuales a los 480 euros al mes. Será así, ya que se trata de una cuantía fija que se cobra en 12 meses y que corresponde con el 80% de dicho indicador.

Ya no habrá que esperar a los 55 años para solicitarlo

Desde que se modificó la normativa legal en 2019, ya no habrá que esperar a los 55 años para poder ser beneficiario. La edad se rebajó a los 52 años, tal y como lo refleja el Real Decreto-Ley 8/2019 de medidas urgentes en materia de protección social. 

Habrá que presentar una declaración de rentas

El SEPE va a exigir que cuando se renueve en cada año, el perceptor demuestre una declaración anual de rentas junto a la documentación que lo acredite en caso de que sea necesario. Esto es fundamental porque nunca se va a poder rebasar el límite del 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en ingresos mensuales. Es decir, se deberá demostrar una carencia de rentas mensuales que no van a poder ser superiores a los 750 euros al mes.

ARCHIVADO EN: