NoticiasTrabajo logo Este error del banco le hace ganar a un cliente más de 43.000 millones de euros

Este error del banco le hace ganar a un cliente más de 43.000 millones de euros

Este error del banco le hace ganar a un cliente más de 43.000 millones de euros La felicidad les duró poco a este matrimonio estadounidense debido a un error informático
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Ricos por sorpresa aunque solo por un día. Por más que parezca el título de una película, es lo que le ocurrió a una pareja residente en Luisiana, uno de los 50 estados estadounidenses ubicado en el Golfo de México. ¿Imaginan levantarse un sábado por la mañana, desbloquear el teléfono móvil y que una notificación de la aplicación de su banco indique que tiene un ingreso de más de 43.000 millones de euros

"Estaba emocionado. Realmente me sorprendió ver cómo había llegado eso allí y me pregunté si era rico", declaraba James, uno de los cónyuges de este curioso suceso, a la cadena de televisión americana CNN tratando de relatar con pelos y señales lo ocurrido. “Fue por quedarse dormido”, bromeaba acerca del supuesto error, a su juicio, de un empleado que acabó por notificarle Chase Bank.

Este banco con sede en Nueva York, y con suma reputación por tratarse de la filial de banca comercial de la corporación bancaria multinacional JPMorgan Chase, tuvo que pedir disculpas por un error informático que no solo convirtió en millonarios de la noche a la mañana a esta pareja, sino a unas cuantas más.

¿Se gastaron el dinero ingresado por error desde su banco?

Aunque esas disculpas y la consecuente explicación tardaron en llegar, sumiendo a la pareja en una dulce incertidumbre, y también un dilema. “¿Nos gastamos el dinero o esperamos?”, confesaron a la televisión. "La preocupación es si mi cuenta se vio comprometida y el banco ni siquiera ha llamado. No hemos sabido nada nadie", explicaban el mismo día de lo sucedido.

Aunque, del mismo modo, y como también relatan, pudieron comprobar al ingresar en foros del banco y conocidos, que no eran los únicos a los que les había sucedido. "Hay una gran diferencia entre la moralidad y la legalidad. La honestidad y el buen carácter moral entraron en acción de inmediato, no podemos hacer nada con el dinero. Yo no lo gané, no es nuestro para gastarlo", explicaba James.

Así que acabó por pesar más la buena fe en ese lapso de tiempo con una tentación millonaria acechando hasta que la entidad bancaria dio señales de vida. Cuatro días, el martes siguiente, fue lo que se demoró el Chase Bank en ponerse en contacto personalmente con los afectados, confirmando, como adelantaba, que no habían sido los únicos y aludiendo a un error técnico en el software del sistema.

Arrestado por gastarse un dinero del que disponía por equivocación

El caso opuesto a lo ocurrido al matrimonio de Luisiana ocurrió también en Australia, concretamente sucedió en 2016. Un joven, calcando prácticamente el recibimiento de la noticia de los estadounidenses, se percató de que le había sido concedido un crédito de dos millones de dólares australianos.

Al cambio, unos 1,3 millones de euros, de los que disponía instantáneamente. Lejos siquiera de pensar si constituyó un error o no, decidió despilfarrarlo en objetos y automóviles de lujo. Dos años después fue arrestado por la policía por un delito de ventajas financieras y apropiación indebida.