Los retos de los autónomos con problemas para afrontar los pagos de marzo

Los retos de los autónomos con problemas para afrontar los pagos de marzo

El 43% de los trabajadores autónomos han visto reducidos sus ingresos en el mes de marzo por los siguientes motivos.

El 43% de los autónomos tiene problemas serios para afrontar pagos del mes pasado.
Isabel Gómez
Actualizado a:

Los trabajadores autónomos acogidos al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social están enfrentándose a una situación de hostilidad a la hora de afrontar los pagos. Así lo refleja el último ‘Barómetro del Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos de España’ correspondiente al mes de marzo de 2022. 

El estudio aborda la situación actual de trabajadores autónomos en España el pasado mes. En él se puede observar que tan solo un 24% de los autónomos obtienen más ingresos en 2022, frente a un 33% que se encuentra en el mismo nivel que en 2021. Por otro lado, se refleja como un 43% han visto reducidos sus ingresos en el pasado mes de marzo. 

Respecto a los costes, el 82% los ha visto aumentados, mientras que un 4% tiene menos costes y un 15% los mismos que el año pasado. Esta ecuación lleva al siguiente resultado: que el 73% de los autónomos está consiguiendo una menor rentabilidad respecto al año pasado, donde únicamente el 8% cuenta con un mayor rendimiento y el 19% está consiguiendo el mismo que durante el último ejercicio económico.

Motivos por los que los autónomos tienen problemas para afrontar pagos

Que España está afrontando una crisis económica desde hace más de una década no es una afirmación, es una realidad. Hay que contextualizar porque el tejido empresarial español está formado, aproximadamente, en un 98% por pequeñas y medianas empresas (pymes) y por autónomos. Estos últimos tienen hasta el 20 de abril para presentar la cuota trimestral del IVA y el IRPF, si lo realizan por tramos.

Además, ayer se conocía el dato del IPC de marzo por parte del Gobierno de España. El Instituto Nacional de Estadística (INE) situó a este indicador económico en un 9,8%, la cifra más alta registrada en el país desde 1985. La subida de la inflación subyacente, que ha alcanzado el 3,4%, ha provocado que el INE justifique estos datos bajo el paraguas del incremento del precio de la electricidad, los alimentos y los combustibles, entre otros. 

Si se pone el foco a nivel europeo, la guerra de Ucrania tampoco está reflejando una situación de desahogo económico tras la crisis sanitaria del Covid-19. Como se ha indicado en los últimos días por el Gobierno, la situación de la guerra de Ucrania ha provocado una escalada de precios por la falta de suministro de alimentos básicos, como el aceite de girasol. A esta última cuestión, añaden la huelga provocada el pasado marzo por el sector del transporte ante el incremento de precio del repostaje de carburantes.

¿Qué opinan las principales asociaciones de los autónomos?

Como se pudo saber en la primera semana de abril, el RETA sumó en marzo 7.878 autónomos, una cifra que es prácticamente la mitad del crecimiento registrado en marzo del año pasado, cuando el régimen de autónomos que cotizan a la Seguridad Social fue de 15.245 afiliados.

Como expresa el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, en general, “son datos positivos, pero es necesario tener mucha prudencia ante el escenario de incertidumbre que estamos teniendo, que indudablemente puede afectar a la contratación en el corto o medio plazo. Pero hay que quedarse con los buenos datos que son que ha aumentado el empleo, ha bajado el paro y hay más autónomos.”

Por su parte, Eduardo Abad, presidente de Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA), expone que  los sectores más afectados en marzo fueron “el textil y el calzado porque las empresas fabricantes, principalmente españolas, venden sus productos al mismo precio que para la venta online. Además, los pequeños comerciantes no pueden competir con la venta por internet.” Desde UPTA exigen “la intervención urgente del Estado para controlar los precios de referencia de venta y denunciamos el dumping que se está produciendo, vulnerando el derecho a la competencia.”