NoticiasTrabajo logo Unicaja aplicará un ERE con prejubilaciones que afectará a 2.700 empleados

Unicaja aplicará un ERE con prejubilaciones que afectará a 2.700 empleados

El nuevo Unicaja, de su reciente fusión con Liberbank, presenta un despido colectivo o ERE junto al plan de prejubilaciones para ahorrarse 193 millones en tres años.

Unicaja aplicará un ERE con prejubilaciones que afectará a 2.700 empleos
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El nuevo Unicaja anuncia un despido colectivo. Será la segunda medida tras la conjunta del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) junto al plan de prejubilaciones anunciado el pasado mes de octubre y que iba a afectar inicialmente a un conjunto de 1.513 empleados, según indicó la entidad bancaria de origen andaluz.

Ahora, se espera que esa cifra prácticamente se duplique, alcanzando los 2.700 trabajadores, según ha adelantado la próxima gerencia del nuevo banco, aún sin materializar, resultante de la fusión entre Unicaja y Liberbank. Los planes apuntan a la confección de una plantilla adaptada a la nueva situación del sector y que encuadre 7.000 empleados. Una reducción del 28% si se combinasen todos los trabajadores actuales de ambos bancos.

Este segundo tijeratazo de Unicaja responde a las exigencias de los analistas de Alantra pese al primer anuncio del ERE. En el informe elaborado tras el anuncio de la fusión, instaban a tomar más medidas debido a la insuficiencia de las mismas tras la sinergia para competir en igualdad de condiciones con Santander, BBVA o Bankinter. Según éste, el RoTe (retorno sobre el capital tangible), que mide el nivel de rentabilidad, sería de 5,5% respecto, por ejemplo, al 10% de estos.

El nuevo Unicaja quiere ahorrar casi 200 millones de euros en 3 años

La promesa realizada al mercado por las entidades presididas por Manual Azuaga y Manuel Menéndez tras la fusión confirmada el pasado mes de diciembre cifró en 193 millones el ahorro a tres años vista. Para ello, antes de que el nuevo Unicaja empiece a operar como tal, ambos bancos han debido de realizar ajustes.

Para comenzar, y hasta alcanzar esa cifra, ya se han comenzado a obtener sinergias procedentes del cierre progresivo de sucursales, fijada en un 28% de la totalidad nacional de su entramado de sucursales. Es decir, 395. Esto supondrá ahorrar en costes y duplicidad de contratos. Según Menéndez, presidente de Liberbank, la hoja de ruta trazada es economizar 29 millones este año y 153 el siguiente, hasta llegar a los 192 en 2023 con la finalidad de sufragar los costes de reestructuración perceptivos a la fusión: 1.200 millones de euros.

Contribuirán a las sinergias de las vías del ahorro los de la vía laboral. Es decir, los 85-90 millones de euros del ERE anunciado, aún en proceso de negociación con los sindicatos. Más el plan de prejubilación previsto para aquellos empleados en excedencia, unos 730, de Liberbank, que se estima en 40 millones de euros. A todo esto se unen los casi 437 trabajadores que abandonarán con proximidad, como tenía estipulado desde hace tiempo, Unicaja, y que aliviarán las cuentas en 25 millones de euros. En total, 155 millones de ahorro del que ya es el quinto banco de España.

Ajustarse al nuevo contexto

Como han explicado, el redoble en las medidas responde a la progresiva adaptación al nuevo contexto del mercado, cuyos tipos bajos de interés, la necesidad de acometer mayores provisiones, la mayor presión regulatoria y las cuantiosas inversiones en tecnología han minado la rentabilidad y eficiencia de los bancos.