NoticiasTrabajo logo Así subirán las pensiones contributivas: cuantías para 2022

Las pensiones contributivas van a experimentar, si nada cambia, una subida a partir del próximo año 2022. Todo ello se hará efectivo si finalmente se aprueban los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en lo que está reflejada esta nueva subida de aquellas destinadas a los beneficiarios de una pensión contributiva, siendo de un 2,3% más de lo que se cobra actualmente.

Estas prestaciones, que se entregan cuando el pensionista ha cotizado el tiempo mínimo suficiente al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), se dividen en 5 grupos distintos. Cada una de ellas con una serie de cuantías mínimas diferentes, y éstas se verán aumentadas tal y como se mostrará a continuación.

Aunque hay que destacar que, los nuevos pagos que se van a detallar, no son las cantidades fijas, sino que se trata de un dinero que se pagará en caso de que el pensionista que tenga derecho a una prestación contributiva y no alcance esas cuantías. En el caso de que la prestación a la que se tiene derecho sea mayor, habrá que hacer un sencillo cálculo matemático que también se especificará más adelante.

Las pensiones subirán un 2,3% en 2022

Tal y como marca la propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que dirige José Luis Escrivá, las pensiones que se entregan tras haber cotizado el tiempo suficiente a la Seguridad Social subirán un 2,3% a partir del primer mes de 2022, es decir, enero. Esta subida se verá reflejada en casi la totalidad de éstas, tanto en las cuantías mínimas como en las que no tienen establecido un pago fijo, sino que dependen de los años cotizados y la base de cotización. 

También hay que destacar que todas subirán, y es que aquellos que estén cobrando la pensión máxima contributiva, que alcanza los 2.707 euros al mes, cobrarán algo más de dicha cantidad. Por lo que aquellos beneficiarios del importe total que permite el Instituto Nacional de la Seguridad Social pasarán a recibir un importe de casi 2.769,26 euros al mes. 

¿Cuánto cobrará un pensionista con una pensión media?

A modo de ejemplo, se va a aclarar qué va a significar esta subida de las pensiones contributivas en un pensionista que esté cobrando una pensión de 1.200 euros al mes. Para calcularlo, primero habrá que conocer cuál es el 2,3% de 1.200, pudiendo hacerlo mediante una regla de tres o a través de las múltiples webs que existen para realizar el cálculo. Una vez se realiza, da como resultado 27,6 euros, que es lo que subirá una pensión de 1.200 euros al mes en 2022, es decir, el pensionista recibirá, de manera mensual 1.227,6 euros al mes

Pero, ¿es la misma subida si, por ejemplo, está cobrando 800 euros al mes? La respuesta es no. Esto es debido a que el 2,3% de 800 es de 18,4 euros, por lo que cobrará una pensión de 818,4 euros al mes en 2022. 

Es por ello por lo que, si no se trata de una cuantía mínima de la pensión, será necesario, primero conocer cuál es el 2,3% de la pensión que se esté cobrando de manera mensual. A continuación, se sumará el resultado que dé a dicho cobro, conociendo así el importe exacto que se va a recibir por parte de la Seguridad Social a partir de 2022.

Nuevas cuantías mínimas de las pensiones contributivas

Haciendo referencia a las cuantías mínimas que se van a pagar a partir del próximo año por parte de la Seguridad Social, cabe destacar que hay que dividir hasta 5 grupos distintos. Cada uno de ellos tiene una cuantía distinta, siempre en función del tipo de situación en la que tenga el pensionista, estas cuantías mensuales son:

Pensión por jubilación

En primer lugar hay que detallar cuáles son las cuantías mínimas que el Ministerio que dirige Escrivá destinará a las pensiones por jubilación ordinaria. A esta se podrá acceder siempre y cuando se hayan cotizado, como mínimo, 15 años a la Seguridad Social y existen tres contextos que se pueden dar, ya sea mayor de 65, menor de dicha edad, o mayor de 65 años pero con una incapacidad de gran invalidez. 

  • Menores de 65 años:
    • Cónyuge no a cargo: 628,2 euros.
    • Sin cónyuge: 664,66 euros.
    • Cónyuge a cargo: 821,84 euros.
  • Mayores de 65 años: 
    • Cónyuge no a cargo: 674,24 euros.
    • Sin cónyuge: 710,39 euros.
    • Cónyuge a cargo: 876,53 euros.
  • Mayores de 65 años procedentes de una gran invalidez:
    • Cónyuge no a cargo: 1.004,48 euros.
    • Sin cónyuge: 1.058,40 euros.
    • Cónyuge a cargo: 1.305,86 euros.

Pensión por incapacidad permanente

Por otro lado se encuentran las pensiones por incapacidad permanente que se pagan de manera mensual. Fuera de éstas se encuentra la incapacidad parcial, ya que se destina un único pago por parte del INSS y no entra dentro de las opciones contributivas. En este tipo de pensión, hay que diferenciar un total de 4 grupos, teniendo, cada uno de ellos, un total de tres cuantías distintas, dependiendo si se tiene o no un cónyuge a cargo. 

  • Total derivada de una enfermedad común:
    • Cónyuge no a cargo: 519,12 euros.
    • Sin cónyuge: 523,76 euros.
    • Cónyuge a cargo: 523,76 euros.
  • Total para personas de entre 60 y 64 años: 
    • Cónyuge no a cargo: 628,2 euros.
    • Sin cónyuge: 664,66 euros.
    • Cónyuge a cargo: 821,84 euros.
  • Absoluta o total para personas de 65 años:
    • Cónyuge no a cargo: 674,24 euros.
    • Sin cónyuge: 710,39 euros.
    • Cónyuge a cargo: 876,53 euros.
  • Gran Invalidez: 
    • Cónyuge no a cargo: 1.011,36 euros.
    • Sin cónyuge: 1.065,64 euros.
    • Cónyuge a cargo: 1.314,8 euros.

Pensión por orfandad

Por otro lado, esta subida también afectará a aquellas personas que sean beneficiarias de una pensión de orfandad. Esta está destinada a los hijos de una persona fallecida que tuviese derecho a una prestación y que, por lo tanto, serán sus herederos quienes reciban el cobro de la misma. En este caso, hay que diferenciar hasta 3 casos distintos. 

  • Un beneficiario: 217,12 euros.
  • Menor de 18 años o tiene una discapacidad igual o superior al 65%: 430,23 euros.
  • Si sufre orfandad absoluta: 755,30 euros.

Pensión por viudedad

Otras de las prestaciones contributivas que van a subir son las pensiones de viudedad. Estas las cobra la pareja de hecho o pareja superviviente del matrimonio cuando la otra persona ha fallecido. Esta prestación tiene un carácter indefinido siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos y se distinguen cuatro cantidades económicas distintas.

  • Menor de 60 años: 538,18 euros.
  • De 60 a 64 años: 664,66 euros.
  • Tener 65 años o una discapacidad igual o mayor al 65%: 710,39 euros.
  • Tener cargas familiares: 821,84 euros.

Pensiones SOVI

Por último, y también menos comunes, subirán aquellas pensiones que forman parte del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI). Estas, a su vez, se pueden dividir en dos vertientes diferentes, cada una con una cantidad de dinero distinta para el beneficiario. 

  • Pensiones de vejez, invalidez y viudedad: 454,95 euros.
  • Prestaciones SOVI concurrentes: 441,56 euros.