NoticiasTrabajo logo Así se puede cobrar una ayuda de 463 euros al mes durante 5 años y seis meses

Así se puede cobrar una ayuda de 463 euros al mes durante 5 años y seis meses

El SEPE recoge ayudas a las que se pueden acoger los desempleados para cobrar 463 euros durante 5 años y seis meses. Estos son los requisitos.

Así se puede cobrar una ayuda de 463 euros al mes durante 5 años y seis meses Cuáles son las ayudas de 463 euros que se pueden cobrar durante cinco años y seis meses
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

Los trabajadores españoles, cuando hayan sido despedidos de sus trabajos y se encuentren sin ingresos, pueden cobrar una prestación contributiva por desempleo, es decir, el paro del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Si una vez que lo agotan, no encuentran otro empleo, podrán acogerse a los subsidios por desempleo del mismo organismo y que tienen una cuantía fija de 463 euros mensuales. Pero ¿qué pueden hacer para llegar a cobrarlos durante cinco años y seis meses?

En este punto, es importante destacar que todas las modalidades subsidios tienen fijada esa cuantía al mes, concretamente, 463,21 euros. Y eso es así porque, como se fijó por el Gobierno de España, el importe a recibir durante el 2022 debe corresponder con el 80% de Impuesto Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM). 

Cada uno de los subsidios por desempleo del SEPE tienen una duración mínima de seis meses, aunque, dependiendo de los ocho tipos a los que se acoja, el beneficiario de esta prestación no contributiva podrá durar más o menos. Si la modalidad lo permite y los requisitos para acogerse a él no cambian, la administración pública irá renovándolos cada medio año hasta agotarse o hasta que el subsidiario encuentre un nuevo empleo.

¿Cuáles son las ayudas de 463 euros que se pueden cobrar durante cinco años y seis meses?

Para que una persona que reciba el subsidio por desempleo pueda cobrarlo durante ese tiempo, debe acogerse a dos tipos de subsidios:

  • La ayuda familiar.
  • La Renta Activa de Inserción (RAI)

Por tanto, una condición indispensable es que la persona que lo reciba tenga hijos a su cargo, sobre todo para poder cobrar la ayuda familiar del SEPE. Esta tiene una duración de seis meses prorrogables. El tiempo máximo para cobrarlo va a depender de la edad del subsidiario, quedando de la siguiente manera:

  • Los menores de 45 años, que hubieran cobrado el paro durante cuatro meses o menos, le corresponderá una ayuda no contributiva de 18 meses.
  • Los menores de 45 años, que hubieran acabado su paro de seis meses o más, les corresponderán 24 meses.
  • Los mayores de 45 años que hayan agotado la prestación por desempleo de cuatro meses o menos, tendrán derecho a cobrar el subsidio durante 24 meses.
  • Los mayores de 45 años y que ya no cobren un paro de seis meses o más, podrán cobrar el subsidio un máximo de 30 meses.

Pero, como se puede observar, este periodo no queda aquí. Si los trabajadores siguen sin encontrar el empleo cuando terminen de cobrar todas las posibilidades de subsidio, pueden acogerse a uno extraordinario, la Renta Activa de Inserción (RAI). Está destinado, entre otros, a los mayores de 45 años parados de larga duración.

Por regla general, se concede durante 11 meses, pero se puede alargar hasta los 33 meses. No se podrá alargar más si se tienen familias a cargo, pero si dejan de tenerlos, ellos son los que podrán cobrar los 463 euros durante cinco años y seis meses.

¿Cuáles son los requisitos para cobrar las ayudas de 463 euros?

Desde el SEPE han marcado una serie de exigencias en la que los trabajadores que hayan agotado el paro y quieran cobrar el subsidio deben llevar a cabo. Se trata de los siguientes requisitos:

  • Estar en situación de desempleo y figurar inscrito como demandante de empleo durante un mes antes de pedir la prestación no contributiva.
  • Suscribir el compromiso de actividad que se debe tener con el SEPE.
  • Presentar una carencia de rentas. Los ingresos mensuales de los beneficiarios no deben ser superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Por tanto, no deben ser mayores a 750 euros al mes.

Como las dos ayudas se facilitan si se tienen cargas familiares, desde el organismo público explican que se tendrán en cuenta todos los ingresos de la unidad familiar y s dividirá entre los miembros de la familia que la componen.