Cobrar el subsidio para mayores de 52 años y trabajar, ¿se pierde la ayuda del SEPE?

Cobrar el subsidio para mayores de 52 años y trabajar, ¿se pierde la ayuda del SEPE?

El SEPE acoge una serie de excepciones en los que los desempleados mayores del 52 años que cobren el subsidio por desempleo puedan alternarlo con un trabajo.

Las excepciones del SEPE para compatibilizar el subsidio de mayores de 52 años con un empleo.
Isabel Gómez
Actualizado a:

Llega una edad en la que los trabajadores desempleados sienten miedo de perder sus trabajos. Es realmente complicado cuando las personas sobrepasan los 50 años y se quedan sin empleo. Cuando esto ocurre, pueden cobrar una prestación por desempleo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), aunque se puede agotar y caer en una situación económica complicada y de vulnerabilidad. Para que esto no ocurra, pueden solicitar otra ayuda de dicho ente público, el subsidio para mayores de 52 años. Se trata de una ayuda que cotiza para la pensión de jubilación y que se cobra hasta que se llegue a la edad ordinaria. ¿Qué ocurre si vuelven a trabajar? Esto es una duda frecuente que se despejará más adelante.

Antes hay que tener en cuenta que para acceder al subsidio se debe tener una carencia de rentas. Cuando estas no superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional, es decir, los 750 euros al mes, desde la administración pública considerarán que esa persona tiene una vulnerabilidad económica y se encuentra desprotegida. Por ello, recibirá una cuantía fija que corresponde con el 80% del Impuesto Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, 463,21 euros mensuales.

Sin embargo, este importe peligra cuando se vuelve a reincorporar al mercado de trabajo. Hay algunas variables que influyen en esta situación. Algo que desde el SEPE se han visto obligados a aclarar para que el trabajador por cuenta ajena decida lo más beneficioso para él.

¿Por qué se pierde la ayuda del SEPE si se vuelve a reanudar el trabajo?

Desde el Instituto de Trabajo (INEM SEPE) se admiten dos posibilidades para que los subsidiarios mayores de 52 años puedan volver a reincorporarse al mercado laboral a tiempo completo:

  • Si el contrato dura menos de 360 días, se puede volver a reanudar un subsidio.
  • Si el trabajador beneficiario del subsidio hubiera tenido más contratos desde que comenzó a cobrarlo y superar los 360 días, dejaría de cobrarlo. Esto es así porque supera el tiempo requerido, ya que se puede acceder a una prestación contributiva de esa administración pública, es decir, el paro. Y esta es prioritaria ante cualquier tipo de subsidio. Así se recoge en su normativa legal.

Por tanto, todos aquellos desempleados que cobren una prestación no contributiva del SEPE, tienen que tener en cuenta la duración de sus contratos cuando trabajen por cuenta ajena como asalariados para poder beneficiarse, tanto del subsidio como del sueldo que reciban.

¿En qué excepciones se puede cobrar el subsidio para mayores de 52 años mientras se trabaja?

Desde el mencionado organismo público exponen que existen varias excepciones o situaciones particulares en la que los desempleados pueden alternar ayuda y empleo y son las siguientes:

  • Serán compatibles cuando esas personas sean contratadas en jornadas completas, de forma indefinida o temporal, con un contrato superior a tres meses.
  • No existirá compatibilidad cuando el contrato sea de inserción laboral, bajo el 'Programa de Fomento del Empleo Agrario'. Tampoco con los puestos de directivos o de órganos administrativos de empresas.
  • El mayor de 52 años no puede entrar en una empresa que se encuentre en Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción, suspensión o reducción de jornada. Esta compañía tampoco debe haberle mantenido contratado durante el último año.
  • Se debe tener en cuenta que, aunque la contratación sea compatible, el trabajador debe presentar el contrato en la oficina del SEPE correspondiente. Será quien dé el visto bueno a que se compatibilice la actividad laboral. En ese caso, se le reanudará el abono del subsidio desde que se incorporó al empleo, reduciendo su importe un 50%. 
  • Cuando las personas de más de 52 años y que vuelvan al empleo, deban desplazarse a otra residencia para llevarlo a cabo, se solicitará un documento junto al contrato donde se le abonarán tres mensualidades del subsidio en un solo pago.

Puede ocurrir que la persona cese de nuevo la actividad laboral en menos de un año y no pueda tener acceso al paro. En este caso, tiene 15 días hábiles para informar a la oficina de empleo de su situación, volver a reactivar el compromiso de actividad. Todo ello, si sigue cumpliendo con todos los requisitos para cobrar el subsidio. Si no se comunica en ese plazo, podrá perder tantos días de subsidio como mediante entre que dejó el empleo y el día que vuelve a comunicarlo al SEPE.