Pensiones

¿Qué valora realmente la Seguridad Social cuando concede una incapacidad permanente?

El tribunal médico del INSS tiene en cuenta hasta 4 factores que determinan el grado de incapacidad permanente. Estas son las preguntas sobre las que gira la decisión.

¿Qué valora realmente la Seguridad Social cuando concede una incapacidad permanente?
Valoración incapacidad permanente Seguridad Social
Isabel Gómez
 

El proceso de solicitud de una pensión de incapacidad permanente al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) suele ser a veces de lo más tedioso porque los trabajadores afectados no saben qué valora realmente la Seguridad Social cuando la concede. Una duda que desde la misma administración han querido aclarar y que son cuatro, como se verá más adelante.

Hay que recordar que esta pensión contributiva se otorga cuando la persona ha sufrido un accidente, laboral o no, o padece una enfermedad común o profesional. Según la modalidad que resulte del examen del Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI), estos van a poder trabajar o no, constatándose así el grado de discapacidad: parcial, total, absoluta o gran invalidez.

El proceso consta de varias fases y puede ser muy dramático hasta que no se recibe la carta de resolución de incapacidades. A pesar de ello, desde el organismo público advierten que el tribunal médico no tiene la finalidad de actuar como barrera, sino que simplemente es uno de los actores que valora si el solicitante reúne todas las condiciones para que se le acepte la incapacidad permanente y la correspondiente pensión. Pero, ¿qué cosas se tienen en cuenta?

Valoraciones a tener en cuenta por la Seguridad Social cuando concede una incapacidad permanente

En el momento de pedir la pensión de incapacidad permanente, los trabajadores que acuden a la Seguridad Social se suele pregunta en qué consiste realmente ese examen médico. Hay que destacar que el proceso se va a decidir en tres partes de valoración y corresponden con las siguientes:

  • Cuando el o los médicos a los que se enfrente el futuro pensionista le hagan una serie de preguntas.
  • Cuando se realice un examen físico para ver cuál es el alcance real de la incapacidad.
  • Cuando se estudien todos los documentos médicos que el trabajador debe presentar.

Tras efectuar estos pasos y sacar sus propias conclusiones, el tribunal médico indicará si se pagará o no una pensión contributiva por incapacidad permanente del INSS o no. Además de ese examen, se concluirá el grado de discapacidad que se estima que tiene el afectado.

Por regla general, una vez que ha sido concedida, cada dos años la administración pública suele convocar en una reunión al pensionista junto al EVI para que este valore si ha habido una mejoría, un empeoramiento o se mantiene el grado de invalidez. Algo importante ya que afecta a la cuantía que puede percibir el beneficiario.

¿Qué criterios sigue la Seguridad Social para conceder la incapacidad permanente?

Que los futuros pensionistas que van a recibir la pensión de la Seguridad Social están nerviosos durante el proceso es un hecho, por eso el dictamen del EVI es tan fundamental para ellos. Por ello, deben saber que estos son los criterios que determinar el grado de incapacidad:

  • La influencia de la dolencia o enfermedad en la capacidad de trabajo del ciudadano. De esta manera se podrá ver si este está capacitado para realizar su empleo o tiene que dedicarse a otra cosa. Es decir, se verá si la persona está capacitada para hacer su trabajo, si puede hacer otras cosas diferentes o si no está capacitado para hacer ninguno.
  • El historial médico del paciente. Es el momento en donde los médicos comprueban si la dolencia o enfermedad por la que se ha acudido a la Seguridad Social tiene otras que se pueden añadir a la nueva. Esto puede suponer mayor gravedad en el estado de salud del paciente. Pueden haber ocurrido otras cosas que influyen en el estado de salud en el momento del examen.
  • Posibilidad de mejora del paciente. Los médicos también deberán tener en cuenta si este sufre una mejoría o no. En el caso de que exista una recuperación del trabajador, se le puede cambiar el grado de incapacidad. Hay que tener en cuenta que el EVI revisa este tipo de pensión cada dos años para ver cómo ha evolucionado la enfermedad o lesión. Lo que se pretende es que el beneficiario pueda trabajar cuanto antes y se recupere.
  • Criterios orientativos: estos pueden serviles de ayuda a los médicos en cada caso concreto del paciente. Por poner algunos ejemplos:
    • Informes o estudios que arrojen luz a la situación. -
    • Qué hizo anteriormente en casos parecidos…
ARCHIVADO EN: