Política

Yolanda Díaz avanza en su campaña a la presidencia con SUMAR

La ministra de Trabajo tiene pendiente aún la regularización del paro para las trabajadoras del hogar y las prácticas retribuidas que establece el Estatuto del Becario.

Yolanda Díaz avanza en su campaña a la presidencia con SUMAR
Yolanda Díaz, Vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social
Javier Martín
Actualizado a:

Nació el pasado mes de julio en Madrid pero ha comenzado a hacerse adulto en la tierra natal de su líder. SUMAR, el proyecto creado por Yolanda Díaz, tuvo su primer acto en O Courel (Lugo), el kilómetro cero del camino que la ministra de Trabajo y Economía Social y vicepresidenta segunda del Gobierno de España espera acabar en La Moncloa en lo que sería un hito sin precedentes en la historia nacional.

Y Díaz, que sube el telón al curso político con un reto tan ambicioso como arriesgado, ya ha empezado a correr esa maratón de cara a las elecciones de 2023, cuando llega la fecha de caducidad del actual Ejecutivo de coalición, PSOE – Unidas Podemos. El sinuoso contexto económico, marcado por la inflación, es el principal obstáculo para la titular de Trabajo, que deberá mezclar su rol gubernamental con la acción institucional.

¿Qué es SUMAR?

Para los que lo desconozcan o no se acuerden, está catalogado como movimiento ciudadano que busca “un nuevo contrato social”. Es decir, una especie de plataforma de diálogo social con seis meses de duración que estreche verdaderamente lazos entre la ciudadanía y la clase política. Dos sectores que cada vez se alejan más, con un votante, en general, desencantado con el desempeño político.

Nuevo recado a la patronal

Yolanda Díaz ha tenido que aceptar que la subida que pedía del SMI para este 2022 no podrá ser y  tendrá lugar en 2023. No era lo que ella pedía, a pesar de haber reclamado a la CEOE que “vuelva a estar a la altura” del país y que se siente de nuevo en la mesa de negociaciones para subir los salarios. Asimismo, apoyó y alentó las movilizaciones de los sindicatos.

También debe afrontar institucionalmente, junto al equipo gubernamental, los Presupuestos Generales del Estado del próximo año y acabar de alumbrar dos leyes: la regulación de las trabajadoras del hogar, con la intención de que cobren el paro, y el Estatuto del Becario, para establecer un suelo legal que garantice las prácticas retribuidas y la cotización a la Seguridad Social.

Yolanda Díaz extiende la mano al sector rural y agrícola

"Esta es la España vaciada en Galicia, donde necesitamos un nuevo contrato social con el rural y la tierra, uno que no se haga desde las capitales. Debemos atajar las causas profundas que producen la despoblación: el modelo productivo, la ganadería, la agricultura, la cultura, y los servicios públicos", declaró Díaz antes de recopilar las peticiones e ideas relativas a la sanidad, la educación, la cultura, el rural vaciado o el clima de casi una treintena de asistentes en la Fundación Uxío Novoneyra.
 
La siguiente parada de la hoja de ruta de SUMAR, que todavía no está trazada pero le llevará a Bilbao el próximo día 9, será, ya en 2023, la de estrechar lazos con las distintas formaciones políticas. Otro de sus desafíos. A saber, posee el apoyo de Izquierda Unida, Catalunya en Comú o el PCE. Sin embargo, desde el seno de Podemos deslizan que solo les interesaría la coalición.


 
 
 
 
 

ARCHIVADO EN: