NoticiasTrabajo logo Esta es la técnica militar para quedarse dormido en tan solo dos minutos

Esta es la técnica militar para quedarse dormido en tan solo dos minutos

Descubre la técnica que utilizan los soldados para quedarse dormidos en solo dos minutos. Es fácil y rápida, funcionando en el 96% de las personas que la han probado.

Cómo quedarse dormido en 2 minutos: la técnica militar que usan los soldados La técnica militar tiene un 96% de efectividad
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Olvídate del insomnio. De este y de todos los problemas de sueño. Hay una técnica militar que te hace dormirte en tan solo 2 minutos. Podrás dormir como un bebé sin gastarse ni un euro en esos productos “milagro” que prometen un sueño reparador mediante infusiones o pastillas. Lo ha compartido un experto en fitness en TikTok, revolucionando la red social.

Es tan eficaz que lo inventaron para que los soldados pudieran dormir en cualquier momento y en cualquier lugar, independientemente de que se encontrarán en una zona de guerra o conflicto. ¿Alguna vez has escuchado eso de “no me entero ni aunque me tiren bombas”? Pues nunca mejor dicho. 

Si les ha funcionado a los militares, a pesar de estar en situación de peligro y sin la comodidad de estar en su hogar, también te funcionará a ti. Te explicamos cómo ponerla en práctica según la explicación de “Justin_agustin”, el tiktoker que ha viralizado en la red social este contenido. 

@justin_agustin

Technique to falling asleep in 2 minutes! Insp. AsapSCIENCE on YT #sleep #fallasleep #insomnia #insomniac #learnontiktok #howto

♬ You - Petit Biscuit

Cómo funciona la técnica militar para dormirse rápido

Lo primero que tienes que saber es que a pesar de ser una técnica militar es súper sencilla de realizar. Hay que comenzar relajando el cuerpo, haciéndolo de forma progresiva: tras cerrar los ojos procedemos a relajar las mejillas y la mandíbula concentrándonos a la vez en nuestra respiración. Después, toca bajar al cuello y los hombros. Y así sucesivamente, desde la cabeza hasta los pies literalmente. 

Completado este paso, nos centramos en que los hombros no queden tensos. Para ello, hay que dejarlos caer lo máximo que se pueda manteniendo los brazos sueltos junto a los costados, incluyendo las manos y los dedos. En este punto, es importante imaginar una sensación cálida, como de calor, que se reparta desde la cabeza hasta la punta de los dedos. Lo que se dice por todo el cuerpo. 

Cuando se consiga, hay que realizar una respiración profunda exhalando lentamente el aire y relajando las mejillas, el estómago, los muslos, las rodillas, las piernas en general y los pies en último lugar. Recreando esa misma calidez, ahora habría que llevarla del corazón hacia los dedos de los pies. 

Durante este proceso es vital que se tenga la mente despejada, libre de cualquier estrés. ¿Cómo hacerlo? Imaginando uno de estos dos escenarios: imaginarse acostado en una canoa situada en un lago en calma, acompañados tan solo por un cielo azul claro sobre nuestras cabezas. Y, la segunda opción posible, imaginar que se está acostado en una hamaca de terciopelo negro en una habitación a oscuras. 

¿Qué pasa si comienzas a distraerte? Durante 10 segundos tienes que repetir las siguientes palabras: “No pienses”. Y aquí finaliza la técnica. ¿Funcionará de primeras? La teoría expone que tienes que entrenarla durante 6 semanas, no llega a dos meses, repitiéndola cada noche. Aunque pueda parecer un plazo largo, el resultado valdrá la pena, ya que el 96% de las personas que dominan la técnica aseguran ser capaces de quedarse dormidos pasados dos minutos después de cerrar los ojos. Ahora te toca a ti pasar a la práctica, estás a un paso de dormir como siempre has soñado.