Consumo

El precio de la gasolina baja después de dos semanas sin parar de subir

Los cartelones de las gasolineras registrarán un descenso del 1,12% del segundo carburante más usado. Por otra parte, es la decimoquinta semana consecutiva en la que el diésel seguirá siendo el combustible más caro.

El precio de la gasolina baja después de dos semanas sin parar de subir
El precio de la gasolina baja después de dos semanas sin parar de subir
Javier Martín
 

El precio de la gasolina echa el freno después de dos semanas al alza, de escalada sin ‘stop’, este viernes, 25 de noviembre, los cartelones de precios de las distintas estaciones de servicio y gasolineras españolas verán cómo uno de los dos carburantes más consumidos por el parque de vehículos español decrece un 1,12%. De esta manera, supone un cierto alivio para los bolsillos de los conductores, al continuar manteniéndose lejos de los más de dos euros el litro que registraron este verano.

Baja el precio del barril Brent (cotizaba alrededor de los 84,7 dólares), el crudo de referencia en Europa, y lo hacen también la gasolina y el diésel, que siguen contando con esa ayuda estatal de 20 céntimos por litro para todos los conductores. Precisamente Nadia Calviño se refirió recientemente a la conveniencia de extender esta bonificación estatal. La ministra de Economía y también vicepresidenta del Gobierno se mostró partidaria de extenderlo a 2023, pero tan solo para aquellos vehículos que se usan para trabajar.

Precio de la gasolina y el diésel, hoy

Según los datos ofrecidos por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), el coste medio del litro de gasolina ha bajado esta semana hasta los 1,76 euros. Regresa, de esta manera, a estándares similares a los de la recta final de octubre. Por su parte, el gasóleo o diésel ha disminuido hasta los 1,87 euros, su nivel más bajo desde la semana del pasado 10 de octubre, cuando se situó en 1,85 euros.

La gasolina continúa siendo más barata que cuando entró en vigor la ayuda estatal de 20 céntimos por litro, a finales de marzo, cuando se situó en los 1,818 euros el litro). El diésel, en cambio, sigue superando ese nivel (1,837 euros) pese a los últimos descensos. Aunque hay que aclarar que estos precios no reflejan la subvención. Con ella, el precio del litro de gasolina sería de 1,564 euros, y el del gasóleo, de 1,676 euros. Contando con el descuento, el coste de la gasolina es un 3,37% más caro que en 2021. El del diésel, un 21,36% superior.

Diésel o gasolina: cuál es más caro

Los carburantes por excelencia llegaron a sus cifras récord en esta primavera, cuando llegaron a rebasar una frontera virgen, superando los dos euros por litro. Todo ello impulsado por la guerra en Ucrania tras la invasión de Rusia y el consecuente desequilibrio entre la oferta y la demanda por el sobrecoste de las materias primas para generar estos combustibles. Sin embargo, la realidad ha invertido la tendencia habitual de que el diésel sea más caro que la gasolina. Y ya son quince semanas de ello. Hoy, la brecha entre ambos se ha extendido hasta los once céntimos de diferencia.

Entre los motivos que dan explicación a un hecho que hasta hace poco parecía algo impensable se encuentra la guerra en Ucrania, principalmente. Que Rusia corte el gas de suministro a Europa ha provocado un sobrecoste récord que ha colocado al diésel por delante como materia prima principal de la electricidad. Y la nación dirigida por Putin, precisamente, es uno de los mayores exportadores. La devaluación reciente del euro frente al dólar, el cierre de refinerías europeas, el aumento de la demanda en diferentes sectores o el predominio de los vehículos diésel son otras de las razones.

ARCHIVADO EN: