Unidas Podemos da tres meses al PSOE para aprobar un cheque bebé de 1.200 euros

Unidas Podemos da tres meses al PSOE para aprobar un cheque bebé de 1.200 euros

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha sellado un pacto escrito con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para que la Ley de Familias se apruebe en septiembre.

Unidas Podemos y PSOE se han reunido para pactar la aprobación del Cheque bebé de 1.200 euros.
Javier Martín
Actualizado a:

La 'Ley de Familias' será una realidad en aproximadamente tres meses, después del verano, concretamente, el próximo mes de septiembre. Es lo que reza el pacto que han firmado esta semana en la más absoluta de las discreciones, hasta el momento, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, junto al ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

"Me alegra anunciarles que hemos llegado a un acuerdo y tenemos el compromiso de nuestro socio de Gobierno para llevar un texto conjunto en septiembre al Consejo de Ministros", adelantaba Belarra el pacto con el PSOE. Una iniciativa que, aunque no asegura que sus socios de coalición vayan a abrir la mano con todas las propuestas, significa un avance sustancial respecto a la férrea postura socialista: se tendrán que sentar a negociar.
 


 
"No nos han dado el visto bueno a las propuestas, solo hemos logrado convencerles para poner un plazo, pero en ese plazo el acuerdo tiene que salir", puntualizan desde el gabinete de Derechos Sociales. Una medida que se enmarca en la próxima hoja de ruta gubernamental, orientada a la conciliación laboral.
 
El próximo martes se aprobará la reforma de la Ley del aborto. Además, se debaten otras cuestiones próximas como la baja laboral específica por menstruación incapacitante o de un permiso retribuido para el último mes de embarazo o una nueva normativa para ahondar en las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar para trabajadores con hijos y cuidadores. Pero, ¿en qué consiste ese pacto entre ambos ministras?

El cheque bebé, la medida estrella de la Ley de Familias

100 euros mensuales o 125 euros al mes, en el caso de que se trate una familia monoparental. Estas son las cuantías de la prestación universal por crianza, el famoso 'Cheque bebé', que Unidas Podemos lleva un año tratando de incluir en los planes normativos del PSOE para que sea llevado a debate en Consejo de Ministros.

Una retribución que complementaría a la ayuda de 1.200 euros anuales por maternidad que ya estipula la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), dirigida para madres que trabajan por cada hijo menor de tres años que tengan. Esta puede hacerse efectiva de manera anticipada o aplicando la deducción en la declaración anual del IRPF.

Hacienda ha rechazado este ‘cheque bebé’ por no considerar que fuera el momento adecuado. Todo ello a pesar de que fue incluido en la batería de medidas futuras, ‘España 2050’, destinadas a mejorar las prestaciones familiares para aquellos hogares en situaciones más comprometidas económicamente y que no pueden acceder a los beneficios de ahorro fiscal, por no presentar la declaración de la renta o porque directamente no obtienen rentas.

El plan futuro pasa porque sean devueltas a los hogares que no tienen obligación de tributar, pero cuyos ingresos están por encima del Ingreso Mínimo Vital (IMV), como pasa con la deducción por maternidad.

Otras medidas a tomar tras la Ley de las Familias

Además, ese documento elaborado por el Gobierno de España también recoge otras propuestas para los próximos 30 años como nueva prestación por crianza de hijos, en este caso menores de 18 años. "En un primer momento, esta prestación deberá dirigirse a todas aquellas familias que se encuentran en situación de riesgo de pobreza, pero no cumplen los requisitos para acceder al IMV. Posteriormente, deberá ampliarse al resto de familias del país, tal y como ya se hace en la mayoría de los estados europeos", explica concretamente.

Por su parte, otro de los principales ejes de acción del paquete familiar de la Ley de Familias que abandera Unidas Podemos es la prolongación de las bajas de maternidad y paternidad hasta los seis meses. Algo a lo que también se negó el PSOE, escudándose en la reciente extensión de este permiso hasta las 16 semanas, aproximadamente cuatro meses.

Pero la formación morada seguirá negociando, así como para facilitar que el miembro de una familia monoparental se pueda acoger a ambos permisos, o que pueda beneficiarse de uno de ellos el que vaya a cuidar de ese hijo o se trate de un familiar de segundo grado de consanguinidad o afinidad.