Consumo

La OCU tiene un truco para hacer la compra a mitad de precio en Mercadona, Lidl...

La Organización de Consumidores y Usuarios señala una estrategia tan conocida como infravalorada para acudir al supermercado y llenar el carro minimizando los efectos de la inflación.

La OCU tiene un truco para hacer la compra a mitad de precio en Mercadona, Lidl...
La OCU tiene un truco para hacer la compra a mitad de precio en Mercadona, Lidl...
Javier Martín
 

La OCU tiene el secreto para hacer la compra a mitad de precio. Más que secreto, podría calificarse como la estrategia o técnica estrella del ahorrador definitivo, aquel capaz de adaptarse a las considerables secuelas y efectos de la inflación. A pesar de que el Índice de Precios al Consumo (IPC) que la mide ha dado un respiro en los últimos dos meses, la economía ya ha interiorizado sus consecuencias: según la propia organización, en el último año, entre el alza de precios y la inflación, el precio del carro de la compra ha crecido un 150%.

Es casi un imperativo, por tanto, buscar alternativas de ahorro ante el aumento del nivel de vida y la pérdida de poder adquisitivo. Una de ellas es comparar precios. Tanto en cuanto al establecimiento elegido, como, una vez dentro del mismo, entre los propios productos. En este sentido, se encuentra una estrategia tan conocida como infravalorada y que puede llegar a suponer, según un estudio elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios, ahorrar hasta un 50%.

Cómo hacer la compra a mitad de precio

Que el ticket de compra marque casi la mitad de lo que lo haría supone un gran alivio en la economía del hogar, compra tras compra, semana tras semana. Para ello, tan solo habrá que comprar los productos que estén a punto de caducar. En Mercadona, por ejemplo, se podrán reconocer fácilmente por una etiqueta redonda amarilla en la que se puede leer: ‘Bajada de precio: fecha de consumo próxima’.

Este hecho, el de que haya que consumir ese producto generalmente entre unos días y una semana vista, provoca que los establecimientos puedan rebajarlo considerablemente ante la posibilidad de que tengan que tirarlo a la basura. Y mejor sacar menos dinero que no sacar nada, a la vista empresarial, después de pagar por ellos. Además, como especifica no solo la OCU si no también el Ministerio de Sanidad, estos productos, a pesar de ser más baratos por su contexto, “pueden consumirse sin riesgo para la salud”.

De hecho no están caducados, ni mucho menos, solo que están a punto de hacerlo, lo que ‘obliga’ a su consumo inmediato y a su consecuente rebaja de precio por parte del establecimiento para no perder esa inversión. La propia plataforma recuerda que fecha de caducidad no es lo mismo que consumo preferente. Sin embargo, sí que se recomienda comprobar en la medida de lo posible el estado del producto antes de adquirirlo, sobre todo en productos frescos como frutas y verduras.

Dónde encontrar los productos a mitad de precio: ‘a punto de caducar’

No solo en Mercadona se podrá realizar esto, todos los supermercados lo llevan a cabo con generalidad en todo tipo de productos: frutas, verduras, lácteos, cárnicos…Encontrarlos, además, no es difícil. Además de que suelen portar etiquetado especial de referencia, también es frecuente que estén organizados en una misma sección o estante, frecuentemente cerca de la caja de pago. Además, al renovarse con cierta frecuencia, se recomienda pasarse periódicamente con tal de encontrar alguna ganga.

El otro truco complementario de la OCU a los productos ‘a punto de caducar’

Para sacarle aún más partido al ‘truco’ para hacer la compra casi a mitad de precio de la OCU, añade otro consejo complementario al de acudir a la zona de productos ‘a punto de caducar’: el de congelarlos. De esta manera, no se deberán hacer malabares y no saber si se dispondrá de tiempo para consumirlos. Es cierto que no se podrá realizar con yogures, frutas o verduras, pero sí con carne o pescado, pudiendo alargar su fecha de consumo hasta tres meses más, según indica la OCU.

ARCHIVADO EN: