El CSIC confirma la amenaza de tsunami en España con olas de hasta 6 metros

El CSIC confirma la amenaza de tsunami en España con olas de hasta 6 metros

Un estudio predictivo ha alertado de que la falla de Averroes, en el mar de Alborán, podría provocar más maremotos de los que se creían en un principio. La zona costera sur, amenazada por tsunami.

Javier Martín
Actualizado a:

La posibilidad de que un tsunami haga temblar Andalucía es real. Mejor dicho, más probable de lo que se pensaba en un principio. No lo afirma cualquiera, si no toda una de las máximas autoridades en la materia como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que revela en su último estudio, publicado en la revista Scientific Reports, como en la falla de Averroes ubicada en el mar de Alborán se están generando nuevas formas de producción de maremotos. 

Aunque el modelo predictivo del estudio no permite concretar cuándo podría producirse un tsunami en España, concretamente en la zona mencionada, esta nueva forma descubierta de generarse sí ha arrojado datos como la magnitud -de escala 7- o virulencia del mismo. Entre las probables consecuencias, las que pudieran provocar las olas de hasta seis metros a las que tendría que hacer frente la zona costera española andaluza y de Ceuta y Melilla con poco tiempo de reacción: llegarían rápidamente -en torno a media hora-.

Para tratar de evitarlas o minimizarlas en la medida de lo posible, el CSIC insta a "mejorar las medidas de planificación encaminadas a la mitigación del impacto de un posible tsunami”. De hecho, hace poco, ante los rumores, el Ayuntamiento de Cádiz, como todas las localidades costeras, reveló su plan de evacuación de la ciudad ante un evento así.

La falla de Averroes

La respuesta al por qué ahora es mayor la posibilidad de un tsunami en España la tiene la falla de Averroes, una fractura en la corteza oceánica a la altura del mar de Alborán -al sur de la geografía española-, cuyos bloques suelen desplazarse horizontalmente por la actividad tectónica.

Generalmente, y como explica el CSIC, “como requisito básico para que haya un tsunami es que tengamos un desplazamiento en la vertical del fondo marino. Esto hace que se desplace el agua y es lo que produce la onda en superficie”.

La falla de Averroes, en principio, no debería ser una fuente de maremotos”, sin embargo, se ha hallado un salto vertical en su extremo “un tanto extraño” prosigue el estudio. “En la mayor parte de la falla, el desplazamiento es horizontal. Además, hay bloques de edificios volcánicos que están desplazados lateralmente. De ahí, la curiosidad por ver si ahí se podía generar un tsunami, y hemos visto que sí”, explica Ferran Estrada, experto en geología marina del Instituto de Ciencias del Mar y uno de los principales autores de la prueba. “Una característica que eleva el riesgo de maremoto”, concluye Estrada. 

Devastadoras consecuencias 

El estudio del CSIC, basado en modelos predicitivos de cómo se moverían las aguas que cubren la falla de Averroes -las del mar de Alborán- una vez conocido este descubrimiento, han puesto sobreaviso a las localidades costeras de Ceuta y Melilla, Marruecos, Granada, Málaga o Cádiz, algunas de las ciudades que podrían ser afectadas con desvastadoras consecuencias, con olas más propias de película de ciencia ficción, de hasta seis metros de altura y que tardarían en llegar a la costa entre 21 y 35 minutos.

"Una amenaza para las poblaciones costeras que daña infraestructuras marinas y terrestres, y provoca una crisis económica y medioambiental", ha indicado el estudio, que llama a revisar y reforzar los sistemas para evitar catástrofes como el maremoto que devastó Cádiz en 1755: “Son episodios demasiado rápidos para que los sistemas de alerta temprana actuales funcionen con éxito. Estos hallazgos indican que el potencial para generar tsunamis de las fallas de salto en dirección debe tenerse en cuenta para la reevaluación de los sistemas de alerta temprana de tsunamis”.