NoticiasTrabajo logo Pablo Iglesias vuelve a Podemos: esta vez en la consultoría de Monedero

Iglesias vuelve a Podemos: esta vez en la consultoría de Monedero

Cuatro meses después de alejarse de los focos políticos, el ex vicepresidente del Gobierno actuará mano a mano con su antiguo compañero y amigo en el Instituto 25-M.

Iglesias vuelve a Podemos
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Pablo Iglesias vuelve a Unidas Podemos. Menos de cuatro meses después de cortarse la coleta, metafórica y literalmente, en busca de una nueva etapa alejada de los focos políticos, el ex-secretario general de la formación morada y exvicepresidente del Gobierno toma la puerta del garaje para volver a uno de los partidos del Gobierno de coalición junto al PSOE.

No lo hará en su brazo político, sino como copresidente de la fundación Instituto 25-M junto a su excompañero y amigo Juan Carlos Monedero, fundador de la formación morada. Entre sus nuevos cometidos, que compaginará con sus próximas colaboraciones en medios televisivos y radiofónicos como la SER, estará la de ingresar en el mundo de la consultoría y el mediático aprovechando la doble marca Podemos - Pablo Iglesias.

Tendrá que hacerlo bajo la sombra de la duda. Colectivos de abogados consideraron a la fundación 25-M como una posible caja ‘B’ del partido al evidenciar irregularidades sin justificar en proceso judicial abierto como un presupuesto opaco de hasta 50.000 euros destinados a cursos de formación de los que no había constancia o limitados en horas.

La fundación 25-M, fuente de controversia

No es el único debate que suscita la fundación de Unidas Podemos. Como afirmó la organización en el nombramiento de Iglesias, con toda la primera plana de la ejecutiva presente en signo de ‘re-bienvenida’, 25-M tiene la intención de una doble proyección con alta rentabilidad para ambas partes.

Por un lado, aprovechar la dimensión del nombre de Iglesias para abrir camino a la fundación mediante el mundo de la consultoría, que tan buenos resultados ha dado con el ejemplo Monedero, labrando contactos con altas esferas de gabinetes de comunicación y Ministerios de distintos países gracias al vínculo latinoamericano de Podemos. Por otro, brindar al ex líder morado una nueva vía laboral con altas remuneraciones como éste.

Además, Iglesias, que ya tiene experiencia prensa, radio y TV, también exploraría la vía de crear ese proyecto de medios de comunicación vertebrado por la fundación y en la que expondría su experiencia en el discurso político con la base de este tiempo en el Gobierno y en comunicación y redes sociales.

Esto ha provocado la pregunta del por qué de la vuelta de Iglesias tras desvincularse de toda actualidad política. ¿Tiene intereses ocultos? ¿Lo hace por fines personales o verdaderamente para ayudar a Podemos? Precisamente, el ex vicepresidente del Gobierno asume el rol que le dio a Monedero tras no aceptar su candidatura internacional: usar la marca Podemos bajo el manto de la fundación para cumplir sus objetivos en el mundo de la consultoría y su proyecto de medios de comunicación.

Iglesias, la tirita de Podemos

A pesar de la polvareda externa que se pudiera generar, en Unidas Podemos tienen claro que la ‘vuelta’ de su viejo líder supone un rayo de esperanza tras la sucesiva etapa de descomposición y regeneración que afronta un partido alejado de los síntomas de unión con los que se alzó a La Moncloa y que precisamente aceleraron este proceso que temen desde el partido que dirige ahora Ione Belarra. Por contentar a Pedro Sánchez, Iglesias se alejó cumpliendo la promesa de hacerlo cuando no fuera útil al partido, pero ahora, solo cuatro meses después, se vuelve a producir el reencuentro de una alianza aparentemente dependiente.