NoticiasTrabajo logo Cómo saber si ya no tengo COVID

Cómo saber si ya no tengo COVID

La posibilidad de ser asintomático y confundirlo con otros cuadros clínicos dificulta conocer si se ha pasado el coronavirus. Se diferencia entre cura clínica o cura virológica, aunque las pruebas diagnósticas son la única manera de certificarlo.

Cómo saber si ya no tengo COVID
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Si hemos pasado el COVID-19 una de las preguntas que nos surgen a todos es: ¿Cómo saber si ya no tengo COVID? Y es que prácticamente un año y medio después del inicio de la pandemia con el primer estado de alarma y mientras el proceso de vacunación avanza a paso firme paralelamente al desarrollo de la quinta ola, continúan surgiendo cuestiones aún sin definir categóricamente sobre el coronavirus.

Esta es una de ellas, básica, y convertida en una de las primeras preguntas al acudir a vacunarse es la que nos harán los sanitarios para saber si hemos pasado el virus ya o no lo tenemos.

No presentar síntomas o la posible confusión con otros cuadros clínicos como la gripe o el resfriado dificulta el dar respuesta a la pregunta. Además de curarse, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra en seis semanas el tiempo para recuperarse, dependerá de cada uno. Para ello, y con tal de constatar la evidencia del proceso de recuperación para contribuir a frenar a la transmisión el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) establece una serie de pautas de acción para guiar al usuario.

Síntomas de haber pasado el COVID

Lo primero, comprobar si hemos superado o estamos superando una serie de síntomas indicadores del coronavirus. Entre ellos, según la ECDC, la tos, la insuficiencia respiratoria, fatiga, taquicardias, pérdida de gusto, olfato o cabello, conjuntivitis o cefaleas. Aunque, como ya se ha mencionado, todo cambia al ser un caso asintomático.

Cuándo se considera que estás recuperado del COVID-19

Por tanto, Bruce Ribner, director médico de la Unidad de Enfermedades Transmisibles Graves del Hospital de la Universidad Emory, insta a diferenciar entre cura clínica o virológica. Sentir que estamos mejor, que hemos dejado atrás esos posibles síntomas significarían lo primero. Es decir, que nos sentimos curados. Pero esto no quiere decir que nuestro sistema inmunológico haya conseguido derrotar totalmente al virus.

"En líneas generales, si a un paciente le han hecho una prueba (para confirmar el virus), el criterio para determinar que está curado es que tenga una reducción de los síntomas, seguido de una prueba". Explica Lauren Sauer, profesora de medicina de emergencia de la Universidad de John Hopkins. “Hay una diferencia entre ser dado de alta y estar curado".

"Estar curado es que has hecho el test con resultado negativo", concluye Sauer, lo que determinará que ya no tenemos carga viral en nuestro organismo y que hemos generado los anticuerpos necesarios para haberlo provocado.

Test serológicos, test de anticuerpos o PCR

Por tanto, para saber si te has recuperado es imprescindible que lo certifique una de los dos pruebas diagnósticas para comprobar si aún tenemos COVID-19. Para ello, tengamos síntomas o no, o se deberán acreditar dos pruebas PCR negativas con 24 horas de diferencia entre ellas (para evitar un falso negativo) u optar por el test de anticuerpos, en el que se comprueba la presencia o no y la cantidad de estos en nuestra sangre.

Sin embargo, esta prueba no está considerada como concluyente al 100% en la comunidad científica y médica, ya que contar con anticuerpos no quiere decir que el virus haya desaparecido totalmente del organismo.

De esta forma, y como aconseja el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), una vez realizadas las pruebas PCR, se debe complementar con el test serológico para respaldar la evolución clínica. Esta prueba, también realizada a través de la sangre y con el objetivo de buscar y detectar anticuerpos y de qué tipo, es más precisa y muestra, en función de la inmunoglobulina que se detecte, si la infección ha sido más o menos reciente.

En otras palabras, este test, cualitativo y cuantitativo, es el que posee la mayor fiabilidad diagnóstica, según el doctor Daniel Carnevali, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid, resultando por tanto la más adecuada para saber si hemos pasado el virus y si tenemos anticuerpos.