NoticiasTrabajo logo El Gobierno de Sánchez pacta con ERC y Bildu anticipar la jubilación de los Mossos a 60 años

Los Mossos d´Esquadra podrán jubilarse a los 60 años. El Gobierno central y Govern han acordado que la edad de jubilación de la policía autonómica catalana se adelante cinco años. De los 65 anteriores en que estaba cifrada la potestad de dar por concluida a la carrera a los 60. Una medida que entrará en vigor a partir de 2022 y que amenaza con uno de los mayores expolios de funcionarios del sector.

El acuerdo es consecuencia directa de la obligada aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y afecta también a la Policía Foral de Navarra. PSOE y Unidas Podemos, los dos miembros del Ejecutivo de coalición aceptaron incluirlo en el pacto con ERC y Bildu, cuyos votos son requisito indispensable para ambas formaciones. 

“Una noticia importantísima”, afirmó el 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena. Recibido con satisfacción tras años de reivindicaciones por parte de las asociaciones sindicales, que reclamaban agravio comparativo con otros cuerpos policiales, obliga a una reestructuración financiera y logística sin precedentes a Navarra y Cataluña en mitad de una de las crisis de efectivos más grandes en los Mossos de los últimos años.

El alto castigo físico, uno de los motivos de la anticipación de la jubilación 

"La gente no se podía jubilar hasta los 65 años y la policial es una labor que implica un alto castigo físico. Al resto de cuerpos se les había concedido esta medida porque se consideraba que en muchos casos la tarea era muy complicada de desarrollar al cumplir los 60 años, pero los agentes catalanes teníamos que seguir cinco años más. Era el gran reto pendiente que afecta al futuro de muchas personas", afirmaba el portavoz de SAP-Fepol, Toni Castejón. 

También se ha congratulado de la medida el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC), que se ha encargado de recalcar los sucesivos esfuerzos iniciados para ello en 2004 junto al Erne y el Sindicato de la Policía Foral de Navarra, el otro cuerpo policial que verá adelantada su edad de jubilación a los 60 años. Estos y los Mossos eran las únicas fuerzas estatales al respecto que debían seguir trabajando hasta los 65, después la equiparación reciente de la Policía Local y la Ertzaintza a la Policía Nacional y Guardia Civil.

Mossos - Govern: Una reestructuración delicada 

Mientras la Comisión Coordinadora Estado-Navarra elabora la estrategia económica para reemplazar las cotizaciones que se perderán con esta anticipación de jubilación de la Policía Foral, para la que se ha pedido ayuda financiera al Gobierno central y se espera recargar las actuales, el Govern afronta una empresa más difícil.

Si ya de por sí actualmente los Mossos atraviesan una de las crisis de efectivos y económicas más acentuadas de los últimos tiempos, una de las mayores fugas de funcionarios recientes le pone en un compromiso. Ese adelanto de cinco años en la jubilación abrirá la puerta a que cinco generaciones puedan colgar el uniforme de golpe. El Gobierno, además, debe más de 500 millones de euros al Govern para sufragar este cuerpo policial autonómico.

Por ello, y como han adelantado Elena y el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se aumentará en un 20% la plantilla. De hecho, en algo menos de quince años ha crecido en más de 1.800 efectivos, pasando de 18.267 en 2006 a los 20.006 actuales. Pero ahora, con la entrada en vigor de la medida, se volverán a tomar decisiones al respecto. La primera de ellas, elevar en 800 plazas las de las oposiciones de los próximos años. El objetivo es aumentar en 4.000 los agentes.