Consumo

El precio de la gasolina ya está a 2,20 euros. ¿Hasta cuándo subirá?

  El precio de la gasolina, la guerra en Ucrania o la excesiva demanda causan que los combustibles se vean afectados por la inflación.

El precio de la gasolina ya está a 2,20 euros. ¿Hasta cuándo subirá?
El precio de la gasolina sigue incesante en su subida en 2022.
Javier Martín
 

Otro día más que el precio de la gasolina y el diésel vuelven a subir otro escalón de récord en sus carteles de precios. Está a 2,20 euros el litro. Como la luz o la bombona de butano, los combustibles no se escapan de los intensos efectos de la inflación que ralentiza y encoge la economía europea y española, por consecuencia. En las últimas semanas, se continúan encadenando cifras históricas. Entonces, ¿hasta cuándo va a seguir subiendo?
 
Este primer comienzo de semana del mes de junio no ha sido una excepción, volviendo a conquista nuevas cotas nunca vistas en las gasolineras y estaciones de servicio. 2,20 euros/litro marca la gasolina, mientras que el gasóleo A, 1,943 euros/L. Un aumento paulatino y consecutivo de precios que no han conseguido parar ni las medidas del Gobierno.
 
Ese descuento de 20 céntimos que se instauró en abril ,y que se prolongará hasta finales de verano, no han aliviado especialmente a los bolsillos de los conductores, cuyas economías continúan comprometidas. Desde asociaciones en defensa de los consumidores, que reclaman más medidas, como desde organismos nacionales, como el Banco de España, piden retirarlas por su poca efectividad y la negativa consecuencia en las arcas del Estado.

¿Por qué sube el precio de la gasolina y el diésel?

El precio del barril de petróleo Brent, la referencia en Europa, se ha vuelto a situar por encima de los 120 dólares. Es una de las causas del aumento general de precios. También el de los costes de transporte y los fletes. Pero decisivo, como apunta la Unión Europeo, fue el origen y desarrollo de la guerra en Ucrania. Ello ha provocado que Europa vete la importación del petróleo y gas ruso, que alimenta al 10% del planeta, a su territorio.
 
Para contener esto, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunció su intención de aumentar la producción por encima de los 432.000 barriles diarios previstos desde hace meses a 648.000 barriles en julio y agosto. Algo que ha acabado resultado contradictorio.
 
También la pandemia de coronavirus, a pesar de que la mayoría de los países se encuentran ya en las fases finales para dejarla atrás, aunque no así sus secuelas sociales y económicas. Tras varios meses de parón en las actividades de todo el mundo, la demanda fue tan brutal que disparó todos los costes en las cadenas de distribución.

¿Cuándo dejará de subir el precio de la gasolina y el diésel?

No precisamente a corto plazo. Primero porque la demanda del crudo con el que se acaban fabricando los combustibles sigue superando a la capacidad de producción, lo que continuará disparando los costes.
 
Los expertos económicos de los distintos países cifran en torno a un año el posible punto de inflexión para que los combustibles comiencen a bajar. Además, serán clave también el proceso de recuperación en los distintos países y el avance de la guerra en Ucrania. Por tanto, habrá que esperar acontecimientos.

ARCHIVADO EN: