NoticiasTrabajo logo Motivos por los que España necesita confinarse de forma urgente

Motivos por los que España necesita confinarse de forma urgente

"Posible nuevo confinamiento" es la frase más repetida en los últimos días en la red social Twitter con el trending topic #confinamiento, pero ¿nos confinan? Motivos hay, lo analizamos.

Motivos por los que España necesita confinarse de forma urgente
Paola Vargas López
Paola Vargas López
Actualizado a:

¿Necesita España un confinamiento?

Aunque la borrasca Filomena ha restado protagonismo al coronavirus en la última semana, las Comunidades Autónomas están estableciendo nuevas medidas, más estrictas, para hacer frente a las altas cifras de casos por Covid-19 en España que nos acercan, cada vez más, a un confinamiento domiciliario.

Aunque la campaña de vacunación se está llevando a cabo desde el pasado 27 de diciembre, la inmunidad del 70% de población, que se prevé para junio de 2021, cada vez está más lejos de alcanzarse.

Los hechos son contundentes. Las nuevas cepas son más contagiosas, el número de casos no para de crecer desde que pasó la Navidad, con una Incidencia Acumulada que está sobrepasando los límites establecidos en muchas comunidades.

Entonces, ¿es necesario un confinamiento? Veamos uno a uno los motivos.

Cuanto más contacto tenemos, más nos contagiamos

El número de contagios es una medida proporcional a los contactos que tenemos.

Durante la Navidad, y la relajación de medidas, nos reunimos con distintos grupos: familia, amigos…, otros amigos, otros familiares...; esto ha provocado que las probabilidades de contagio aumentaran y que el resultado haya sido revelador: un aumento exponencial de los casos en toda España.

Según los datos registrados en los últimos meses del 2020 hasta día de hoy, se están diagnosticando uno de cada tres contagiados en nuestro país.

Al no hacerse pruebas todo el mundo y no detectar síntomas de la enfermedad, como es el caso de muchas personas asintomáticas; dos de cada tres contagiados no sabe que sufre la enfermedad y no se somete a aislamiento, provocando más contagios.

Ahora las medidas establecidas en las distintas comunidades, tienen en cuenta, aún más, los contactos que puede tener una persona, restringiendo el número de contactos al núcleo familiar, e incluso a menos.

En el caso de las personas que vivan solas, solo podrán agregarse a un núcleo diferente de personas.

Estas medidas, tan asociales, podrían solucionar el aumento de casos y estabilizar la situación, a pocas horas de que se establezcan nuevas restricciones, más duras, en Comunidades como Andalucía.

La Incidencia Acumulada no puede ser el único indicador a tener en cuenta

Autonomías y Gobierno han utilizado este único indicador para monitorizar la pandemia y establecer medidas privativas para los ciudadanos, pero, ¿es suficiente? Rotundamente no.

La Incidencia Acumulada (IA), indica el número de casos nuevos de una enfermedad, en este caso la Covid-19, en una población determinada y en un periodo determinado.

Sin embargo, el Índice de Riesgo Territorial (IRT), es otro indicador que proporciona una imagen de la situación sanitaria de nuestro país mucho más completa. El ITR utiliza valores diarios de fallecimientos, ingresos en UCI y hospital y sus porcentajes de ocupación.

¿No sería lícito tener en cuenta este indicador, el IRT, para medir el riesgo actual derivado de la pandemia y, en su caso, complementarlo con el de Incidencia Acumulada?

Hasta que la Inmunidad de Grupo (IdG), no alcance el 70%, la probabilidad de contagio será alta y puede derivar en un confinamiento en España

Hoy la IdG, derivada de las vacunas administradas, alcanza en muchas comunidades el 20%, aproximadamente. Esto significa que si un grupo de 10 personas se reúnen, habrá menos probabilidad de contagio si una de ellas tiene el virus.

Este dato da algo de esperanza, pero aún queda mucho para alcanzar el objetivo de inmunidad del 70% previsto, y cuando se alcance, no significará que se terminen los contagios, sino que serán más lentos.

Por lo tanto, y teniendo en cuenta estos motivos, el confinamiento puede ser una opción muy factible en España. Sea o no la solución al problema, no podemos bajar la guardia.

Debemos ser más conscientes de nuestra realidad y tomar medidas, a nivel personal y de respeto con las personas más vulnerables, para que la pandemia por Covid-19 no siga sumando casos y fallecimientos.