NoticiasTrabajo logo Malas noticias si esperas recibir un coche de Seat, Nissan o Ford este verano

Despidos laborales

Malas noticias si esperas recibir un coche de Seat, Nissan o Ford este verano

Se paraliza la fabricación de los vehículos de estas marcas por falta de semiconductores, lo que hará que se cierren sus plantas de producción durante días

seat parón crisis microchips
Trinidad Rodríguez
Trinidad Rodríguez
23/06/2021 12:00pm
Economía

Seat, Nissan y Ford paran máquinas de nuevo, aunque en el caso de Seat es la primera vez que lo hace. La crisis mundial de microchips semiconductores afecta de lleno no solo a la industria tecnológica, sino también al sector automovilístico y la pandemia ha tenido mucho que ver en todo ello.  

Pese al repunte de la demanda de coches en lo que va de año, la escasez global de estos circuitos integrados de última generación han provocado que hasta 17 plantas de coches en España, como Mercedes o Peugeot, hayan tenido que aplazar la entrega de 662.224 vehículos durante los tres primeros meses de 2021. 

Sin embargo, la pelota ahora está sobre el tejado de Seat, Nissan y Ford, con duras consecuencias para sus miles de empleados repartidos por toda la geografía española golpeados por la difícil situación laboral. De hecho, Ford acaba de anunciar que prevé un nuevo ERTE de tres meses, previsto para principios del próximo mes de julio, y que afectará a más de 7.000 trabajadores. 

empleados ford microchips

Pero, ¿cómo repercutirá la falta de stock de los microchips?, ¿por qué no hay suficiente almacenamiento de este producto?, ¿cuándo se fijarán los plazos de entrega de los nuevos vehículos? Veámoslo a continuación. 

Las graves consecuencias de la crisis de los chips en la industria del automóvil en España

La empresa de origen español, Seat, acaba de comunicar que cierra tres días su planta de producción de Martorell, ubicada en Barcelona, por falta de semiconductores. Si se tiene en cuenta que la compañía adquirida por el grupo Volkswagen fabrica unos 2.100 coches al día, los de Cataluña dejarán de producir más de 6.000. 

Este nuevo parón dará como consecuencia un retraso de semanas o incluso meses en la comercialización de los vehículos de la marca. Y es que aunque en principio esta pausa obligada solo está fijada en tres días, hasta ahora Seat no había llegado a cerrar completamente las fábricas, al contrario de otras factorías como Nissan o Ford. 

Pero Seat no es la única afectada. En las últimas semanas otras reconocidas marcas como Peugeot, Citroën, Opel y Fiat también han detenido sus operaciones. Lo mismo ocurrió a finales de  mayo con la de Mercedes-Benz de Vitoria, que se vio en graves apuros para continuar la producción de sus coches, teniendo que cerrar sus talleres bilbaínos debido a los problemas con los suministros. 

¿Cómo afecta la falta de microchips a la hora de fabricar un coche?

Desde hace más de diez años hasta los coches más básicos contaban con potentes procesadores que se incrustan en diferentes piezas y dispositivos, en aspectos tan primordiales como la potencia del motor.

Sin embargo, los coches más innovadores incluyen hasta un centenar de semiconductores, que van desde los retrovisores hasta los salpicaderos digitales en algunos de sus modelos de alta gama. 

Por lo tanto, el desabastecimiento de microchips a nivel global afecta a la industria del automóvil se mire por donde se mire, no solo en España sino también en el resto de potencias mundiales como Estados Unidos, Francia y Alemania

Pero el problema no acaba ahí y no parece que vaya camino de acabar pronto, ya que los analistas advierten de que es muy probable que la crisis dure todo 2021 y se puede llegar a alargar hasta el año que viene

Intel, al rescate de las fábricas de coches

En el mundo hay pocas fábricas que pueden producir circuitos integrados de última generación y la mayoría se encuentran en China. En este sentido, los asiáticos TSCM e Intel son dos de los mayores fabricantes y distribuidores de microchips en el mundo. 

intel crisis global chips

Con el fin de aliviar la escasez mundial de semiconductores, la multinacional Intel ya ha indicado que invertirá 20.000 millones de dólares en dos nuevas fábricas en Israel e Irlanda con la idea de fabricar microchips para vehículos en los próximos seis a nueve meses

La “marca blanca” de los semiconductores fabricará para ella y también para otros, como ya lo hacen sus principales competidores: TSMC o Global Foundries.