Política

Los acontecimientos que se escapan de la nueva ley de secretos oficiales

La Ley de Secretos Oficiales establece plazos para la desclasificación automática de información que se declare como tal a partir de su entrada en vigor, pero no para los hechos que permanecen ocultos con la actual normativa.

Lo que se le escapa a la nueva ley de secretos oficiales
Ley de Secretos Oficiales
Esperanza Murcia
 

España, por fin, tendrá una Ley de Secretos Oficiales. Adaptada a la Constitución, el Anteproyecto de Ley de Información Clasificada pondrá, como tope, un máximo de 50 años para revelar los secretos del Estado. Se podrían prorrogar 15 años más, en el caso de que se trate de un “alto secreto”, por lo que Moncloa mantendría oculta la información más sensible, que puede comprometer a todos los partidos, desde 1963. 

Esto, a efectos prácticos, deja fuera a los acontecimientos más recientes de la democracia, incluida la Transición: habrá que esperar aproximadamente unos 5 años para conocer los hechos más relevantes que marcaron este episodio de la historia de España. Esto sin contar con que no se optara por la prorrogación. 

Otro punto polémico, como apunta infoLibre, es la ausencia de una desclasificación automática de los documentos declarados como secretos en la anterior normativa franquista (la ley actual data de 1968). Como explicó el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, solo se desclasificará la información cuando así lo dictamine de oficio la autoridad o algún afectado lo solicite, siendo este ministerio el encargado de decidir si se desclasifica o no. En caso de que se negara, la decisión quedaría en manos de los jueces: determinarán si el rechazo atiende a razones por la seguridad nacional o de una persona, o si, por el contrario, sí se tendría que hacer público.

Ley de secretos oficiales: hechos que seguirán ocultos

En esta disyuntiva, hay varios acontecimientos de los que se presume que existe información oculta. Desde la oposición se han hecho eco, llegando la crítica incluso desde los socios de Gobierno: Unidas Podemos, al igual que otros partidos como EH Bildu, solicitan al Gobierno que reduzcan los plazos.  

Intento de golpe de Estado del 23-F

No se conocerán los papeles relativos al 23-F. Ha sido uno de los acontecimientos más comentados, con opiniones de lo más divididas. Desde ‘El Confidencial’, han entrevistado a Javier Cercas, autor de ‘Anatomía de un instante’, una de las obras más completas de este hecho: “Lo esencial ya se conoce”, declaraba en contra de la opinión popular. “El 23-F fue un golpe sin documentos. Pongo la mano en el fuego a que informes del 23-F no van a encontrar ninguno”. 

Sí afirmó que las grabaciones de aquel día no se conocen del todo, aunque sigue creyendo que no albergan ninguna sorpresa: “Esas grabaciones existen y se escucharon el 24 en una reunión de seguridad con el Rey y Adolfo Suárez en una reunión de seguridad”. 

GAL 

Los Grupos Antiterroristas de Liberación, más conocidos como los GAL, son otros de los episodios que, de momento, permanecerán ocultos. El primero de los asesinatos tuvo lugar en 1983, a manos de este grupo parapolicial que contó con la ayuda del Gobierno de España para atentar contra los miembros de ETA entre 1983 y 1987. Sus acciones han sido calificadas de “terrorismo de Estado” o “guerra sucia” contra la organización. Uno de los puntos más polémicos se dio hace unos años, cuando la CIA desclasificó varios documentos: en uno de ellos, afirmaban que el ex presidente del Gobierno, Felipe González, ordenó la organización. No obstante, no se identificaba la fuente de información. 

Otros asuntos clasificados 

Si bien los dos anteriores son los hechos clasificados más comentados, han salido a la palestra temas como la descolonización de Marruecos, Guinea o Ifni-Sáhara; la compra de armas, el desarrollo de la Guerra Civil o los informes sobre las relaciones de España con China, Japón y Filipinas de 1975 a 1982 o las hispano-alemanas entre 1970 y 1982.

ARCHIVADO EN: