NoticiasTrabajo logo Argelia suspende el tratado de amistad con España: ¿Cuáles son las consecuencias?

Argelia suspende el tratado de amistad con España: ¿Cuáles son las consecuencias?

Argelia ha anunciado la rotura del 'Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación' firmado en 2002 por el apoyo del Gobierno a Marruecos en el conflicto del Sáhara.

Argelia suspende el tratado de amistad con España: ¿Cuáles son las consecuencias? Estas son las consecuencias de la rotura del tratado de amistad entre Argelia y España.
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Argelia ha roto relaciones con España desde este jueves, 9 de junio. Sobre la tarde-noche de ayer saltó la noticia, en la que la presidencia de la República Democrática del país africano anunciaba mediante un comunicado: “Argelia ha decidido proceder a la suspensión inmediata del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación, que concluyó el 8 de octubre de 2002 con el Reino de España y que hasta ahora regía las relaciones de desarrollo entre ambos países”.

¿Por qué Argelia suspende su tratado de amistad con España? Como también justifica el documento, por considerar que España ofrece apoyo "a la ilegal e ilegítima fórmula de autonomía interna propugnada por la potencia ocupante -en referencia a Marruecos-" y de trabajar "para promover un hecho colonial consumado mediante el uso de argumentos falaces."

Es decir, el gobierno argelino considera que el Ejecutivo español les ha traicionado después del cambio anunciado por Pedro Sánchez en el que se pasaba a apoyar el plan de autonomía para el Sáhara Occidental, pese la opinión en contra de la oposición. Una postura "injustificable, además de una violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como poder administrador del territorio que pesan sobre el Reino de España", según Argelia, la gran perjudicada por ser la máxima defensora de la causa saharaui.

¿Qué dice el tratado de amistad entre Argelia y España?

A pesar de que la firma entre ambos países del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación data del 2002, tres meses después del incidente en el islote de Perejil, ambos países mantienen lazos diplomáticos desde el 3 de julio de 1962. Abdelaziz Buteflika, presidente argelino, y el entonces jefe del Gobierno español, José María Aznar, definieron el pacto como “estratégico”, al regular múltiples ámbitos: desde el económico y financiero, hasta el de Defensa y seguridad.

¿Qué más supuso la firma de este tratado de amistad? Contribuir a la paz en el Mediterráneo, además de la creación de una unidad específica de trabajo para potenciar la relación energética de suministro de gas y petróleo. En este sentido, se valoró prolongar el gasoducto Medgaz que va de la costa africana a la de Almería. Asimismo, en 2013, se acordó maximizar la presencia de empresas españolas en suelo argelino. Otros puntos destacados mencionan la “abstención de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza”. Y el quinto, al “arreglo pacífico de controversias”.

También pactaron "prestar especial atención a los proyectos de infraestructura, particularmente en los campos de la energía, obras públicas y viviendas, transportes y comunicaciones, pesca marítima, protección del medio ambiente y gestión de recursos naturales".

En cuanto a seguridad, el acuerdo sella que ambos "reafirman su voluntad común de luchar contra el terrorismo transnacional" y "acuerdan reforzar su cooperación bilateral entre las instituciones competentes, en particular en los ámbitos de la coordinación en el intercambio de información, de la prevención y de la lucha operacional contra el terrorismo".

¿Cuáles son las consecuencias de romper el tratado de amistad?

La rotura del tratado provoca que queden en el limbo los puntos mencionados y todos los restantes que lo componen. José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, no temió represalias mayores aparte de la cancelación del comercio. "El Gobierno argelino es muy conocido por ser un socio fiable, un suministrador fiable. Se han dado garantías al máximo nivel y nada indica que vaya ser de otra manera", afirmó en el 'III Foro Internacional Expansión en Alcalá de Henares.'

Poco después se conoció otra represalia, la de la congelación de las operaciones bancarias con España desde ayer miércoles. Todas las domiciliaciones bancarias procedentes de relaciones comerciales con España se pararon por orden de la 'Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF)', que comunica las notificaciones del Ministerio de Finanzas a los bancos nacionales.

España, que recalcó "su compromiso pleno y disponibilidad para seguir manteniendo y desarrollando las especiales relaciones de cooperación entre los dos países" y a Argelia como "un país vecino y amigo", no cree que corran peligro las relaciones energéticas y en materia de gas y carbón, como así se lo aseguró el presidente argelino al Ejecutivo. Hay que recordar que la nación africana es la gran exportadora de esta materia primera energética a España.